miércoles, 30 de mayo de 2012

ANTONIO MIGUEL CARMONA , EL POLITICO 2.0


Me pasa como a la mayoría de vosotros :estoy asqueado de la política.

Creo que todos los políticos son "el mismo perro con distinto collar", que nos toman a todos por tontos, que nos manipulan y que se basan en el "voto borrego" para defender sus intereses, y que esos intereses no suelen coincidir con los del interés general.

En esta travesía del desierto uno busca el palo al que agarrarse ya que aunque desencantado y harto del panorama uno no puede dar la espalda a la realidad y hay que afrontarla con gallardía, imaginación y mucha información.

Yo al cabo del día me leo muchos periódicos de todos los colores y cojeras ( unos nueve)  y veo algún debate en tv para saber que grado de vaselina debo aplicarme esta vez ante la llegada del viernes de propuesta gubernamental.

Es ahí donde descubrí a Antonio Miguel. Le tuteo desde el descaro, desde la legitimidad que me da que sea representante de la voluntad de una parte de la ciudadanía y sobre todo por la cercanía que me profesa cada vez que le he comentado algún tema en persona.

Tiene muchas virtudes.
Una virtud básica es que tiene cara de buena gente. Yo soy muy rígido con eso, si uno tiene cara de buena persona suele ser buena persona, y si tiene cara de hijo de puta suele ser un hijo de puta. El nivel de error es mínimo.

Otra virtud es que escucha. No debería de ser reseñable, debería ser el hábito principal de los políticos, pero no lo hacen. Antonio Miguel escucha y razona. No siempre estoy de acuerdo con él, pero sé que lo dará "una vuelta".

Está preparado. Es profesor de Universidad, economista y gran orador, es decir es la antítesis de los últimos tres presidentes del Gobierno que hemos tenido que sufrir (y estamos sufriendo).
Menos mal que nos gobiernan desde fuera porque si fuéramos autónomos estaríamos más jodidos todavía.

Tiene carisma y encanto. Esto no se compra en los grandes almacenes. Es innato y cae bien hasta a los rivales políticos.
Es amante del diálogo y del intercambio de ideas, y no es un "talibán" servil y poltronero.

Además de todo esto tiene algo que le hace único:es el "don de la ubicuidad". Puedes poner cualquier cadena de televisión y aparece en algún debate político.
Esta en todas las cadenas, independientemente del signo del partido que las manejan. Eso si que tiene mérito.

Como "broche de oro" añadir que Antonio Miguel está muy presente en las redes sociales. Él sabe que la opinión se crea en esos foros y que las guerras se ganan en la lucha "cuerpo a cuerpo". Por lo que a mí respecta me ha ganado para su causa, para la forma de ver la vida, para el diálogo argumentado y la cercanía.

Es por todo esto que creo que es el "político 2.0", el más firme representante de lo que debe ser un político del siglo XXI y espero que cunda el ejemplo para que los temas se debatan, se apoyen con bases fundamentadas y se "de la cara" siempre en vez de vivir escondidos en una jaula de oro regalada por los votantes.

4 comentarios:

Julio Benavente Caballero dijo...

A ver si cunde el ejemplo.
Gracias. Un abrazo.

Cari dijo...

Pues creo que es una especie NO a punto de extinguir, directamente extinguida.
Tiene cara de buena persona, nunca sabemos si la cara es el reflejo del alma, ¿que hago yo hablando del alma si no creo en ella? misterio...
Un abrazo Carlos.

frank dijo...

Genial!

rocio dijo...

Mira q me interesa poco la política del asqueo tan grande q tengo, pero con este hombre me has despertado el interés ;)