martes, 22 de abril de 2014

TODOS QUEREMOS SER EL HANK MOODY DE CALIFORNICATION



Es algo que mucho no confesarán nunca, bien por estar casados o bien por ser más sosos que un Ministro de Hacienda, pero todos los hombres queremos ser Hank Moody.

Ya no os digo nada si encima sois escritores. Es el sueño de todo tipo vivir de las rentas de un libro ( que originariamente se llamaba "Dios nos odia a todos" y que fue transformado en una película llamada "Esa cosita llamada amor" y que le dio fama y dinero), en una ciudad costera americana, complaciendo a simpáticas mujeres y sintiéndose un hombre libre hasta para equivocarse.

Realmente Hank Moody es un perdedor, un "loser" con encanto. Ese encanto que no tienen los escritores que todos conocemos ni los que se creen que por escribir cuatro mierdas para cuatro amigos son la reostia.

Nadie me podría decir que ese David Duchovny, que me marcó la juventud en Expediente X junto a la pelirroja Scully en su papel de Mulder, podría interpretar otro papel que me llenara más todavía, que me marcara, que me hiciera venerarle cual fan de Justin Bieber, pero con tripa cervecera.

Esta serie me llegó por casualidad que es como llegan las cosas mejores. Una amiga, Raquel, me recomendó su visualización y nunca podré estarle más agradecido por tal descubrimiento.

Californication es una serie que tiene pocos personajes fijos y alguno variable por temporada.
Los fijos son el de Hank, su ex-mujer y madre de su hija, su hija, su representante y la ex-mujer (mujer) de su representante. Son todos personajes ricos, nada planos y que te hacen pasar de la carcajada a la reflexión súbitamente.

                            La de la derecha es menor, no la miréis con deseo...


Si me preguntaran por el género de esta serie no podría responder uno de manera categórica.
Es una comedia con toques dramáticos. Es una descripción de una vida anormal dentro de la normalidad.
Es romántica.

Al final es ese el principal factor : el amor. Son todo historias relacionadas por el amor a sus ex-parejas, a su hija, a sus amantes a la libertad...

La relación fundamental es la que tiene Hank con su ex-mujer la adorable, deseable, venerada y maravillosa Karen. Es preciosa la complicidad, los perdones, el amor que derrochan, la sensualidad de sus miradas, una relación que parece indestructible.

El papel de su agente, el calvo y obseso Charlie Runkle es memorable. Los momentos más divertidos en la serie los ofrece él. La ex-mujer de este y la hija de Hank completan el quinteto protagonista.


Cualquiera podría decir que un escritor de éxito, que puede estar con la mujer que quiera, debería ser totalmente feliz y no es el caso. La adicción a las mujeres le dará problemas judiciales y el amor no consolidado de manera tradicional con Karen le producirá una tristeza crónica que le hará recogerse en las drogas y el alcohol. También seguramente en la promiscuidad. Es un tema de soledad encubierto.


Yo seré un tipo raro pero con esta serie me sucede como con The Walking Dead, me lleva a la reflexión sobre el ser humano y sus comportamientos y lo extrapolo insanamente a mis situaciones puntuales sufridas o vividas.

No dudo en decir que es la serie que más me entretiene, que en ningún momento me ha parecido que tenga una temporada floja, que me apetece siempre verla.

Estamos en la séptima temporada y parece que será la última. Es de esas series que se echan de menos. Me ha pasado con House y Friends, algo menos con Como conocí a vuestra madre. Con esta me sucederá seguro.

Yo os recomiendo que la veáis, se aprende mucho de lo que se quiere ser, de lo que hay que hacer, de lo que no hay que hacer, de como amar, de como no amar y de como siempre en la vida hay una escala de valores y que cada uno tiene la suya.

Incluso los golfos aparentemente indolentes y frívolos podemos ser más románticos y fieles a un amor que los que van de maridos perfectos y van todos los domingos a misa.






lunes, 14 de abril de 2014

ME HE ENAMORADO DE UNA MONJA : SOR LUCIA CARAM


No suelo yo enamorarme de monjas, más que nada porque no suelo frecuentar sus oficinas.

Sor Lucía es diferente. Es una monja de clausura argentina residente en Cataluña. Lúcida, clara, contundente, con carisma, remueve conciencias con armas como el verbo, la pasión y la verdad.
Combate mentiras con realidades. Tiene los santos ovarios (perdón hermana por la doble frivolidad) de decir lo que otros no quieren o no pueden decir.

Digo bien, no quieren porque aún representando la voluntad electoral del pueblo están más ocupados en contentar a Europa, los bancos, lobbys y a las multinacionales que a los que han cometido la tropelía y el error de confiar en ellos.
No pueden porque además de no tener ganas es que son incapaces. Son tan malos oradores como inútiles en sus gestiones. Por no saber no saben ni vender optimismo, porque no pueden. Son tan ineptos con los idiomas como con el castellano. Incompetentes.

Cada vez que escucho a esta fan del Barça (deberá estar con "bronca" ahora) me parece mentira que pueda ser amante del juego de toque ya que ella es más del juego directo, sin rodeos, quiere meter gol y sabe que hay un camino claro para ello : el  ejemplo.
Hay una cosa que me gusta de siempre y es que la gente tenga pasiones. Ver como esta monja o el Papa (Francisco para ella) son hinchas de equipos de fútbol me parece que humaniza a la gente y acerca cielo y tierra. Nos vuelve compatibles mediante la identificación.

No es solo una excelente oradora, es también mujer de trinchera, de arremangarse para ayudar a los necesitados. Predica con el ejemplo. Los que no somos mucho de compartir los ideales de sus jefes somos fieles seguidores de los que creen que Jesús es verbo y no sustantivo, como diría mi admirado Ricardo Arjona (adjunto vídeo abajo).

Viéndole la cara de mala leche, de decepción, de impotencia, cuando escuchaba las palabras del inefable Montoro dudando de las cifras que maneja Cáritas sobre la pobreza me ganó para siempre.
Su posteriores declaraciones me llevaron a ser "cholulo" y a chafardear en las redes para leer sobre ella.

Parece ser que nuestro amor es imposible ya que está casada con Dios. Por cierto, debe ser polígamo porque tiene mucha gente casada con él.

En cuanto a Cáritas, tema que antes he dejado a medias, me parece que está demostrando que es totalmente imprescindible en este país.
Si yo legislara (o perteneciera como miembro a un ejecutivo) eliminaría los privilegios que tiene la Iglesia en cuanto a IBIS y prebendas conseguidas hace mucho tiempo y multiplicaría por 100 las cantidades que se dan a este tipo de organizaciones, bancos de alimentos y gente que hace de la palabra Solidaridad algo emocionante y real.
Recortaría el sueldo de ministros incapaces, de enemigos del verbo y del pueblo, para dárselo a quien realmente ayuda, a quien realmente aporta, sin programas de la 1 como escaparate (presentados por personas que cobran 1400 euros por sesión).

Supongo que resulta imposible que esta mujer se presente a unas elecciones, de ser así estoy seguro de que ganaría. Incluso dando por hecho de que hay un gran número de votantes ciegos y gilipollas creo que ganaría. Sería saludable. Utópico, desgraciadamente.

Soy consciente de que este amor que la proceso no será correspondido. Las mujeres de bandera suelen tener buen gusto y un pecador con incontinencia verbal como el que escribe esto no puede aspirar a tal honor.
Acepto tal hecho y solo espero que Sor Lucia Caram siga siendo ejemplo de lo que queremos escuchar, representación de los que no tienen voz, la que ve en el país de los ciegos, aire fresco que se convierte en bienvenida Tramontana, fuerza brava sin perder el aliento, coraje y bandera.

Me imagino que hubiera un centenar de personas como ella, solo un centenar, me emociona intuir como cambiaría todo.

Sor Lucia Caram ha conseguido una cosa importante : tengo fe, aunque no me confiese.
¡Qué le vaya bonito!




                             Ricardo Arjona- "Jesús es verbo, no sustantivo"

lunes, 7 de abril de 2014

"EL JEFE INFILTRADO", LA ÚLTIMA ESTAFA APLAUDIDA POR EL PÚBLICO




       Ya...ya...nadie lo sabe...¡mis cojones!. Todo Dios sabe quien es el jefe...

La Sexta se está especializando en relatar temas de ficción envueltos en papel de regalo al que llaman realidad.
Desde que hicieron ese programa propagandístico de la Monarquía (tramposo y falsamente moralista) del 23-F perpetrado por el mi hasta entonces respetado Évole, cuando antes retransmitieron los sucesos del Gamonal desde un punto de vista sesgado y obsceno marcaron una forma de manipular las mentes claro que ahora se concreta en esta bazofia altamente anunciada llamada "El Jefe infiltrado".

Esta "cosa" trata de un jefe que abandona su despacho y sus desayunos con champan para hacerse pasar por un currito (impresionantemente camuflado) y poder comprobar como marcha la empresa desde abajo, a todos los niveles.

Tengo que decir que si esto lo hicieran con cámaras camufladas lo mismo hasta me parecería acertado, pero cuando usan 3 cámaras para cada plano (supongo que cortarán y repetirán tomas varias veces) me parece una chorrada tremenda, una pérdida de tiempo más grande que ver a Rosa Benito contar que ha estado ingresada en un centro mental. Un mal educado diría que se la suda.

Pues bien, este programa del jefe de las narices pretende que los empleados actúen normalmente como si no hubiera cámaras, del mismo modo que lo hacen todos los días.
Vale que algunos de los que salen tienen pinta de que la coca les ha hecho estragos y que no pueden distinguir una cámara de un semáforo pero a la mayoría les otorgo la duda de que saben escribir su nombre en un papel.
Es decir, si te están grabando y actúas así de mal es que eres un subnormal y en tu casa lo saben tus padres, que casualmente son primos. Prefiero pensar que son actores o que están actuando para este nuevo programa de manipulación de la Sexta. Por cierto, a pesar de los pesares es la cadena que más veo y disfruto.

Mola mucho ver como disfrazan a los jefes, no canta nada, no. Hay casos que parecen salidos de una película de Almodóvar de los 80 o de una obra de la Cubana. Ridículo.

Para completar el evento al finalizar el show los empleados que han sido grabados con 3 cámaras pasan por la oficina del jefe que les desvela que no es un currito torpe, que es su jefe y que puede sodomizar a quien quiera. Les dará un dinero, les pagará algo ,les ascenderá, les regalará cosillas por su actuación y les regañará si han sido malos repitiendo eso de "¡no se hace, nene!".
Pantomima, basura, mierda...es lo que es este programa. Además son mucho más ratas que en la versión americana, dan pocas cosas. Echo en falta a Toñi Moreno dando los cheques y dando esos saltitos de...de eso.

Critico a este programa porque lo venden como lo que no es. Había un programa que iba de "embargos a lo bestia" que te dicen que son recreaciones de hechos reales. Será una mierda, pero no estafan, no son tramposos.

Para colmo, este país de pandereta le ha dado un récord histórico de audiencia a esa cadena lo que me lleva a pensar que las neuronas de muchos hogares se equiparan al número de libros leídos.

Pues nada, disfruten tal manjar para paladares exquisitos...



Campechano jefe infiltrado. Tiene nombre de bandido acompañante de Fendetestas. Mola tanto ese nombre que prometo meterlo en mi próximo libro.


viernes, 14 de marzo de 2014

"ENTRE TODOS" ESTAMOS PAGANDO 1400 EUROS AL DÍA


                                          Toñi Moreno cobrando la mueca a 70 euros


Muchas veces se habla de las cantidades obscenas que se pagan por las entrevistas en Telecinco.
Mujeres que han perpetrado un polvo con un apuesto hijo de tonadillera con patillas o mancebos con las cejas depiladas y el ano blanco que aspiran a ser presentadores de realittys de la casa.
Bien, esas cantidades nos puedes parecer exageradas, vomitivas, desorbitadas, pero son cadenas privadas. Pueden gastar SU dinero en eso, en eventos de fútbol o en adquirir Pretty Woman para asegurarse récord de audiencia. No es dinero público.

Lo que no me parece ético es que se gasten 1400 euros por programa en la televisión pública en el sueldo de una presentadora. Para más cojones el programa es de caridad, de beneficencia, de usar a los necesitados como monos de feria y que presten su imagen a este formato para que la audiencia sea buena.

Para que esto funcione se sujetan en 3 pilares : un público paleto y uni-neuronal que aplaude (y corea borreguilmente) lo que le echen con tal de que les paguen un bocadillo, la caridad humana y la solidaridad de gente que prefiere hacer las cosas públicamente para que quede claro que son generosos (en vez de realizar tales labores de manera privada y discreta como hacen muchos otros) y una presentadora sin escrúpulos.

Tantas tragaderas tiene la inmoral mujer que se la suda que el programa trate de "ayudar" a los necesitados porque ella se lleva 1400 euros por preguntar a la gente que si folla. Porque así es este tolón, dice esas cosas y peores.

Por 1400 euros esta mujer se cree que está por encima del bien y del mal. Tan sobrada está que se atreve a "recomendar" a una mujer maltratada que  los maltratos o se denuncian a su tiempo o que hay que callarse.  Al día siguiente pide perdón, suma euros, pone cara de noblota campechana y se entierra el asunto.

Es indecente el programa, es indecente la presentadora, es indecente el público y es indecente el que hace caridad solo si hay medios de difusión para narrarlo. Bueno, quizás salvo a estos "exhibicionistas" porque si el Papa vendiera parte de los tesoros del Vaticano (para paliar hambrunas y demás) y lo hiciera con una gran rueda de prensa y con el Circo del Sol de teloneros lo daría por válido y lo aplaudiría con fuerza.

Me resulta realmente curioso ver como hay mucha gente que defiende a la inefable y cara Toñi Moreno. Estoy seguro que muchos de los bocazas ignorantes son parados o gente que cobra una puta miseria por su trabajo. Diré una cosa que sonará fuerte : se lo merecen. Merecen su suerte por gilipollas. Yo prefiero que trabaje la gente que al ver este espectáculo (que parece realizado en la tele de hace 40 años) se indigna , suda rabia y vomita por asco.

Es que es que es lo que me produce este programa: ascoPuta demagogia populista.

Si está buena y humilde mujer cobra 1400 euros por programa, hace unos 22 al mes, lo multiplicamos por 12 meses al año...nos da una bonita cifra de : 369.600 euros. Fijaros la cantidad de beneficencia SILENCIOSA que se podría hacer sin tener que vender las miserias ajenas y sin tener que aguantar a una tipa que recomienda cuando hay que denunciar los malos tratos y que solo está interesada en lo que folla la gente.

Habrá que esperar dos años para esperar que cambie este Régimen y que veamos como esta señora es un millón de euros más rica y los pobres más pobres. Patético.

Adjunto la llamada de un espectador que quiso donar en directo un bar y de paso sacar los colores a la presentadora. No pudo, nadie puede perder la vergüenza si no la tiene.


                                No es china, aunque lo parezca. Ni tampoco está estreñida, creo.
                     

lunes, 10 de marzo de 2014

MESSI ES EL NUEVO STAN (SOUTH PARK)


Antes de empezar quiero reconocer mi total admiración hacia Messi como futbolista. Me parece de los mejores de la Historia, incluso puede que sea el mejor.
En otros aspectos no le tengo tanta admiración: como orador o comunicador (tampoco le hace falta para hacer bien su trabajo) y como contribuyente.

Messi tiene un problema : vomita en el campo.
Esto no sería significativo si jugara al fútbol en peñas los domingos por la mañana y los sábados acabara en las discotecas a las 6  ingiriendo unidades de "bebidas con misterio". Me han dicho que hay gente que lo hacía (incluso alguno ahora tiene blog y lo cuenta).

El tema es que Messi llena de potas los campos de fútbol del mundo.

Hay muchas hipótesis al respecto.
Una es que está embarazado, obviamente no, no tiene barriga. Esta teoría podría haber encajado más en Maradona, a ese que Víctor Hugo Morales rebautizó como "barrilete cósmico"....tatatatata ta (no Martino).

Otra teoría es que abuse de la ingesta de alimentos que tienen mala digestión. Es decir, que coma muchas golosinas, mucha comida mexicana, choripan, que haya acudido a algún restaurante de los que visita Chicote, que haya comido en una estación de trenes o incluso que haya adquirido algo en el Día y que al ver la amabilidad de las cajeras se le haya cortado la digestión.

Luego están los que dicen que es de nervios. Eso de no llegar a fin de mes le preocupa, esta es una de mis explicaciones favoritas.

Algunos comentan que puede que haya estado jugando antes con el Blandiblup y que lo haya ingerido por error.


También se argumenta que puede que sea muy fan de la peli Cazafantasmas y que emule a los entes que allí aparecen (es su particular homenaje) cuando moquean a los protas. Puede que confunda a Cristiano Ronaldo con un fantasma y....¡pota!. No creo. Vale, esta hipótesis está pillado con pinzas.



Yo creo que tengo la clave de lo que le pasa : está enamorado.  La solución la he descubierto visionando South Park.
Stan (el muñeco de la gorra AZULGRANA) está enamorado de Wendy y cada vez que la ve pota.


Sobre el objeto de los pensamientos respetables y entrañables de Messi no quiero especular. Lo que estoy seguro es que está enamorado y por eso se le permite que llene de potas los campos de España y del Mundo. Por cierto, para mi el mejor central del mundo es Piqué y el mejor delantero es Ibrahimovic.

No me parece bien tampoco que realice esa operación de limpieza estomacal en el césped, se podía ir fuera del terreno de juego. Puede que algún impetuoso compañero (o rival) quiera cortar un balón dividido se tire al suelo y....¡premio! .Ese Dani Alves tan bien peinado...¡Pobres utilleros!, tienen que recoger las camisetas manchadas de restos biológicos de Messi y poner productos especiales para su completa limpieza.¿Nadie piensa en ellos?, yo si.
Los futbolistas son guarros, muy guarros. Escupen, potan, se meten el dedito en el culete, meten la mano en el paquete ajeno...¡cochinillos!


Poco podemos hacer para corregirles, tienen mucho dinero pero no tienen tiempo para acudir a clases de modales con algún heterosexual experto en protocolo porque están rodando anuncios, eso cansa. No da tiempo "pa ná".

Yo le deseo a Messi una rápida recuperación de lo suyo, de su presunto "mal de amores". No me gusta que un gran jugador como es él (y mejor contribuyente) tenga dificultades para realizar su trabajo. Quiero que su amor sea correspondido.

Si analizáis bien, este post es una historia de amor. El amor mueve el mundo. Soy un romántico enfermizo.




lunes, 3 de marzo de 2014

EL VENDEDOR DE ENCICLOPEDIAS



Todos tenemos un pasado.
Dentro de ese tiempo vivido hay cosas que te forjan el carácter, otras que te refuerzan los valores, otras que te llenan la nevera y luego están las que te marcan a fuego en la piel sus enseñanzas.

Hay épocas en las que uno trabaja en lo que puede, no se mueve por pasiones. En la mayoría de los casos estas épocas se alargan toda la vida.
Yo tuve una etapa de experimentación donde me dediqué a "comercializar" con todo tipo de productos, ahora solo "regalo" emociones.

Esta hoja de ruta tarambana me llevo a probar a ser "vendedor de enciclopedias".
Yo tenía una imagen prefijada de ellos: siempre eran dos tipos con traje que llamaban a la puerta (haciendo competencia directa a los testigos de Jehová) y que soltando un rollo verbal intentaban conseguir ventas por aburrimiento. Era un poco "acosadores" y tenían cara de gilipollas.

Bueno, la oferta era de 1000 euros fijos más ventas. Ahora sería impensable pero en pleno "boom" económico de este país había puestos comerciales con un alto salario fijo. Nada que comentar ya que al dueño de la editorial para la que trabajé le sobra el dinero para tener varios conocidos canales de televisión y demás inversiones. Seguro que esos 1000 euros por cabeza le sirven para limpiarse su gran culo todos los días después de desayunar con champan.

La entrevista fue la típica para este tipo de trabajo. Les tienes que contar que quieres "comerte el mundo", que te encanta poder disfrutar de esa oportunidad que siempre has soñado y que te dejarás la piel en ello.
Acudes con traje, colonia a saco, afeitado y los zapatos negros limpios. Es lo que quieren, no deja de ser una pseudo-secta...

Una vez contratado me hicieron unas pruebas en las céntricas oficinas. Reconozco que a pesar de ser lo que eran no me resultaron los comerciales más "tirados" con los que he trabajado. De hecho, se podía reconocer a los que como yo estaban allí por el parné y no por los ideales de los salva-patrias inculcados en tales ideas desde la cuna.
En años posteriores pude comprobar en otros trabajos similares como la selección derivaba hacia jóvenes sin experiencia y barrio-bajeros.

Me asignaron Palencia. Agradecí salir fuera de mi ciudad ya que este tipo de venta es residencial y uno de los pocos principios que todavía no he roto ha sido el de "no vender residencial en mi ciudad".

Íbamos con una lista de clientes, es decir, gente que ya había picado otras veces y a las que se les podía colocar más libros sin necesitarlo. Triste, muy triste, aprovecharse de una adicción aunque sea a la lectura, me sentía "camello" de libros. Me decía en mi interior una y otra vez : "1000 euros".

Estuve un tiempo acudiendo a casas, la mayoría de gente con relativa solvencia económica, lo que me hacía pensar que si tenían dinero para placeres podían gastarlo en libros. Me auto-engañaba, creo.

Me rotaban a los compañeros. Mismo "modus operandi": llamar por teléfono, concertar entrevista insistiendo, presentarse en la casa, entrar en su casa, enseñar catálogos, convencer de lo "interesante" de las novedades, cerrar ventas. Hasta aquí puede ser asumible e incluso bueno, según estómagos.

Todo cambió un día. Acudí con uno que era cubano. Contaba historias de que era hijo de un cargo de interior cubano al que no sé que ostias le había pasado pero que Fidel le había echado de allí y había acabado en Castilla. Sonaba un poco "Antoñita la Fantástica" pero tampoco me molestaba.

El cubano era un tipo gordo y grande, de tez morena, pelo engominado, traje impecable y mirada ambiciosa. Eso me inquietaba, miraba como diciéndote que si te tenía que pisar la cabeza por una venta lo haría.
Tenía mucho verbo, buenos modales, acento gracioso y cabeza bien cultivada con los Clásicos de la Literatura.

En nuestra lista estaba una familia de un barrio no especialmente bueno de la ciudad. Insistimos para quedar, ellos accedieron resignados.
Al llegar me encontré una pareja de unos 40 años con una niña de 12 años y un niño de unos 4. El niño estaba en una silla de ruedas y padecía una enfermedad "rara".
Los hombres se la veían y deseaban para poder pagar los médicos y tratamientos del chaval. Se les saltaban las lágrimas al relatárnoslo.
La hija jugaba al balonmano, tenía la cara misma de la inocencia.

Mi compañero cubano insistió en meterles por los ojos el catálogo de novedades. Ellos insistían en que no tenían casi dinero porque el niño se llevaba mucha cantidad en sus cosas adaptadas y específicas para sus particularidades. Además la niña y su afición por el balonmano también se llevaba lo suyo.

El cubano insistía. Yo me ponía colorado en silencio, empatizando con la familia. Me estaba calentando...

Mi silencio dejó de ser tal cuando el puto cubano de mierda dijo a los padres: "¿No os importa la educación de vuestro hijo?¿No creéis que se merece estos libros para su aprendizaje?¿Os consideráis buenos padres si no le dais esto que os propongo?".
Los padres casi lloraban de impotencia y decidieron comprar lo que se les propuso (impuso).

En ese momento hablé.

Me levanté del sillón, agarré los papeles y les rompí con furia. Di la enhorabuena a esos padres por ser como eran, les comenté que ellos no necesitaban esas mierdas que les estábamos metiendo por los ojos y agarré al gordo cubano del traje y le saqué fuera de la casa.
Los padres me miraban aliviados, sonrientes, dando las gracias.

El gordo mierda cubano se puso como una furia, me agarró de la pechera gritándome y diciendo que "nunca más, nunca, me arruines una venta". Yo sonreía. No llegó a mayores. Tuvo suerte. Desde aquel momento sabía exactamente lo que tenía que hacer.

Llegué a la oficina y me despedí.

A la semana siguiente envié a la hija de ese matrimonio unas entradas para el balonmano y una carta disculpándome a los padres. El contenido, los consejos y demás material no quiero compartirlo ahora.

Al gordo cubano lo volví a ver al cabo de los años...en la televisión.
Participaba en un programa de La Sexta llamado "el Aprendiz" donde salía Lluis Bassat y se buscaba a los mejores comerciales de España. Ese "mejores" va unido a la falta de estómago y de escrúpulos. Pura caca. No ganó, había impresentables más grandes que él. Significativo.