jueves, 2 de julio de 2015

¿Y SI LOS SUEÑOS FUERAN RECUERDOS DE COSAS YA VIVIDAS?



He puesto la imagen de Homer para despistar, para que no parezca que voy a hablar de un tema denso y pastoso, quizás innecesario para un día caluroso.

Últimamente estoy muy místico. No es bueno, es mejor vivir la vida sin pensar en las causas de los hechos ni en el futuro lejano. Lo sé, pero el tema de los sueños siempre me ha atraído.
Creo en la reencarnación, estoy seguro de que se produce. Creo que somos almas que pillan cuerpos prestados. Es por eso que no creo en Dioses y sí que creo en energías. Por eso nunca he entendido lo de los cementerios y soy más de incineraciones. Lo de ir a un sitio a velar los restos de alguien me parece poco útil, soy más de recordarle en mi memoria y como yo quiero, sin caja de pino o demacrado por una enfermedad.

Yo tengo lo que se llaman "sueños lúcidos". Hay una parte de la población mundial que los tienen, un diez por ciento según varios estudios. Esto conlleva que nunca tengo pesadillas. Si sueño soñaré cosas agradables o por lo menos que no sean angustiosas.
Soy plenamente consciente de que estoy soñando, pero solo "intervengo voluntariamente" cuando la aventura onírica puede llevarme a un proceso dañino.

Como curiosidad añadida diré que siempre que sueño con alguien se lo digo. A veces no se me ha entendido ese acto, pero es como si tuviera la necesidad de contarlo. El problema es cuando son sueños húmedos, son más difíciles de contar directamente. Aún así lo hago.

Bueno, pues llevo unas semanas pensando que los sueños no son casuales, que son recuerdos de mi YO en otras vidas. Por eso es que la mayoría de las veces no reconozco a los intervinientes. Creo que es una especie de diario que leo todas las noches y que saboreo porque en el fondo es sentirme libre.
Eso explicaría que a veces tengo otros rostros, a lo Arya Stark.

No creo que sean aleatorios, creo que es como si en cada circunstancia eligiera, sin saberlo, el pasaje de mi diario vital que me dará lo que quiero en ese instante. Todo puede tener relación con algo que he hablado, vivido, leído, sentido...

Muchas veces escucho eso de "hay que vivir los sueños", a lo que ahora respondería "lo mismo ya lo has hecho". Nadie puede decirme que esté equivocado, al igual que nadie puede demostrarme que exista ningún Dios y mucho menos que de existir que sea clemente y bondadoso (a los datos de catástrofes me remito).
Tampoco me convencen de que haya infierno, aunque eso me lo creo un poco más cada vez que vomito después La Razón o el ABC. El calor que hace ahora también de da que pensar que Pedro Botero se ha dejado alguna puerta abierta y emana para aquí el calor de su caldera.

Me gustan los sueños, me gusta soñar. En ellos beso a chicas que no podría besar nunca, aunque puede que las haya besado ya.

Creo que soñar en necesario. Hace poco soñaba que vivía en una Democracia donde había libertad de expresión. Fue una terrible putada despertar y ver que vivimos en los años 40. Me invadió el desasosiego y me tuve que refugiar en Calderón de la Barca y en su "La vida es sueño".

Seguiré soñando, mucho, cada vez más, tengo unas ganas terribles de soñar, porque en ese instante nadie me puede multar por rebelarme ante la mierda.

Vosotros dad una vuelta a esto y decidid si lo que soñáis ha sido vivido ya.

Diego Torres nos habla de sueños:








lunes, 29 de junio de 2015

"TENGO UNA RELACIÓN CON..." EN FACEBOOK. REFLEXIONES SOBRE ESTO.


Voy a intentar contenerme.
El cuerpo me pide decir lo que pienso de esta horterada ejemplo de indiscreción. ¡Ups!, ya lo he dicho.

Cada vez que leo en el Facebook de un agregado "tengo una relación con..." me surgen muchas preguntas. Mi mente, con mucho trabajo, se colapsa con el calor. No puedo descubrir el significado de mantener esa frase en la sección "información" del perfil de Facebook.

Quiero imaginar que algunas veces se pondrá por orgullo. Vale, lo compro. Luego entro en el perfil del "relacionado" en intento ser generoso para encontrar méritos. Alguna vez me digo : "¡coño, bien jugado!" y sonrío. La mayoría de las veces me quedo preguntado al gato (que no tengo) sobre el motivo de gritar a los cuatro vientos que se tiene a alguien en la vida y que ese alguien se llama Fulanito Chinaski.
Si estás orgulloso de ello mola. Si lo pones es que parece que tienes que marcar territorio, y eso ya no mola tanto. También puede ser que no se lo crea la gente y crea que tu pareja es el hombre invisible (porque siempre estás contactada) y por eso has obligado a ese maromo a fotografiarse y poner la foto en un perfil que no tiene entradas y que la biografía está más limpia que la camiseta de un niño del Opus.

*Aclaración: me dirijo a las mujeres por un tema de igualdad, por no decir eso de amigos y amigas, compañeros y compañeras, señores y señoras, que dicen los políticos para lograr la paridad verbal y que suena a peloteo de guión. Yo directamente me refiero a las mujeres, pero es aplicable a los hombres. Esto es igualdad, señoras.

Puede que hayas puesto que tienes una "relación con..." para espantar moscones. Bien, puede funcionar, aunque no es muy efectivo. Las relaciones son tan complejas que lo que realmente puede espantar a un tipo como yo no es el estado civil, o que tengas una relación, es que seas miembro de FAES. No me gustan los bigotes, raruno que soy. Lo otro es tan relativo y tiene tantas aristas...

En este caso tienes que ser cuidadoso con el "pagafantas" que adjuntas como relación.
1. Opción A.  Lo enseñará a la familia, a la panadera, incluso a sus compañeros de ballet y nada, no logrará convencer a nadie de ello porque eso de ver "Billy Elliot" cuatro veces al día no deja indiferente a nadie.
2. Opción B. Si el pagafantas es de los amigos que creen que van a tener roce es peor. Lo publicará en los diarios nacionales en la página 3 y pronto anunciará el compromiso. Te saldrá el tiro por la culata. Será difícil que te lo quites de encima.
3. Opción C. Os casaréis y tendréis seis hijos. Uno os saldrá del Betis.

También está la posibilidad de que sea verdad y que el sujeto receptor del amor no tenga ninguna tara aparente, entonces es cuando no entiendo lo de la indiscreción. ¿No es mejor lograr que la vida privada siga siendo "privada"?¿no es mejor que ciertas cosas queden en la intimidad? ¿qué necesidad hay de exponerse? ¿a quién le importa con quién os acostáis, cenáis, os levantáis? ¿también vais a poner el número de cuenta en Facebook? ¿y el resultado de los análisis de sangre? ¿lo de la almorrana?

Para vuestro disfrute he hecho un experimento. He puesto en el buscador de Google:

"Tengo una relación con en Facebook" y me han salido, completando la frase, estas opciones:
- 1 ... y no aparece
- 2 ... pero no se ve
- 3 quitar tengo una relación en Facebook
- 4 si tengo una relación en Facebook. 

Es decir, atentos. Nadie se pregunta el motivo de ponerlo, nadie trata de combatir el calor compartiendo sabios conocimientos con vosotros. Curioso.

La 1 está preocupada porque no aparece, al igual que la 2. Eso suena bronca del pariente que no ve unido su nombre al perfil de la amada. La foto de bodas partiendo el pastel no es suficiente. Esta gente es una agonías, ¡disfrutad de que no se ve, cojones!
Vamos a matarnos la cabeza porque si no pone que tengo "una relación con..." no podré ver el último programa de Mujeres y Hombres y viceversa tranquila , tiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiia, ¿vale?

La 3 merece todos mis respetos. Puede que se haya dado cuenta de que era una gilipollez o puede que haya decidido ser soltera. Cualquiera de las dos opciones me parecen loables. Si ha cambiado de relación ya no, no me lo parece tanto.

La 4 es la más preocupante, es la que se quiere reafirmar. Ahí ha habido bronca gorda en casa. Mis condolencias. Haz caso a la 3 y deja a ese pavo, no te conviene.

Bueno, creo que me ganaré más de un comentario dándome cera y diciendo que no respeto las voluntades ajenas, que apoyo a Grecia o que a mi lo que me pasa es que soy un golfo.
No podré negar ninguna de las tres opciones, aunque la primera la justificaré con este post. Lo mismo cuela.


martes, 16 de junio de 2015

LA SERENDIPIA


A algunos os sonará esa palabra de haberla oído en la película cuya imagen adjunto, a otros ni eso.

La peli está bien, es bonita, demasiado exagerada pero chula. De esas que ves y te deja tranquilo en el sillón con un regusto agradable en el paladar y un enamoramiento brutal hacia sus protagonistas, según gustos.
Bien, todo muy idílico, pero ¿conocemos el significado de la palabra "serendipia"?

Según wikipedia (que para algunas cosas me parece acertada) la serenpidia es un descubrimiento o un hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta. También puede referirse a la habilidad de un sujeto para reconocer que ha hecho un descubrimiento importante aunque no tenga relación con lo que busca. 
En términos más generales se puede denominar así a la casualidad, coincidencia o accidente.

Seguro que habéis escuchado eso de "si sales a ligar, en plan desesperado, no harás nada", "si buscas pareja  con demasiada tozudez espantarás a los chicos/as buen@s", "no te agobies por lo que tienes o no tienes, lo bueno llega solo"...
Hay muchas más frases de esas que nos han dicho en casa, los amigos, la gente que nos quiere e incluso los que no tienen ni puta idea de nada, pero que opinan.

La serendipia presupone la "no búsqueda" de lo que se ha hallado unido a la importancia. Si te encuentras dos céntimos en la calle no vale, eso es miseria.
Es una casualidad que "eso" valioso se haya producido, que aparezca en nuestras vidas. No se espera.

Es precioso cuando llegan cosas que no esperas, suelen ser las más emocionantes.
Por ejemplo: recibes una herencia de una tía de Alemania que no conoces, emociona, mucho, lloras y todo.

Muchas veces hemos llamado a esto "casualidad". No está mal empleado, pero mola más sedendipia, es como si hiciera énfasis en lo afortunado de lo encontrado. Tiene connotaciones más complejas, valorando más lo que se consigue.

Yo tengo mucha suerte, he sido agraciado con lo que engloba esta palabra en los últimos meses varias veces, en varias parcelas de mi vida. Estoy seguro de que muchas personas no lo padecerán nunca.
Se une a la química, a las ganas de compartir cosas con esa persona, al interés mutuo, al suponer cosas que no habrías supuesto (si hablamos de personas, obvio).
Las cárceles de oro tienen muchas veces demasiado gruesas las paredes y son aislantes de verdaderas maravillas que se encuentran en el mundo exterior.

Siempre digo que soy afortunado. Según la escala de valores, de cada uno, puede ser más o menos discutible. Yo creo que tengo mucha suerte con temas de salud y con temas personales.
Además, logro (sin buscarlo) que unas personas me complementen a otras y así poder hacer mi camino vital más emocionante y valioso.
Sostengo que esas personas piensan lo mismo de mí, quizás presupongo demasiado.

Cada vez creo más en esta palabra.

Recuerdo que cuando teníamos 20 años nos poníamos la camisa blanca, nos echábamos 3 litros de colonia, íbamos peinados como los de Sensación de Vivir, aparentábamos dinero invitando...y nada. No hacíamos nada o hacíamos poco. Nos olían. Nuestra cara delataba demasiado nuestras intenciones y nos dejaba desnudos frente a la voluntad de las que nos ignoraban... con razón.
Ahora se logra mucho más sin forzar las cosas. Hablando, compartiendo sentimientos, pensando en los otros sin demasiadas premuras. Así llega lo bueno, buscas conversar y te aparecen sentimientos, oportunidades, complicidades...

Creo que estos meses que tengo por delante van a ser cojonudos, lo sé porque la serendipia llama a mi puerta, y no, no aparece Matías Prats diciendo " te estamos buscando", aparecen personas que completan la vida aportando argamasa para mis ladrillos.

Como matiz final me gustaría añadir que también es fortuna perder, a veces es casi mejor que ganar. Es una forma de emprender otros caminos que pueden tener mejor fortuna, pero la única condición para ello es no obsesionarte, fluir, remar y sonreír.

El destino...es demasiado cabrón y estimulante, si se porta bien. Puede que no todo el destino esté fijado, puede que dependa de ti, de tus actos, de tus comportamientos, de tu valentía.


                Escena de la película Serendipity donde se habla del destino...









lunes, 1 de junio de 2015

GRAN Y MARAVILLOSO SORTEO DEL BLOG MIS MEDIAS MENTIRAS


Para celebrar que la gente me lee, que hace calor y que he perdido un kilo de peso en la operación bikini voy a realizar un sorteo cojonudo para que una de las personas que tienen a bien leerme se lleve un detallito.

El ganador del acto (del premio, aclaro), será elegido de manera honrada, limpia y contaré con una azafata de prestigio que atiende al nombre de Srta. Bárcenas. Lo haré con un programa de esos que metes números y eligen uno que nunca eres tú.

Sorteo un TALONARIO de 6 TALONES para lavar y peinar o corte chico que tendrán que ser usados en cualquier peluquería EASY CUT! del país. Si en tu ciudad no hay esta cadena de peluquerías podrás regalarlo o soltearlo en tu blog.
Está valorado en 47,95 euros. Será enviado al domicilio del agraciado lo antes posible. Todos conocemos como va Correos, paciencia.
Si la ganadora es mujer y quiere que se lo de en mano con una cerveza de propina se puede negociar.

BASES:
- Sorteo exclusivo para todos los residentes en España. Al poderse disfrutar sólo en este país no tiene sentido hacerlo para gente que viva fuera.

- Tendrás que:

1. Ser seguidor del blog, bien por aquí o bien por Facebook. Mínimo una de las dos cosas.
2. Tendrás que compartir el sorteo en TU MURO de Facebook o Twitter.
3. Tendrás que comentarme este post aquí o en Facebook diciendo que has hecho las dos cosas que te he pedido. No se tarda mucho.

Me podrás dejar piropos de propina o el whatsapp, eso ya es voluntario. Acepto proposiciones deshonestas siempre que sean de corazón.

Repito, para ser admitidos en el sorteo tienes que hacer los 3 pasos. Si no haces alguno no entras en el sorteo y no te asignaré un número de participación.

El sorteo se hará el MIÉRCOLES 10 de Junio a las 21 horas de la tarde. El plazo se cierra dos horas antes, a las 18 horas del día 10 de Junio. Me pondré en contacto con el ganador o ganadora una vez conozcamos al feliz agraciado.

Muchas gracias por leerme, seguirme e incluso por no insultarme.
Se os quiere.

miércoles, 27 de mayo de 2015

"A VER SI NOS VEMOS"


Ni de coña, no quiere que os veáis, es un formalismo vacío de contenido y de sentimiento. Le importa una puta mierda verte. Lo único que quieres es que te vayas y que no tenga la mala fortuna de encontrarse contigo nunca más.

Vale, después de esto ya puedes dejar de leer este post porque ese es el resumen de lo que engloba esa expresión tan falsa,  la popular "a ver si nos vemos".

Hay expresiones estúpidas como el "¡cuídate!" pero que no engloba malicia. No desea realmente nada malo, al revés son buenos deseos desde un punto de vista ignorante (en un buen sentido, de campechano, como el ex-Rey) . Ignora las leyes de la naturaleza de supervivencia de la especie que exponen que todos tendemos a cuidarnos y a no hacernos daño, por lo menos conscientemente. Por eso el "cuídate" sobra porque nadie se va a auto-lesionar si te vas a tu casa. Pero bueno, de eso ya hablé hace meses, cuando era virgen.

Si alguien que se ha encontrado contigo por casualidad y que ha mantenido una breve conversación contigo por educación y obligación te dice que "ya nos veremos" o "a ver si nos vemos" es como si te dice que : "¡maldita sea mi estampa! el tiempo que he perdido contigo podía haberlo dedicado a actualizar el Twitter, ver los escaparates de zapatos o en contar árboles en una plaza".

Esto jode, salvo que no quieras verlo, pero hay algo mucho peor: que te lo digan después de una cita.
En este caso se utiliza más el "estamos en contacto" o el "ya nos llamamos". Mentira, no quiere ni contacto ni llamarte. Follas mal, eres aburrid@, no le gusta tu conversación o no le gustas tú. Siento ser brutalmente honesto, pero es así. Aborrezco a los bien-quedas.

Si alguien tiene interés pone fecha, pone medios para que ese encuentro se produzca, incluso busca alternativas en el momento de la propuesto rebatiendo "noes". Eso se llama interés.

Si encuentras a alguien, casualmente, y no te pide el móvil, el correo, tu nombre en las redes sociales, es que pasa de ti como de la mierda.
Todo lo que salga por esa boquita es mentira, no quiere verte más. Lo he dicho antes, has sido una coincidencia temporal y quiere que no se repita. Es más, intentará cambiar la ruta para no verte más.

En el tema citas esta expresión tiene más condicionantes. Si no sabes leer miradas y no puedes analizar el feeling es un impedimento grande para poder distinguir "realidad" y "deseo". Una cosa es lo que escuches y otra la que te hayan dicho. Si la gente fuera más honesta no habría dobles interpretaciones. Habría que condecorar a los sinceros.
Si ha sido un coñazo de cita con decir un "espero que seas feliz" o un "espero que tengas suerte en la vida" tendría que ser suficiente. Aunque el "mira, creo que esto no se va a repetir, me tienes como amigo (si te interesa)", "¡qué te vaya bonito!" sería más emotivo.
Si ha estado bien siempre habrá un "¿nos vemos el próximo fin de semana?", siempre se querrá cerrar una fecha aproximada. Eso es, reitero, interés.

Ya es hora de que nos dejemos de andar con paños calientes. La vida dura poco y es muy bella para perder el tiempo con gente que no merece la pena o que nos da pereza mental pensar en ella. Es sencillo, o te agrada o no te agrada, punto. Sin dar largas y sin eufemismos que provocan más daño en la esperanza que lo que conllevan  la propia realidad.

Si me veis y queréis quedar conmigo decídmelo. Sin rodeos. Otra cosa es que vuestra propuesta sea aceptada, pero en mi caso valoro mucho la valentía y si tengo que dedicar mi tiempo prefiero que sea con un valiente que con un cobarde.

¡Nos vemos!




lunes, 4 de mayo de 2015

ENCUENTRO DE BLOGUEROS INSPIRADOS DE LA FERIA DEL LIBRO DE VALLADOLID


De todos los puntos tratados, de todo un guión que destrozamos en 30 segundos, el del apellido "inspirados" fue el único que nos dejamos en el baúl. Yo tenía preparada una ristra de gags donde reconocía que la "inspiración" era algo que me parecía muy osado que se nos reconociera. Lo correcto sería decir "blogueros inspirados a veces". Desconfío del escritor con horario de oficina.
Mira, de eso también hablamos, de lo que es ser "escritor". La verdad es que partía con desventaja porque soy el único que no ha escrito un libro. Siempre saco el mismo tema en debate porque es uno de los favoritos de mis amigos escritores y me gusta provocarles, no tiene más recorrido.

Todo esto empezó un mes antes cuando Juan Pizarro me invitó a participar en este evento. Es una ocasión única, más para un tipo raruno como yo, así que acepté encantado.
El otro interviniente era el lozano David Redondo Iglesias. Un gran tipo también. Le envidio la edad, pero ya la tuve. Espero que el aprenda tanto de esos años como yo lo hice.
Juan también los ha vivido y sabe de que color tiene los ojos la "pálida dama" así que tengo que aprender de ellos para mejorar. Son gente muy presentable, de la de invitar en tu mesa en tu casa.

Cuando me preguntaron, días antes, dije que no tenía nervios, o eso creía. Yo he dado bastantes formaciones y he sido extra de serie colombiana, no tengo mucho miedo escénico, pero sí que reconozco que horas antes del "bolo" tenía una sensación extraña. Es ese sentido de la responsabilidad mezclado con la ansiedad buena y las ganas de no decepcionar. Todo eso me pone cachondo. Los litros de agua que ingerí en el transcurso del encuentro y el que no parara quieto un segundo vienen de serie. Soy incapaz de ver una peli sin moverme, siempre tengo que estar haciendo varias cosas a la vez.

Nos quedó bien el invento, fue ameno, se me pasó rápido. Con esos compañeros es fácil meterse en empresas.
Les agradezco su paciencia por soportar mis muchas interrupciones, mis "poses" a lo Risto Mejide, mi aceleración, mis discursos políticos camuflados, mis bromas y mi verborrea incontrolable propia de Wyoming.
Debería haber mantenido una pose más seria y educada en la mesa y haber mirado más al público, pero como me dijeron que era una "charla" yo me lo tomé como tal y estaba como estaría en cualquier bar con sillones cómodos, relajado y olvidándome del "respetable" salvo para hacerles cómplices de mis gracias de showman en prácticas.

Tratamos muchos temas, pusimos mucho de "nosotros" en ello. Creo que fue un evento muy de "verdad",  no nos dejamos la sinceridad en el vestuario y nos expusimos sin caretas. Soltamos lo que teníamos dentro y eso se notó, ya lo creo que se notó.

Hablamos de nuestras motivaciones, de nuestros comienzos, de nuestros "vicios" al escribir, de nuestros errores, de nuestra difusión, de las redes sociales, de nuestras influencias, de nuestras deseos, de nuestras expectativas, de nuestros modus operandi, de nuestra libertad para hacer lo que queremos y de nuestros escritores de referencia.
Eso es al final lo que me queda como alegato: somos libres de escribir lo que nos place sin tener mucho en cuenta la posible opinión de la parroquia. El blog es un ejercicio de libertad, la misma que tienes para escribir la tiene la gente para leerte.
En este momento de "mordazas miserables" y de "pensamiento único manipulado" son necesarios los blogs que no vivan de rodillas sometidos a la tiranía de lo establecido, resignados a lo que te ofrecen en el menú, serviles con lo que te recomiendan en misa...



Fue una experiencia genial.
Espero que se repita lo de compartir tiempo con esta gente. Con ellos voy donde quieran...siempre que haya agua.















lunes, 27 de abril de 2015

PUTO PERIODO CABARET PUNK : SANGRANDO ARTE


Hay veces que voy a los eventos a ciegas, me gusta la idea de "no saber que me voy a encontrar". Mi incertidumbre suele ser recompensada y hay situaciones, como este caso, en  las que acabo más feliz que Massiel en una barra libre. Sí, literalmente y metafóricamente.

Reconozco que el Cabaret nunca ha llamado mi atención, siempre me ha resultado sobrecargado y pesado. El Punk sí, está entre mis preferencias musicales. Es una de esas buenas costumbres que tengo cuando estoy a solas y quiero despejar la mente con acordes potentes y letras irreverentes. Me gusta lo políticamente incorrecto, no puedo luchar contra mi esencia.

Me gustó la ambientación y el recibimiento en el Porta Caeli. Esa luminación abusando del rojo, esos sillones con estampados propios del barrio chino de cualquier gran ciudad, ayudaban a meterse en ambiente.
La idea de recrear una barra de prostíbulo en el escenario, de manera sencilla pero efectiva, me pareció buena idea.

Los participantes en esta genial locura se paseaban entre los asistentes saludando, exponiendo poses de buenos actores de método, ofreciendo condones customizados y haciéndose fotos a tutiplén sin pensar que podría haber hombres casados que no podrían justificar en casa, si su mujer les coge el móvil en un arrebato, que esas fotos con señores bigotudos portando pelucón son propios del espectáculo y no de un local de la Junquera por donde pasa con el camión 3 veces por semana.

Si la ambientación era notable la caracterización (de Polo Korstanje) y el vestuario eran sublimes. Esos corses imposibles, esas pelucas exageradas buscando la sorpresa y la hipérbole eran cojonudas.



En el escenario teníamos a cinco chicos y a dos chicas, creo. Tampoco podría asegurar tal dato, me estoy guiando por las barbas y los bigotes y después de ver lo que luce la Pantoja me surgen las lógicas dudas.
Looks al estilo Conchita Wutz, un maestro de ceremonias como "presentador de variedades", una madame y su hermana gemela (mala o buena, según prisma) y una corista genial.

Empezaron con diálogos, a modo de introducción, esperando de manera hábil a que los receptores del espectáculo se colocaran en la mejor ubicación posible para saborear arte.

Mucho humor, mucho y bueno. No me sobró ni un gag, me parecieron bien interpretados. Mucha "vis cómica".
Muy buena la manera de presentar los temas, de introducir las historias con un speech breve pero certero que cumplían, con creces, el objetivo de reclamar la atención sin aburrir.

Otro aspecto a señalar es que esta gente son unos cabrones multifunción, como las impresoras. Cantan, actúan, tocan instrumentos y todo lo hacen bien. Todo lo hacen con una profesionalidad que dignifica el oficio de músico, el de actor, el de cantante y el de cómico.


Uno de los puntos fuertes de este show es la variedad de estilos mezclados de manera magistral, con argamasa que la buena. Pasas de un género a otro sin complejos y con la capacidad de sorprender sin sodomizar, porque hasta la última canción de los "bises" pueden sacarte una mueca de agrado.

Las coreografías son las adecuadas para un espacio escénico tan limitado. No se pueden hacer más cambios de roles, no puede haber más movimiento del que ofrecen.

Las letras de las canciones son contundentes, bien construidas y bien musicalizadas. Fueron especialmente de mi agrado las que eran más "republicanas". Con algunas se me iban los pies y eso tiene mérito porque soy un puto ficus.
Sospecho que en algún momento tendrán problemas por su irreverencia ya que está claro que con las "reglas de juego" que tenemos ahora todo artista que no pase la palma de la mano por la chepa del político de turno está dispuesto a ser marginado, aunque sospecho que este dato importa poco. Mejor vivir de pie que morir de rodillas. Comparto y aplaudo.

La irreverencia alimenta, cuando está llena de talento y de "buen hacer" más. No es "criticar por criticar", es tratar de dar golpes en la mesa con humor y arte. No es fácil, no todos pueden, algunos lo intentan y acaban haciendo el ridículo. Para saber ironizar sobre los temas hay que tener un mínimo de inteligencia. Lo zafio ya no vende, lo casposo está en desuso a pesar de que Jose Luis Moreno haya intentado rescatarlo para la 1 de RTVE.

Resumiendo, es un gran espectáculo, muy entretenido y muy aconsejable. Si eres muy monárquico o careces de sentido del humor no, no es para ti, será mejor que escuches conciertos de Norma Duval o de Bertín Osborne.

¡Larga vida al punk! 

Agradecimientos infinitos a Carol Blanco por las fotos y al Norte de Castilla.