lunes, 13 de febrero de 2017

IMPÚDICO DESNUDO



Puede que creas que me conozcas porque me pones un like cada semana, hayas leído mi libro o me haya metido en tu cama,
Puede que incluso te permitas el lujo de pensar que mis sonrisas son sinceras y que no sangro ni lloro cuando estoy a solas.
Te equivocas.

No soy lo que crees que soy ni lo que esperas que sea, soy mucho más que eso a ratos y menos la mayor parte del tiempo, salvo cuando dejo de serlo.

Me he sorprendido siendo fuerte cuando se me ha necesitado  - no estándolo-  y mi sangre sin ser azul es más digna que la de cualquier pijiprogre de los que se pelean a codazos por salir en la foto con el concejal de cultura de turno. Sea la piedra redonda o cante, al final ese glamour se paga con la bandera de Japón tatuada en la retaguardia, salvo que te guste vivir de prebendas y seas músico, escritor, cocinero o cuñado de moda.

No tengo pareja ni hijos pero por eso no soy menos que tú.
Trata bien a tu pareja, sepárate y respeta. Las lecciones de moralidad de los penitentes puteros no me las tomo en serio.
Tampoco creo que haya que adorar a ningún Dios ni asistir al culto por decreto, aunque los periódicos me impongan el careto de los fieles de la ley del embudo, la "organización criminal" presunta y la valla con concertinas. Mi éxito es otro, quizá no ser como vosotros. No me habléis de Trump cuando aquí tenemos fundaciones financiadas que adoran a asesinos.

Se me acusa de cometer laísmos y leísmos, lo asumo, trabajo en ello. Mi más de medio millón de visitas de este blog verán una evolución, vuestras cuarenta visitas al mes disfrutarán de vuestra certeza al escribir. Si no te gusto no me leas. Incluso con mis faltas se me plagia con Elegancia, así que imagina si escribiera mejor. Demasiada fama.

Mi colección de ángeles me protege de gente que no ama  al prójimo. Sí, me conozco la Biblia mejor que tú, que tanto la paseas debajo del brazo. También sé que hay cubatas de garrafón que me sientan mal y lo sé porque lo he probado.

Follo menos de lo que querría, amo más de lo que debería y me estiman más de lo que merezco.

Conozco mi camino. Está rodeado de rosas con muchas espinas y mi estrategia es que no me pinchen más, aunque sé que la vida es una noria en la que se prueba y se falla, se pierde y se gana, se espera...y a veces se consigue.

No celebréis mi velatorio, no pienso irme tan pronto. Desde que miro a los ojos a la muerte la he perdido el miedo y creo que ni con un ejercito de espartanos se me podrá parar.



martes, 31 de enero de 2017

EL HUMOR COMO FORMA DE VIDA



Reconozco que mi sentido del humor no es fácil de pillar a veces.
No siempre es malo eso, mucha veces es para sentirse orgulloso.

Muchos partidarios de Los Morancos, de los chistes de mariquitas gangosos de Arévalo, del caca-culo-pedo-pis, de las referencias sexuales y machistas puede que se sientan perdidos por mi forma de entender el mundo.
No digo que sea mejor o peor que otras formas de humor, solo proclamo que mi forma de ver la vida es la que quiero, y que si se me dice que soy complejo en la forma de pensar puede que se me hinche el pecho más que si me dicen que soy guapo. Porque mi humor me hace sentir orgulloso.

El otro día comentaba con una apreciada amiga psicóloga que hemos llegado a un punto en el que no podemos ni hacer humor negro con nuestros propios muertos porque terceros ajenos a nosotros se sienten ofendidos. Manda cojones que cualquier gilipollas con piel fina nos diga cómo tenemos que vivir nuestro duelos o nuestras vidas.

Y sí, muchas veces no me gusto. Muchas veces creo que digo cosas improcedentes y que pueden causar daño porque mi forma de enfocar las cosas es diferente a la del receptor de ciertos comentarios. Eso me preocupa porque hay una fina línea de libertad que por una lado o por otro se sobrepasa y eso es difícil de gestionar porque tratamos con seres humanos y como tales somos falibles.

Mi ironía, provocación, sarcasmo y diarrea mental destinada a la sonrisa nunca serán eliminadas de mi vida porque me parecen que hacen más bien que mal. Si creyera que produzco daño -a sabiendas- cambiaría mi forma de ser y sería un tipo gris de los que solo hablan de política y de Ana Rosa Quintana.
Pero no, no soy gris, y por ahora recibo más felicitaciones por las risas que provoca mi libro que quejas por mi forma de comentar la actualidad en mi muro. Y qué queréis que os diga, que no se puede gustar a todos. Incluso puedo afirmar que no lo pretendo.

Siempre digo que tenía que estar subvencionado por el Ministerio de Sanidad.

Cuando pongo un post en Facebook y me contestan con interrogaciones algo dentro de mí se revuelve. Eso de pensar que tengo que explicar una gracia me apena y me frustra. Siempre pienso que si no se entiende ( que no siempre se tiene que entender ) lo mejor es no comentarlo. No hay ninguna necesidad de comentar todo. Ignorar las cosas que puede que no comprendamos también es signo de inteligencia, yo muchas veces lo hago. Por eso casi no veo telediarios ni los programas donde sale Pablo Motos. Bueno, lo de este señor es por una especie de reacción cutánea que me sale por mi cuerpo y me abarca desde el orto hasta el sobaco.

La vida es más bonita con humor. Estar puteado es feo, nos provoca arrugas. Lo que molan son los hoyuelos provocados por la risa.

Si de algo me arrepiento en esta vida es de no reír y hacer reír aún más. Los problemas se minimizan y el viaje vital se hace mucho más confortable.

(Este post acaba con la emisión de unas risas enlatadas que corroboran lo dicho, sin matices)

miércoles, 21 de diciembre de 2016

MENSAJE NAVIDEÑO DEL REY DE LOS MELONES



   ¿Cómo? ¿Qué no soy tu rey? ¿Qué nadie me ha votado? Nos ha jodido, ni al que pagas con tus impuestos. En eso estamos iguales.
Su majestad, Felipe, debería pensarse lo del referéndum. Sin fuegos artificiales se puede consolidar en su puesto si se vende como opción frente a una República presidida por cualquiera de los presidentes de la Democracia de este país. Le prefiero. Realmente prefiero a Froilán pero tendremos que esperar.

 Os voy a dedicar un mensaje navideño desde mi blog. Sé que no lo leerá mucha gente pero eso lo hace más íntimo y mola más. Si queréis hacer lo que hacen todos podéis comprar el último libro de Zafón, que desde que lo anuncia Cárdenas en ese anuncio -donde sale con camisa blanca- ya está en la mesilla de muchos hogares, acompañado del último de la Esteban y de un disco de rancheras de Norberto Juan Ortiz Osborne. En mi mesa está Eduardo Mendoza. Ya estaba antes de que le premiaran, al igual que lo estaba Dolores Redondo.

 He escrito un libro hace un año, no os habréis dado cuenta porque nos hemos pasado todo el año votando. Mi conclusión es que hay tres corrientes ideológicas: derecha, izquierda y alternantes.
La mayoría de la gente es buena pero en todos los lados hay un número importante de gilipollas (caranchoas) que se hacen notar mucho y tienen la habilidad de tapar las cosas coherentes con sus radicalismos y mierdas. Este país no cambiará, no pensemos más, no podemos abarcar cambios porque nunca nos dejarán. Nos gobiernan los mercados y los lobbies.
Aclarar que patriota no es el que lleva una pulsera con una bandera, patriota es el que paga impuestos en este país para que se pueda invertir en asuntos sociales. La caridad y la limosna que se la guarden por donde amargan los pepinos.
Incidamos en nuestro círculo cercano, eso sí que podemos hacerlo. Seamos buena gente y amemos.
Los medios de manipulación crean borregos, pensemos por nosotros solos y no creemos odios según el guion del IBEX 35 o de políticos chaqueteros. Dudemos de todo y tengamos autonomía para decidir qué vale la pena. Ese será nuestro mayor acto de rebeldía.
Los políticos han conseguido que muchos tengamos desidia, guerra que ganan. Yo no hablo YA de política porque al final siempre gana la banca. Asumo y paso página.

 Os decía que he escrito un libro que se llama LA SONRISA DEL MELÓN. Puede que haya sido un poco cansino con la promo pero no pediré perdón por ello. Se vende y sigue vivo, eso es que no debo hacerlo muy mal. Gusta.
Quiero agradecer a todos el hecho de comprarlo y especialmente a los que me enviáis fotos con ello en las manos. Lloro, estoy mayor.
Un año desde que salió y me arrepiento de muchas cosas que he hecho o que no he hecho. También he tenido aciertos. Es un proceso de aprendizaje duro en el que se mejora a base de hostias.
Puedes tratar de hacer las cosas a tu manera pero al final hay aros por donde toca pasar. La cuestión es pasar por los menos posibles, mantener la identidad.
Es jodido, tanto como que yo dejé de usar tantos tacos.

 La literatura es otro negocio de esos en los que los que más ganan son los intermediarios. Puedes luchar por disminuir lo que cedes de tu trabajo pero siempre acaban siendo ellos los más beneficiados. Por eso defiendo la autopublicación, porque salvo que seas Megan Maxwell -y tengas un contrato blindado- no ganarás ni para pagar el bono de transporte. Si tienes vida social tu capacidad de ahorrar será la misma que la de tronista de atarse los zapatos solo: ninguna.

 Si me preguntaran sobre qué cosas cambiaría de la elaboración y comercialización de mi libro respondería con respuestas breves: la correctora, los gastos iniciales innecesarios, los ejemplares regalados por imperativo a la bibliotecas y el no haber hecho más libros al principio.
Todo lo demás me parece que ha sido un acierto.
Creo que he fortalecido mi imagen de marca.

 El año que viene será clave porque podré cumplir un sueño y cambiar la residencia por trabajo. Dos sueños en uno. Quiero el mundo y lo quiero ahora, no esperéis que sea comedido.

 No, no me arrepiento del post que escribí sobre la Feria del libro de Valladolid. Las cartas ya están dadas así que no había mucho que perder. No creo que cambien vicios y querencias así que les deseo lo mejor, yo seguiré estando en casetas de librerías y asociaciones firmando ejemplares.

 Recibo privados preguntando por mi momento sentimental. No os voy a engañar, no puedo. Severina no me da bola, se hace la estrecha. Su imagen de dulzura es engañosa, no os fiéis ni de ella ni de un poeta.
Sigo buscando mujeres con chimenea. No es un amor interesado, es supervivencia. Realmente es una metáfora, pero no debería explicarlo. Allá cada uno con su imaginación.
Este año ha estado muy bien en cuanto a conocer mujeres interesantes. Pocas pero maravillosas. Se quedarán en mi vida para siempre, no soy tan tonto como para prescindir de lujos de personas. Gracias.

 Según pasan los años conozco a gente que tiene una filosofía de vida y gustos parecidos a los míos. La felicidad es rodearse de quien aporte y prescindir de lo que sobra (benditos bloqueos en las redes sociales). Se les desea suerte y listos.
La Universidad de la Vida es esta, no lo es la de beberse el agua de los floreros y depilarse el entrecejo en el mismo centro de estética donde os blanquean el orto, ¡holi!

 La erótica del escritor no sé quién coño se la inventó pero es mentira. Creo que es un invento que confunde deseo y realidad.
Tampoco es que el mercado esté para mucho. Triunfan Tinder, Meetic y Badoo. Son lo mismo, buscan lo mismo, pero la colonia es diferente. Al final es comprar el caballo mirando el diente. Hacen su función, como el enjuague bucal. Es más parecido de lo que creéis, podéis visualizarlo.

 Cambiemos de tercio. Muchas veces me acusan de que escribo poco en este blog. Si tengo estas visitas escribiendo cada quince días imaginaos que escribiera todos los días, sería abusar. Es un acto de generosidad que tengo con todos los que os lo curráis mucho. También puede influir que creo que el "secreto de aburrir está en contarlo todo". Me guardo cosas para mis memorias.

 Otras veces recibo correos - con errores gramaticales graves de propina- en los que se me achaca que tengo un especial buenrollismo y que eso no puede ser normal. Son los mismos que antes me decían que siempre parecía enfadado. La respuesta a todo es "no me consta", no, espera, que yo no tengo nada de que escaquearme. Soy como soy y cada vez soy más yo. ¿Lo pillas? ¿No? Entonces será difícil que te lo explique. Aplica psicología emocional y busca la empatía como forma de felicidad. Lo demás es verso. La mejor autoayuda es la de escuchar a gente. Sencillo.

 Mis deseos para este año son concretos. Quiero mantener lo que tengo, a los que tengo cerca y seguir motivado. Crecer poco a poco en todo y, me repito, amar como forma de vida a la gente, lo que hago, los pequeños detalles, la cultura y las imperfecciones de esta maravillosa montaña rusa llamada vida.
Como deseo concreto pediría que los que matan mujeres e incrementan esta lacra llamada violencia machista se maten ellos primero.

Paz y amor.

Feliz año y felices fiestas.




martes, 13 de diciembre de 2016

EL POEMA PERFECTO





                                        Foto del blog Cafenets

Tenía escrito el poema perfecto para ti, ese que siempre me has pedido y que siempre te he negado. El que me he retrasado en su elaboración tanto porque no lograba tener la completa certeza de que era "el indicado".

Pasé varias noches en vela, busqué inspiración en la luna, en las olas, en las letras y en el vino. Nada surtió efecto, no era demasiado perfecto para ti.

Mi insomnio aumentaba. Mis amigos me acusaban de poco romántico y mis enemigos de poco creativo. Llegué a creer a ambos. Llegué a creer que era un escéptico en el amor.

Me comparé con amebas, ficus, baldosas de mármol... incluso con humanos inhumanos. Mi espejo me devolvía frustración cuando yo buscaba causas de mi poca acción. 

Pero sucedió lo que no imaginaba, lo que no imaginabas. Hace poco conocí a otra mujer, una que no cree en poemas y que prefiere abrazos. De las que llegan y te erizan la piel si te respiran. De las que se suben a árboles y hacen pasteles. De las que no regatean piropos ni escatiman besos merecidos. De las que sonríen. 

Otra, otra que no eras tú.

Por lo tanto hice con mi PERFECTO POEMA una perfecta bola de papel y encesté un triple en mi papelera. Limpio,sin emoción por saber si se saldrá. Con suficiente margen para saber que esa acción era de no retorno.

No quiero que te creas mis palabras, no quiere creerme las tuyas, no quiero creer que uno más uno son dos y que lloras por esto que ya no tenemos. Sonríe porque has ganado. Eso hago yo.

Al final he preferido realidades maravillosas que se van a materializar a versos que se quedarán olvidados en un cajón de tu mesa de noche junto a los poemas de otros poetas que una noche soñaron que tú eras diferente. Esos poetas que sí tuvieron la diligencia de escribirte un poema.

Poema que fue perfecto hasta que fue leído por tus labios y almacenado en el cajón.

domingo, 20 de noviembre de 2016

SEVERINA, DE FIRST DATES.



No escondo que veo este programa. Me parece que es muy "real" y que es un claro reflejo de las diferentes personalidades que hay en nuestro país. Todo lo bueno y todo lo malo aparece, sin guion, y eso es válido a efectos de darlo credibilidad.
Se aprende.

Hace unos días apareció un personaje que daba juego sin darlo.
Severina, gallega de 62 años y que tiene el inmenso honor de ser el personaje más borde y desagradable que se he visto en televisión en los últimos años. Obviamente no incluyo a los programas del corazón, que ahí la noticia es que haya alguno que no lo sea. Recuerdo que este es un programa de citas, de conocer gente, que no obligan a ir a la televisión. Se presupone receptibilidad.

Lo primero que me llamó la atención de ella es una frase que en otros casos caería en saco roto pero que en su caso era más que una declaración de intenciones. Decía, la buena de Severina (putada de santoral y de tradición) que ella no se definía, que es mejor que lo hicieran otros. Tomaré su palabra.

Nos apareció con un modelito tipo Ana Obregón, clara muestra de persona que no asimila su edad. Embutida al vacío y con unas transparencias que no iban acordes con su carácter huraño y desconfiado.

Es gallega. No, no es una gallega de esas con retranca, ni la típica mujer de aldea con la que te tomarías un pote mientras te cuenta cualquier pasaje de su vida que aunque fuera nimio resultaría interesante, no, ella es la típica persona con cara de mala gente, de España profunda, de valores inculcados con regla en las yemas los dedos de las manos.
Nada que ver con la buena gente gallega que conozco, esta señora demostró en 20 minutos que es difícil ser más estupidilla. Si, lo he puesto en diminutivo para que no se me ofenda una parte de la población que se sentirá reflejada en ella, y que piensa que Rosalía de Castro tenía que haber sido vetada.
Bien podría haber aparecido en La Colmena de su paisano Cela.

Si ya con el gesto parecía tonta del culo cuando dijo las cinco palabras que dijo en toda la cena lo confirmó.
Menospreció a su pretendiente, un tal Paco (que era un cántabro bastante interesante) con unos aires de superioridad que denotan mala educación, complejos varios y ceguera total.
Sí, sus maneras fueron de persona oscura que oculta algo y nada bueno.



Obviamente no estaba obligada a ser receptiva con ese señor, ni siquiera a bailar o a cantar, pero podía haber intentado ser un humano interesante -que estás en la tele- y no parecer un homínido sin empatía ni capacidad comunicativa. Transmitía que su único fin por el que estaba en ese programa eran los 90 euros que les dan por acudir. De eso hay que descontar la cena. A la hora de pagar obviamente no decepcionó y pagó su parte con el único fin de criticar la falta de caballerosidad.
Poco después sonrió un poco y a mi me vino a la cabeza una anuncio de mi admirada Concha Velasco, como motivo de tal esporádico hecho.

Dicen que la educación es como el aire de los neumáticos, cuesta poco y te hace más agradable el viaje. No costaba mucho.

Demasiado aguantó Paco, era para haberse ido a los cinco minutos y haberla dejado ahí plantada, pero ese escote tramposo le engatusó.



Severina es lo que es parte de la gente de este país. No sé si es una parte grande o pequeña, pero es.
Las formas de tratar a los demás dicen mucho de como eres y recogiendo el guante que ella misma lanzó al principio de su aportación al programa, yo la definiría como una "mala compañía". Ya estás definida.

jueves, 3 de noviembre de 2016

EL ANUNCIO DE CHICFY (EL DE LA RUBIA POSEÍDA U ORINÁNDOSE)



Cuesta mucho saber que venden en este anuncio si te limitas a ver las imágenes sin sonido.
Por cierto,es una práctica recomendable si no quieres tararear todo el puto día esa sintonía pegadiza que logra lo que cualquier composición de reggaeton pretende: instalarse en la mente a fuerza de repetir simples y machaconas notas musicales.
No tardando saldrá un estudio que dirá que esa música produce daños irreversibles para el cerebro, aunque viendo como escriben en las redes sociales los que son muy fans de ella creo que no hace falta estudio.

Descripción del anuncio:

Una mulata, con pelazo, tumbada en una hamaca está trasteando con su móvil en una página de venta de ropa. Está ociosa y relajada, lo que me lleva a pensar que anda sobrada de dinero, es decir, no entiendo que hace buscando ropa de segunda mano (ropa sudada por otros).

Se queda mirando con especial atención a una rubia guapa con coleta, que lleva un vestido de esos con muchos colores, y está ¿bailando? como si no hubiera mañana. Puede estar meándose o puede haber sido poseída por un espíritu, ninguna opción es descartable.

La actriz se llama Coral González y en su vida real es bailarina y gimnasta.  Instagram de Coral
Obviamente esta chica me merece todos los respetos pero el papel en este anuncio me parece ridículo.

Según baila van aumentando los likes del vídeo. Imagino que todos serán de potenciales compradoras de este vestido y que ninguno procederá de algún pajero ufano porque se ha ahorrado una pasta en suscripciones de webs de esas que te salen cuando quieres ver una serie on line y te dicen que hay "chicas en tu ciudad cerca de ti que quieren tener sexo contigo". Algún pardillo pica, incluso veinte veces seguidas.
Todos sabemos que esta app es de venta de ropa y no de otras cosas ¿no?, porque lo sabemos. Creo.

Y ahora viene la interacción entre la mulata y la rubia que es el punto álgido del vídeo promocional. La primera dice:


- ¿Hazme una rebajita?
Y la feliz rubia contesta sin pensarlo:
- Claro que sí, guapi.

Entonces pasa lo que nadie esperaba. El anuncio da un giro de máxima interpretación artística que roza el surrealismo. Qué coño lo roza, lo destroza.
La rubia se pone a perrear muy contenta, sudando el vestido que acaba de vender a la guapi. Mueve el culo como queriendo algo que no sé bien qué es. Lo mismo es que ha visto que la mulata es más grande y lo quiere dar de sí.
Casi tira la moto que hay detrás. Moto cara, por cierto.




Todo con la puta música de fondo: "chic para mí, sí sí sí, chic para tiiiiiiiiiii". ¡En los sesos la tengo incrustada!.

Y luego sale la mulata bailando, después de guiñar el ojo como acto de satisfacción por la compra realizada, con el vestido sudado adquirido. Eso sí, de manera menos exagerada que la rubia.

Me planteo cosas:

1. ¿No tendrá el vestido ladillas y es por eso que no paran de moverse?
2. ¿No será esta app una especie de Tinder (con más nivel físico, aunque no mental que será parecido) y lo de los vestidos es una excusa?
3. ¿No estará detrás alguna otra marca comercial como la de las pérdidas de orina que anunciaba Concha Velasco?


El final es apoteósico, maravilloso, produce hilaridad:

Dice:
- Descárgate la app para comprar moda, solo para CHIC CHIC CHICAS. ¡Chicfy!

¡Mis cojones! Esta app va a ser visitada por más chicos que chicas. Seguro. El motivo es que parece todo menos una tienda de ropa. TODO.

Me parece un anuncio ridículo pero pegadizo. De eso se trata, de que llame la atención. Lo logra.
Supongo que está acorde con los tiempos en los que vivimos y con las actividades y gustos que tenemos.
No podemos esperar más, no tratan como seres sin neuronas y borregos. Ponen el anzuelo sexual y listos.

Me voy, chic chic chic chicos.






lunes, 10 de octubre de 2016

ANÁLISIS GRAFOLÓGICO DE MI LETRA (CON CLAUDIA BÜRK)



Claudia Bürk es una de esas personas admirables que el destino te pone en tu camino y que si eres listo no dejas que pase sin que te deje huella.
Alejada del tópico de "rubia tonta" es un ejemplo de pluriactividad y de conocimiento. También de sensibilidades.
Al finalizar el post os pondré un enlace de su página donde veréis que hace de todo.
Es tan atípica que tiene muchos de los beneficios de sus libros destinados a causas humanitarias y animalistas. Es una persona preocupada por lo que le rodea, de verdad, no por postureo comercial.
También tiene ese toque místico que acojona desde fuera. Una vez que escuchas lo que dice -y como lo dice- te das cuenta de que no suelta ideas de manera aleatoria, que todo tiene su base y que tiene mucho estudio detrás. Es como Leonardo Da Vinci pero con genes germanos y atractiva. Buena gente.
Uno de los muchos palos que toca es la grafología.

La grafología existe desde el comienzo de la escritura. Demetrio y Aristóteles ya  relacionaban los rasgos provenientes de la letra con la personalidad en la Grecia antigua.  Egipto, China y otros pueblos han demostrado interés en el tema.
Cierto es que el término y la ciencia existente ahora es de origen mucho más reciente, concretamente de principios del siglo XIX y atribuido al francés Juan Hipólito Michón. Él fue el que escribió el primer tratado de grafología.
(fuente http://www.psicopedagogia.com/).

Aprovechando la generosidad de Claudia que invitó a que enviáramos nuestras letras a su correo para su posterior análisis quise colaborar con la ciencia y me animé a conocerme un poco más.
Aclaro que yo en todos los temas que no son empíricos aplico la máxima de Expediente X "quiero creer" pero siempre desde un sano escepticismo. Cierto es que este tema está más cerca de la objetividad que de la subjetividad. Además contaba con la ventaja de que no nos conocemos personalmente así que el resultado no está viciado por afectos o inquinas.


Nos pidió que enviáramos esta frase:
"Mi gato es negro. Los lados terribles de la realidad". Firmado.
En este texto podría ver los matices de ciertas letras clave y las formas características del trazo, además de comprobar que tengo una letra de mierda. Avisé de que soy un tipo complicado y ella lo corroboró.

Días después me envió un exhaustivo análisis que me sorprendió por su excelente argumentación y por el porcentaje de acierto.
Obviamente no voy a transcribirlo aquí integro porque es muy amplio -y lo tengo en formato audio-, por eso enumeraré las conclusiones que reitero se iban argumentando según los rasgos concretos de mi letra (de mi grafía). No lo quiero valorar punto a punto, solo diré que el 8 es muy cierto y que no hay muchos que crea que son incorrectos. Siempre hay matices y siempre hay cosas que sacadas de contexto suenan más feas que lo que son.
El primer paso para conocerse es asumir que no somos perfectos y somos falibles.

  1. Letra muy complicada: da juego.
  2. Introvertido y con necesidad de distanciamiento.
  3. Separación vida íntima y la que expongo.
  4. Complicado.
  5. Bastante real aunque pudiera mentir sobre mí.
  6. No soy creído ni con complejos.
  7. Muchas ambiciones y que no se rinde.
  8. Fuerte sexualidad.
  9. Discreto y reflexivo.
  10.  Lentitud en las ideas.
  11.  Tendencia a ocultar mi verdadera personalidad.
  12.  Tendencia al egoísmo.
  13.  Bien de salud.
  14.  Bastante dominante.
  15. Podría manipular pero no lo hago.
  16. Sentido sarcástico.
  17. Inteligente.
  18. Madurez de carácter.
  19. Corruptible potencial.
  20. Agresividad contenida no sacada.
  21. Impaciente.
  22. Buenos reflejos.
  23. Persona activa y nerviosa.
  24. Espíritu angustiable.
  25. Quisquilloso.
  26. Entusiasta.
  27. Tenacidad.
  28. Ciertas torturas internas.
  29. Mucha complicación.
  30. Astuto.
  31. Mundo propio.
  32. Rebelde.
  33. Independencia.
  34. Resumen: ASTUCIA y HABILIDAD PARA COMPLICAR LAS COSAS.
Una experiencia de lo más curiosa e interesante. La verdad es que es un lujo conocer a personas como Claudia que te ponen color a los días grises. Es una mujer que no deja indiferente a nadie. Pasad por estos enlaces:


¡Gracias, amiga!