lunes, 4 de mayo de 2015

ENCUENTRO DE BLOGUEROS INSPIRADOS DE LA FERIA DEL LIBRO DE VALLADOLID


De todos los puntos tratados, de todo un guión que destrozamos en 30 segundos, el del apellido "inspirados" fue el único que nos dejamos en el baúl. Yo tenía preparada una ristra de gags donde reconocía que la "inspiración" era algo que me parecía muy osado que se nos reconociera. Lo correcto sería decir "blogueros inspirados a veces". Desconfío del escritor con horario de oficina.
Mira, de eso también hablamos, de lo que es ser "escritor". La verdad es que partía con desventaja porque soy el único que no ha escrito un libro. Siempre saco el mismo tema en debate porque es uno de los favoritos de mis amigos escritores y me gusta provocarles, no tiene más recorrido.

Todo esto empezó un mes antes cuando Juan Pizarro me invitó a participar en este evento. Es una ocasión única, más para un tipo raruno como yo, así que acepté encantado.
El otro interviniente era el lozano David Redondo Iglesias. Un gran tipo también. Le envidio la edad, pero ya la tuve. Espero que el aprenda tanto de esos años como yo lo hice.
Juan también los ha vivido y sabe de que color tiene los ojos la "pálida dama" así que tengo que aprender de ellos para mejorar. Son gente muy presentable, de la de invitar en tu mesa en tu casa.

Cuando me preguntaron, días antes, dije que no tenía nervios, o eso creía. Yo he dado bastantes formaciones y he sido extra de serie colombiana, no tengo mucho miedo escénico, pero sí que reconozco que horas antes del "bolo" tenía una sensación extraña. Es ese sentido de la responsabilidad mezclado con la ansiedad buena y las ganas de no decepcionar. Todo eso me pone cachondo. Los litros de agua que ingerí en el transcurso del encuentro y el que no parara quieto un segundo vienen de serie. Soy incapaz de ver una peli sin moverme, siempre tengo que estar haciendo varias cosas a la vez.

Nos quedó bien el invento, fue ameno, se me pasó rápido. Con esos compañeros es fácil meterse en empresas.
Les agradezco su paciencia por soportar mis muchas interrupciones, mis "poses" a lo Risto Mejide, mi aceleración, mis discursos políticos camuflados, mis bromas y mi verborrea incontrolable propia de Wyoming.
Debería haber mantenido una pose más seria y educada en la mesa y haber mirado más al público, pero como me dijeron que era una "charla" yo me lo tomé como tal y estaba como estaría en cualquier bar con sillones cómodos, relajado y olvidándome del "respetable" salvo para hacerles cómplices de mis gracias de showman en prácticas.

Tratamos muchos temas, pusimos mucho de "nosotros" en ello. Creo que fue un evento muy de "verdad",  no nos dejamos la sinceridad en el vestuario y nos expusimos sin caretas. Soltamos lo que teníamos dentro y eso se notó, ya lo creo que se notó.

Hablamos de nuestras motivaciones, de nuestros comienzos, de nuestros "vicios" al escribir, de nuestros errores, de nuestra difusión, de las redes sociales, de nuestras influencias, de nuestras deseos, de nuestras expectativas, de nuestros modus operandi, de nuestra libertad para hacer lo que queremos y de nuestros escritores de referencia.
Eso es al final lo que me queda como alegato: somos libres de escribir lo que nos place sin tener mucho en cuenta la posible opinión de la parroquia. El blog es un ejercicio de libertad, la misma que tienes para escribir la tiene la gente para leerte.
En este momento de "mordazas miserables" y de "pensamiento único manipulado" son necesarios los blogs que no vivan de rodillas sometidos a la tiranía de lo establecido, resignados a lo que te ofrecen en el menú, serviles con lo que te recomiendan en misa...



Fue una experiencia genial.
Espero que se repita lo de compartir tiempo con esta gente. Con ellos voy donde quieran...siempre que haya agua.















lunes, 27 de abril de 2015

PUTO PERIODO CABARET PUNK : SANGRANDO ARTE


Hay veces que voy a los eventos a ciegas, me gusta la idea de "no saber que me voy a encontrar". Mi incertidumbre suele ser recompensada y hay situaciones, como este caso, en  las que acabo más feliz que Massiel en una barra libre. Sí, literalmente y metafóricamente.

Reconozco que el Cabaret nunca ha llamado mi atención, siempre me ha resultado sobrecargado y pesado. El Punk sí, está entre mis preferencias musicales. Es una de esas buenas costumbres que tengo cuando estoy a solas y quiero despejar la mente con acordes potentes y letras irreverentes. Me gusta lo políticamente incorrecto, no puedo luchar contra mi esencia.

Me gustó la ambientación y el recibimiento en el Porta Caeli. Esa luminación abusando del rojo, esos sillones con estampados propios del barrio chino de cualquier gran ciudad, ayudaban a meterse en ambiente.
La idea de recrear una barra de prostíbulo en el escenario, de manera sencilla pero efectiva, me pareció buena idea.

Los participantes en esta genial locura se paseaban entre los asistentes saludando, exponiendo poses de buenos actores de método, ofreciendo condones customizados y haciéndose fotos a tutiplén sin pensar que podría haber hombres casados que no podrían justificar en casa, si su mujer les coge el móvil en un arrebato, que esas fotos con señores bigotudos portando pelucón son propios del espectáculo y no de un local de la Junquera por donde pasa con el camión 3 veces por semana.

Si la ambientación era notable la caracterización (de Polo Korstanje) y el vestuario eran sublimes. Esos corses imposibles, esas pelucas exageradas buscando la sorpresa y la hipérbole eran cojonudas.



En el escenario teníamos a cinco chicos y a dos chicas, creo. Tampoco podría asegurar tal dato, me estoy guiando por las barbas y los bigotes y después de ver lo que luce la Pantoja me surgen las lógicas dudas.
Looks al estilo Conchita Wutz, un maestro de ceremonias como "presentador de variedades", una madame y su hermana gemela (mala o buena, según prisma) y una corista genial.

Empezaron con diálogos, a modo de introducción, esperando de manera hábil a que los receptores del espectáculo se colocaran en la mejor ubicación posible para saborear arte.

Mucho humor, mucho y bueno. No me sobró ni un gag, me parecieron bien interpretados. Mucha "vis cómica".
Muy buena la manera de presentar los temas, de introducir las historias con un speech breve pero certero que cumplían, con creces, el objetivo de reclamar la atención sin aburrir.

Otro aspecto a señalar es que esta gente son unos cabrones multifunción, como las impresoras. Cantan, actúan, tocan instrumentos y todo lo hacen bien. Todo lo hacen con una profesionalidad que dignifica el oficio de músico, el de actor, el de cantante y el de cómico.


Uno de los puntos fuertes de este show es la variedad de estilos mezclados de manera magistral, con argamasa que la buena. Pasas de un género a otro sin complejos y con la capacidad de sorprender sin sodomizar, porque hasta la última canción de los "bises" pueden sacarte una mueca de agrado.

Las coreografías son las adecuadas para un espacio escénico tan limitado. No se pueden hacer más cambios de roles, no puede haber más movimiento del que ofrecen.

Las letras de las canciones son contundentes, bien construidas y bien musicalizadas. Fueron especialmente de mi agrado las que eran más "republicanas". Con algunas se me iban los pies y eso tiene mérito porque soy un puto ficus.
Sospecho que en algún momento tendrán problemas por su irreverencia ya que está claro que con las "reglas de juego" que tenemos ahora todo artista que no pase la palma de la mano por la chepa del político de turno está dispuesto a ser marginado, aunque sospecho que este dato importa poco. Mejor vivir de pie que morir de rodillas. Comparto y aplaudo.

La irreverencia alimenta, cuando está llena de talento y de "buen hacer" más. No es "criticar por criticar", es tratar de dar golpes en la mesa con humor y arte. No es fácil, no todos pueden, algunos lo intentan y acaban haciendo el ridículo. Para saber ironizar sobre los temas hay que tener un mínimo de inteligencia. Lo zafio ya no vende, lo casposo está en desuso a pesar de que Jose Luis Moreno haya intentado rescatarlo para la 1 de RTVE.

Resumiendo, es un gran espectáculo, muy entretenido y muy aconsejable. Si eres muy monárquico o careces de sentido del humor no, no es para ti, será mejor que escuches conciertos de Norma Duval o de Bertín Osborne.

¡Larga vida al punk! 

Agradecimientos infinitos a Carol Blanco por las fotos y al Norte de Castilla.





lunes, 20 de abril de 2015

MI TÍO EUFRASIO Y EL CONSOLADOR


Eufrasio no es que sea muy mayor. Tiene una edad indeterminada difícil de adivinar ya que tiene la piel castigada por el sol, la cual no ha visto cremas noruegas en su vida.
Tanto trabajar el campo le ha dejado secuelas, una artritis en las rodillas importante y una lesión crónica en la espalda que no le permite bailar el paso-doble como lo hacía cuando era mozo en las fiestas del pueblo.

No ve mucho, es más bien un topo. Por eso cada cierto tiempo acude a la ciudad para graduarse la vista y comprar un nuevo par de gafas que le permitan seguir trabajando y lucir elegancia cuando va a misa los domingos. No suele faltar a misa, siempre se confiesa y comulga. Luego, cuando está en privado, critica los dispendios que hace la Iglesia y alaba la buena imagen que irradia en Papa Francisco. Además es fanático del fútbol, como él. Apoya a su Real Madrid desde que Gento, Di Stéfano, Puskas y demás genios dieron gloria a ese escudo. Siempre recuerda cuando los balones eran de correa y dolía al golpearlos de cabeza.

Era 15 de Septiembre, el día señalado en rojo en su calendario para comprarse las nuevas gafas. Fecha que hacía exactamente 6 años que había sido fijada.

Esta vez iba a llevar el Audi. Era viejo pero funcionaba bien. La verdad es que tenía poco uso, sólo lo usaba muy de vez en cuando para ir al médico que estaba en el pueblo más grande que tenía cerca. No hacía ni 700 kilómetros al año.

Llegó a la capital. Siempre estaba bonita. Quizás esa cuenta pendiente de haber vivido una temporada en ella era la que más le amargaba. Desde que murió su mujer se le quitaron las pocas ganas que tenía de probar la "aventura" y se refugió en el campo, los galgos y el sonido del río.

Paró el coche en uno de esos kioskos grandes, que tienen mucha prensa. Ese día jugaba el Madrid y decidió comprar el Marca, ya que al no estar en el pueblo no podía ver la alineación que sacaría esa noche en la Champions. Lo leería sin Farias ni chupito de hierbas, en el coche.

Cuando iba a pagar vio una revista que traía un obsequio. Era una palabra rara, el no tenía ni idea de lo que significaba, pero venía uno de esos ambientadores para el coche. Le hacía falta uno.
Al solicitarlo al chino empleado del establecimiento este le sonrió. Eufrasio se quedó encantado de la amabilidad del tipo. No entendió lo del guiño, pero lo agradeció con otro de la misma intensidad.
El chino tenía que tener sed porque se pasó la lengua por el labio inferior varias veces.

Llegó al coche y colocó el "ambientador" colgando del espejo retrovisor, le costó un poco pero lo consiguió. No olía mucho, más bien nada, pero creyó que era de intensidad progresiva.

Se acercaba al lugar de la óptica, la de toda la vida, una calle céntrica, cuando observó que en todos los semáforos la gente que conducía a su lado se paraba y sonreía. Alguno decía algo que no lograba entender. Algo así como "rey".

En una de esas escuchó claramente como un motorista calvo, sin casco y con chupa con banderitas, le llamó "¡maricón!". Eufrasio frenó contrariado súbitamente provocando que el coche que venía detrás le golpeara con violencia.
Del impacto el "ambientador" se le metió en la boca, encajó perfectamente.
Perdió el conocimiento. Cuando llegó el Samur y la policía le sacaron de la boca lo que realmente tenía, que era un consolador marca XL.
Tuvo la mala suerte de que un adolescente cabrón hizo una foto del momento y consiguió inmortalizar a Eufrasio con el consolador en la boca. Lo hizo viral y fue trending topic en Twitter durante dos días seguidos.

A los pocos días, horas diría, de volver al pueblo con sus gafas nuevas pudo comprobar que su foto estaba en los escritorios de los pocos portátiles que había en el pueblo. Le pusieron el mote de Eufrasio "el Tragón".
Una vez que comprendió la escena, harto de desmentir gustos y de explicar lo sucedido agarró su Audi y los ahorros de toda su vida a lo que sumó lo sacado de la venta de su casa y de las tierras aledañas.
Se dejó  acompañar de sus dos galgos: "Nerón" y "Neruda". No se despidió de nadie.
Se mudó a otra gran ciudad huyendo del chafardeo paleto y consiguiendo cumplir un sueño que había dejado aparcado demasiado tiempo. Desde aquel momento aprendió a vivir de las rentas y a ser feliz de otra manera. Las gafas se las cambiaba cada tres años.

Se comenta que suele ir mucho al cine, al fútbol y que escucha con especial devoción a los Village People.



miércoles, 15 de abril de 2015

PEDRO SÁNCHEZ Y EL BOTÓN



    Pedro Sánchez preocupado porque Belén Esteban está nominada en Gran Hermano.

Este tema no tiene gracia, ninguna.

Ayer, el que aspira a ser Presidente del Gobierno de este país enfermo y herido de muerte, se abstuvo en la votación de la Reforma de la Ley del Aborto. Es esa Ley que dice, entre otras cosas progresistas claras, que el abortar no es un "derecho" de la mujer.

Resumiendo, el representante del principal partido de la oposición (por el momento) se une una vez más a los intereses del PP. Dice que ha sido un error, que se equivocó al dar el botón, ¿ya está?
¿Con eso vale? Para una puta cosa que tiene que hacer que es dar un jodido botón ¿y lo hace mal?. Pide perdón y ya está, tema acabado. NO.

NO puede dejarse así porque su "presunto" error no es el primero.
El PP y el PSOE reformaron un viernes veraniego el artículo 135 donde cedimos más soberanía, todavía, a Europa, y cuyas consecuencias han sido y serán dramáticas. Se reformó la Constitución, esa que es intocable para apoyar al ciudadano, para garantizar derechos básicos, por defender unos intereses económicos internacionales. Hace poco dijo que se arrepintió. Ya.

También estaba en las Asambleas de Caja Madrid, esas en las que se aprobaron las "preferentes" que tantas muertes y dolor han provocado y que son el ejercicio máximo de indecencia y repugnancia en la labor bancaria. Allí estaba este señor, llevándose el pastizal que le pagaban por ese puesto pero sin saber lo que votaba, pobre.
A veces parece que tiene "sangre azul" no sabe lo que firma y se "arrepiente, asegurando que no volverá a suceder".Ya.

Luego está el pacto anti-terrorista que creó junto al PP hace poco. Con la excusa, clara e incuestionable, de que hay que parar la amenaza yihadista se introdujeron otras limitaciones hacia las libertades de las personas y un punto tan polémico como la cadena perpetua revisable. Minutos después de firmar dijo que la quitaría si gobernara. Otro error, vaya. Ya.

Y luego lo de ayer. He visto vídeos donde un chimpancé puede dar de manera adecuada un botón cientos de veces seguidas, pero no, Pedro no puede, no está capacitado para una maniobra "tan complicada".

                                     El puntito rojo de arriba es Pedro.

Hemos comprobado que queda bien en la tele. No me refiero a esas tertulias neo-liberales donde desde el inicio se le ha apoyado, que por algo será...
Le hemos visto que se desenvuelve bien hablando en Sálvame con Jorge Javier Vázquez, en el Hormiguero con Motos, en el programa de Calleja, en el sillón de Risto Mejide en el Chester...

Me le imagino jugando al baloncesto y metiendo canastas en la propia, pero vale, eso es un deporte, no juega con los intereses generales.

¿No sería mejor que un personaje que ha demostrado que no es capaz de dar un botón se dedicara a la tele? Que se deje de presiones, que se coloque junto a Belén Esteban y Kiko Matamoros. Que no joda.

Hay un dato curioso, cuando a este tipo de gente tiene un error siempre perjudica al pobre, al que menos tienen. No se equivoca al hacer una transferencia y lo envía a Cáritas, no.
Es como Mariló Montero, siempre que se equivoca es haciendo daño, menospreciando al que menos tiene, así son.

Si tuviera un mínimo de dignidad, algo, hoy dimitiría. Hay miles de personas en el PSOE que son más dignos que él para representar a ese partido con tanta historia. Hay mucho militante de base que no está manchado por la duda.
Me jode ver a mis amigos socialistas que defiendan a alguien así.
No está capacitado para dar un puto botón, ¿cómo va a gobernar un país? ¿ponemos nuestro futuro en sus manos? ¿no tenemos suficiente con lo de ahora?

Tenemos que eliminar del Congreso y del Senado, además del propio Senado, a la gente mediocre, a los que se duermen en los plenos,a los que juegan al vídeo-juegos, a los que no van, a los que se lo toman a coña. Son unos indecentes.
No merecemos ser gobernados más por mediocres. Tipos que hablan por plasma y que confunden países africanos asolados por tragedias pero que saben la alineación del Real Madrid de memoria no tendrían que representarnos, salvo que seamos igual de incapaces y mediocres que ellos, que posiblemente sea el tema.

Si Pedro Sánchez, perdón, Pdr Snchz, tuviera un mínimo de decencia, dimitía hoy mismo, reitero. Daría un paso a un lado y dejaría que un SOCIALISTA, OBRERO y ESPAÑOL ocupara ese cargo que ha mancillado ayer y anteriormente.
Los que le justifiquen son cómplices, no os olvidéis.

Todo lo escrito antes hace relación a que el voto de ayer haya sido un error,pero si ha sido por "coherencia" y "en conciencia" también vale. Presuntamente no ha sido así.

Al final, lo que ha conseguido con su negligencia e incompetencia es que no se hable de otra Ley que limita derechos, una más. Otra vez ha hecho el juego al PP, otra vez ha demostrado estar en el mismo barco.

¿No hay ningún socialista de verdad en la sala?


"Cuervo Ingenio" , esa canción que recuerda que hay errores que vienen de lejos.






jueves, 9 de abril de 2015

EL MIEDO ESCÉNICO


El miedo escénico o pánico escénico es un estado inhibitorio que reduce la efectividad comunicacional e impide el despliegue de las capacidades expresivas potenciales de los implicados. (Fuente wikipedia).

La glosofobia es el miedo a hablar en público.

Ambas patologías tienen unos síntomas de lo más variado. Se puede tener agudeza auditiva, aumento del ritmo cardíaco, aumento de la presión sanguínea, dilatación de las pupilas, aumento de la transpiración, aumento del consumo de oxígeno, rigidez muscular en el cuello o espalda superior y boca seca. (Fuente Audístico.es).

Es decir, tenemos los mismos síntomas que cuando follamos, pero esto es menos agradable.

Hace poco lo hemos escuchado de boca de Pastora Soler o Joaquín Sabina, y parece ser que ha sido la causa de la retirada de los escenarios (momentánea) de la primera.

Yo hace tiempo lo escuché por primera vez, fue a Jorge Valdano. Siempre me ha parecido más interesante escucharle que verle jugar, aunque su carrera deportiva fue brillante.
El decía que en el Santiago Bernabéu había "miedo escénico". Se daba para los dos equipos: el visitante por acudir a jugar a un estadio con tanta historia y tan majestuoso y el local, ya que el "respetable" era muy exigente con lo que hacían sus jugadores y en la forma de "honrar" esa camiseta.

No voy a negar que soy un copíón, si algo me gusta lo hago mío.
Cuando era más joven, y tenía más pelo, me leía libros que eran sólo de frases célebres. Las aplicaba a la vida cotidiana y las expulsaba de tal manera, con tal naturalidad, que parecían improvisadas. Era un truco que siempre me funcionó, me hacía parecer más interesante de lo que realmente soy. Sigo procediendo igual con el bagaje que me da haber leído mucho durante mucho tiempo.

A lo que iba, yo esta frase la hice de mi propiedad y la he aplicado a muchas situaciones. Desde salidas nocturnas a exámenes, desde citas con bellas damas a eventos en los que he tenido que poner cara y voz.

Yo no conozco el miedo escénico, tengo demasiado morro y descaro como para tenerlo. Además, me parece algo inútil.
Si tuviera que grabar escenas porno enseñando todas mis virtudes lo mismo sí me daba algo más de corte. Realmente me lo daría si supiera que lo puede ver gente conocida.

Creo que todo miedo basado en una amenaza incierta es estúpido, no "alimenta". Esto también se puede aplicar a política.

Estar hablando ante una cámara, un micrófono, un grupo de personas, etc... es algo natural. Lo hemos hecho toda la vida en clase, desde el pupitre o cuando nos sacaban a la pizarra.
Nos relacionamos, somos seres sociables, no estamos en las cavernas. Da igual hablar en el ascensor con tu vecino (salvo que sea alcalde) a poder hacerlo en una presentación de un libro o en cualquier otro lugar.

Conozco a gente que tiene este "miedo" pero que no lo tiene para cantar en un karaoke, y eso si que es incongruente.

Me parece bien que la gente tenga fobias, sólo faltaba, pero lo que creo es que hay algunas evitables. Si tanta vergüenza te da exponerse en persona y no te lo da hacerlo en las redes sociales tenemos un problema de coherencia.

El miedo escénico es una milonga, no existe, lo creamos pero no existe.

Dentro de unos años, cuando muera el que inventó este término, dirá en su lecho de muerte lo que dijo el tipo que creo lo del "TDAH" (trastorno de déficit de atención por hiperactividad) que afirmó que era un invento y que no existía. Por cierto, este tipo era el psiquiatra Leon Eisenberg. 





lunes, 30 de marzo de 2015

UNA PERSONA CON POCO SENTIDO DEL HUMOR SIEMPRE ES FEA


Da igual lo que midas, lo que peses, la largura de tu pelo, lo bien que vistas, los apellidos que tengas, lo bien que huelas, lo que tengas o lo que dejes de tener : si no tienes sentido del humor eres fe@.

Supongo que esta conclusión es algo que se consigue con la edad. A los 16 años lo que prima son los cuerpos, la cara, lo que llega rápido y produce placer sin factura.

Uno ya casi luce canas, bueno realmente dentro de no mucho no luciré nada ahí arriba, por eso a la hora de pasar el tiempo con una persona escojo que me aporte algo más que un envoltorio vacío donde al abrir el "regalo" me encuentre que en la caja no hay nada y que sólo está llena de papeles arrugados de color oscuro y serrín. 

En este tiempo que llevo siendo blogger sólo he borrado dos entradas. Una era sobre un "presunto e idílico Gobierno" que me gustaría, lo borré porque me di cuenta de que estaba equivocado y que eran purria.
El otro trataba de una chica, muy guapa, con la que fui a ver un monólogo de J.J. Vaquero y que no se sonrió en todo el evento, incluso se sintió ofendida por alguna de las gracias. Me quedó de tipo despechado cuando en realidad no era eso. Lo borré por respeto hacia ella, que es buena gente. Nos sacamos de nuestras respectivas vidas pero lo borré.
En esa entrada traté de contar, con mal resultado, que por muy guapo que seas si no tienes sentido del humor eres feo.
Para mí eso es básico.
Por ejemplo: no entender las ironías, desconocer que existe el sarcasmo, no pillar ninguna gracia, no saber que hay "dobles lecturas", no haber leído a Jardiel Poncela o a Mihura, no sonreír con Berto Romero es no resultar interesante.  Siempre desde mi escala de valores.

El sentido del humor va directamente relacionado con otros temas. Si no me entiendes cuando hablo o te lo tomas a mal siempre estarás de uñas y me responderás de manera negativa, me darás malas vibraciones. No sumarás, restarás y para eso cada cual tenéis vuestras familias, para que os soporten.
Si no regalas sonrisas no regalas amor ni nada relacionado.

La negatividad de vuestro discurso va unida a vuestros actos. Vuestra visión plana y básica de las cosas os hará poco interesantes (por no decir prescindibles) en las vidas de la gente que no sea como vosotros.

Sé que hay ciertas modalidades de humor, obviamente excluyo de este post el humor paleto, el rancio, el de las mayorías de las caras de la cara Alfombra roja, el dañino y el patoso.

Muchas veces me preguntan por mi mujer ideal y siempre respondo: ¿para qué?.
Si es para una noche de lujuria me valdría una mujer tipo Angelina Jolie, Mónica Bellucci o cualquier modelo/actriz patria de esas que todas tenéis en mente, pero tendría fecha de caducidad. Si es para algo menos efímero siempre me quedaría con Ana Morgade o Martina Klein, por concretar algún nombre.

Ya, tonto no soy, y además tengo sentido del humor. ¡Apunten!.




lunes, 23 de marzo de 2015

NO OS ENTIENDO (MUJERES)


Se me queda esta cara, que luce tan bien Clooney, cada vez que trato de entender a una mujer.

Siento decepcionar, este post no habla de política, podría pero no. Hay temas que me interesan más que ver a mis compañeros de país golpearse una y otra vez contra la misma piedra cubierta de mierda.

Desde siempre he procurado entender a las mujeres.
Nunca me he creído eso de que sois de Venus y nosotros de Marte. Siempre mantuve la certeza de que compartíamos planeta, pero veo que no.

Cuando era más joven leía la Superpop, la Cosmopolitan, la Coure (o sus antecesoras), investigaba en esas revistas para llegar a conoceros un poco mejor. Suponía que si sabía como respirabais sería más fácil el cortejo.
Algo aprendí, poco. Bueno, como anécdota decir que imité el look de Luke Perry en Sensación de Vivir, no me quedaba muy bien. Fue un fracaso, quemaría todas esas fotos con tupé.

Los libros que nos obligaban a leer en el Instituto no dejaban de ser clásicos impuestos por gente que no estaba preocupada por nuestra cultura amorosa. Sacaba cosas de Ana Ozores en la Regenta o de alguna mujer de la Colmena, pero sin más que rascar. Las versiones oficiales no me valían.
Busqué en Jardiel Poncela y Benedetti las verdades ocultas que tan necesarias serían para mi vida futura.
Del primero me apropié de su ironía, del segundo la elaboración del poema sencillo que llega.

Deseché las películas del Landismo, obvié toda producción americana que os convirtiera en mujer florero que tenía que ser rescatada por el héroe cachas.

Dejé de ir a misa porque no me gustaba como hablaban de Maria de Magdala y no me creía eso que decían de que una mujer se quedó embaraza sin contacto carnal. Así no eran las cosas.

Las Mama-Chicho y Telecinco no eran imagen fiel de la realidad, como no lo son ahora, con la misma caspa que tienen los programas de Jose Luis Moreno. Su última bazofia cara se llama Alfombra Roja y nos cuesta 220.000 euros a todos, esperpento rancio y penoso.

Fuimos educados en el romanticismo como medio de llegar a las mujeres, en el "hacer el amor con delicadeza". Ahora está de moda el sado con ricos en aviones o habitación dignas de burdel asiático, la sumisión absurda, el desequilibrio de roles. Del "misionero" ni hablamos, proponlo y te mirarán como con pereza.

Cada vez que se preguntaba a una chica como es su chico ideal decía : "que sea cariñoso, que me quiera, que me haga sentir como una reina". Luego siempre elegían al macarra del grupo, al chulo estúpido. Al final se arrepentían cuando rascaban un poco debajo de la chupa de cuero adquirida en los chinos.
Lo de tratar como una reina debe ser que te deja tener amantes mientras vas de caza o algo parecido, nunca lo he entendido, a mi las metáforas los lunes no me entran.

Oscar Wilde decía eso de que "las mujeres están hechas para ser amadas, no para ser comprendidas", y puede que tuviera razón. Muchas veces escucho a mujeres justificarse con un "no me entiendo ni yo" que suele ser la antesala del "no es por ti, es por mi" que siempre acaba con un portazo inmisericorde.

Mis disgustos con las mujeres vienen de lejos.
Yo era un niño de unos 5 o 6 años, no había empezado la EGB. Un día salí de clase llorando, con un hipo incontrolado, roto de dolor. Cuando mi madre me preguntó el motivo de esa escena yo contesté que "Susana me había dicho que se iba a casar con Pedro". Pedro era un tonto del culo, no tenía mis rizos de oro, era más feo y tenía pinta de garrulo. No podía entenderlo, desde aquel día no volví a entender a una mujer demasiado.

Y muchos años después aquí andamos, escribiendo en mi blog lo que me da la gana.
No me sirve para conoceros mucho,pero me sirve para conocerme más a mi.


                                    Joaquín Sabina y Alejandro Sanz "Princesa"