lunes, 28 de diciembre de 2015

TE AMO (SIN LETRA PEQUEÑA)



Nos cuesta, nos cuesta mucho, demasiado, decir ciertas palabras y no acompañarlas de muletillas, condicionantes, excepciones y cláusulas que desvirtúan ese impúdico y sano acto de valentía.

Sucede que todo está controlado hasta que llega la Navidad. Estas fechas predisponen para la lágrima, desarman barreras y te colocan frente al televisor donde siempre echan una película de Meg Ryan y al final te acaba convenciendo, antes de que se operase y se pareciera a un chino estreñido, que Algo para recordar no está tan mal y que para verla con manta, en un sofá y con cierta compañía es hasta buena.

Nos cuesta decir lo que sentimos, insisto, mucho. Aprovechamos estas fechas para ampararnos en que son días propicios y lo ponemos en Christmas, mensajes de buenos deseos por whatsapp y en proposiciones indecentes escondidas en el envoltorio de un mazapán.
Yo, mismamente, lo camuflo en dedicatorias de mis libros.

Quiero a mucha gente que nunca sabrá que la quiero, amo, echo de menos o pienso. Soy así de gilipollas, como muchos de vosotros que asentís a estas palabras y os decís por dentro un "otra vez que tiene razón este atractivo escritor".

Uno de mis propósitos de este nuevo año es decir las cosas más directamente, o mejor aún, a demostrarlas.
No quiero que nadie se quede con la duda. Incluso a los que me caigan mal se lo haré saber. Los que lean mi libro y no les guste estarán dentro de este selecto grupo, si se da el caso de que no guste (cosa que veo complicada).

Amar suena fuerte, querer también pero menos. Desear suena bien salvo que se lo digas a gente que no conoces y piense que eres un perturbado mental de esos que llevan gabardina y enseñan su interior a niñas en los parques.
Apreciar es más usado, pero no me gusta. Tener aprecio se me antoja escaso. Creo que se pueden apreciar cosas, por lo tanto no es aplicable solamente a humanos o seres vivos, y si se puede equiparar cosas y vidas no me interesa. No, no me gusta apreciar. Si lo digo que se sepa que lo hago con sorna.

Amar y querer depende de estados de ánimo y de periodos vitales. También del tiempo y de las necesidades. Son sentimientos que parecen sinceros pero no lo son del todo porque requieren correspondencia para ser plenos y si no la hay son mutables en otros sentimientos menos bonitos.

Hoy tengo el día tonto, tengo una de Woody Allen preparada y no estoy para réplicas ni anotaciones en cuenta, así que os diré un OS QUIERO como norma general y el que quiera que se baje de ese barco.

Felices fiestas y feliz año nuevo.

sábado, 28 de noviembre de 2015

ESE PUTO BINOMIO: SER EMPÁTICO Y PSICÓPATA



Es una curiosa relación que se da en mayor número de casos de lo que suponemos.

Muchas personas que nos resultan empáticos resultan siendo, al final, unos verdaderos psicópatas.
Se nutren de los sentimientos lastimados, de carencias, para conseguir sus fines. Suelen ser de dominación, manejar vidas a su antojo, condicionar actos, disponer de información confidencial para fines oscuros, conocer puntos débiles con heridas donde echar sal para que duela...

La información es poder. Cuando en un momento de bajón compartes información confidencial con otra persona estás expuesto a que esta sea usada en tu contra.
No es que haya que ser introvertido, es bueno hablar las cosas, pero hay que saber a quién se las decimos.
Mucha gente va soltando en cada esquina sus problemas y muchas veces están relacionados con carencias afectivas que lo que quieren es que sean cubiertas por el que lo escucha.
Es fiar todo a que el que lo recepciona no nos quiera joder. La discreción es importante en todos los ámbitos de la vida. Hay que medir mucho las consecuencias de todos los actos, más de los que pueden tener una naturaleza comprometida para nuestro entorno o nuestra vida.

Hay mucha gente buena, mucha, la mayoría. Ser bueno no significa que se sepa escuchar. Lo de la empatía ya es más difícil de encontrar ya que hay mucha lírica en estos asuntos.
Cuando conocemos a alguien empático nos dejamos llevar y eso puede aliviarnos en la mayoría de los casos, nos ayudará a soltar carga, pero hay otros casos en los que la carga se incrementará.

Los psicópatas están en la Sociedad, es una realidad irrefutable. Desde los políticos que nos gobiernan hasta en los bares en los que tomamos café. Hay muchos pero no se les ve, están camuflados. Ninguno lleva un cartel que ponga "soy un psicópata de mierda".
La psicopatía y la empatía suelen tener como denominador común la capacidad de escuchar y la inteligencia. Se requiere un mínimo de recursos para ser un psicópata de este tipo, mental. Para matar un gato a patadas evidentemente no.

La mente tiene aristas que son imposibles de controlar, lo que tenemos que hacer es poner profilaxis a nuestro verbo. Tenemos que saber que los hijos de puta psicópatas (con piel de cordero de empatía) existen.
No queremos que nos manipulen, no queremos ser víctimas de chantajes, no queremos que nuestra vida dependa del antojo de un ser sin sentimientos y macabro. Tenemos que medir consecuancias, recalco.

Seamos sociables pero también seamos inteligentes y no vendamos (o regalemos) nuestro alma al diablo.

lunes, 23 de noviembre de 2015

EL MIEDO : ENEMIGO COMÚN

                    
     Película "El carnaval de las almas" de 1962. La actriz Candace Hilligoss.


Si hay algo común que compartimos todos los habitantes de la Tierra es el miedo.
Se presenta en varias formas, de varias maneras, con diferentes intereses, de manera inconsciente y atávica, miedos heredados, miedos consentidos, desviaciones de dificultades o de dudas en acciones temerosas.

Tenemos miedo al cambio.

Es muy habitual que romper nuestro círculo de confort nos proporcione desasosiego.
Aún a sabiendas de que lo que tenemos no es gran cosa o que no es la mejor de las opciones preferimos mantener el status conseguido, el plato de lentejas, la comodidad de lo acaparado, a arriesgar y conseguir cosas que pueden ser mejores pero que no tenemos ninguna certeza de que lo vamos a obtener o la seguridad de que el resultado será el anhelado.
Este es el miedo que nos hará no dejar la ciudad en la que hemos nacido, no dejar la pareja que nos tiene muertos en vida, no votar a un partido emergente a sabiendas que el conocido está lleno de chorizos, no cambiar de trabajo, no mandar a la mierda a los que nos destruyen en el día a día, etc...

Desde pequeños se nos venden el miedo, las cosas malas, como contrapunto de las cosas buenas. Este es el trabajo de lavado de cerebros que dominan las religiones con sus cielos y sus infiernos (y los castigos por caer en los segundos y las fortunas por conseguir pertenecer a los primeros).
Con esta sencilla maniobra de guiar borregos nos tienen dominados personas que a su vez han sido dominados y que repiten una y otra vez esta infortunada manera de cortar las libertades.

El miedo es enemigo mortal de la libertad.

Los niños carecen al nacer de estos miedos, y de todos. Es por eso que no tienen miedo de acariciar perros de presa, ni de arañas, ni de quemarse poniendo la mano en el fuego, ni de cruzar una calle tras un balón.
Los miedos se generan después cuando unos padres quieren protegerles y cuando la Sociedad completa el trabajo de manera limpia y consentida, sin luchar contra la implantación dominante de la Religión en la Sociedad y cediendo el poder de inculcar miedos a los lobbys de diferentes sectores.
Todo es un plan perfectamente engrasado, consentido y perpetuado por los siglos de los siglos.
Ya te crearán  enemigos y guerras para que sepas que la maldad está afuera y que no puedes desviarte del camino del redil.
Si piensas por ti solo...malo. Los borregos son más y te llevarán como agua brava de río que baja inmisericorde por un cauce que pretende desembocar en el mar, sin pararse a pensar en tu idiosincrasia.

El miedo social es jodido, el miedo en las relaciones amorosas o sentimentales es paralizante.
Conozco muchas parejas que siguen juntas por miedo, y eso mata (metafóricamente o de manera real).
Otras que nunca se forman por miedo a amar, miedo a depender emocionalmente de otro o miedo al fracaso.
Somos tan absurdos que tenemos miedo a fracasar sin intentar, que es una muestra de que somos una raza de gilipollas supremos.
En vez de colocar en balanzas lo que se tiene y lo que se puede conseguir, de manera optimista, se ponen miedos y posibles fiascos.
Solo los que colocan con objetividad en la balanza sus condiciones personales acaban dando pasos para adelante.
Los otros son los que se lamentarán toda la vida de su suerte y los que te juzgarán por no ser como ellos.

El miedo mata. Mata ilusiones, nos convierte en ficus y nos vuelve vulgares.

Cada uno es un ser maravilloso que ha llegado a este mundo de una manera tan mágica que es la unión de dos fluidos corporales humanos.
Partimos de un "hecho mágico" y nos volvemos vulgares.
Tomamos referencias equivocadas, porque el primer error es intentar compararse, intentar parecerse a otros.
Las vidas son personales, cada uno tenemos la obligación de hacer nuestras vidas especiales. Tenemos la indudable necesidad de romper todos los miedos que haya, reales o inventados.
Las arañas no nos harán nada si nosotros sabemos que no nos pueden hacer nada. No hay que confundir ser precavido con ser temeroso.
Es lo del ejemplo del niño que cruza la calle detrás de un balón, hay que enseñarle a que mire a los lados para que no vengan coches cuando cruce, no hay que dejarle sin que juegue al balón en un banco. Tiene que hacer la vida normal y dejarse de dar demasiada importancia a los miedos.

El miedo es un puto cabrón que nos jode, lo hace porque le hemos dado mucha importancia. Venceremos la parálisis que nos provoca cuando le ignoremos, al igual que se vencen casi todas las enfermedades mentales, y el miedo, no os olvidéis, es la más común y mortífera de todas.

Seamos libres de equivocarnos, mandemos a tomar por culo a los miedos. La felicidad nos espera a vuelta de la esquina. Poneos guapas y guapos.



sábado, 14 de noviembre de 2015

RESEÑAS DE MI LIBRO "LA SONRISA DEL MELÓN" (EL SIMIO LECTOR Y ENTRE MONTONES DE LIBROS)




Siempre he dicho que soy un tipo con suerte. Además presumo de que intento estar rodeado de gente interesante que me aporta muchas cosas. Las personas que firman estas reseñas son dos claros ejemplos.

Al escribir el libro decidí refrendar las opiniones que me daba personas cercanas con la de los firmantes de dos blogs de literatura profesionales. Quería corroborar que el buen sabor de boca dejado en cierta gente era algo objetivo y no solo producto de una  subjetividad amparada en la amistad o en la cortesía.

Mónica Jurado (Blog El Simio Lector) y Mientras Leo/Romualda ( Entre montones de libros) escribieron libremente sobre la obra. Fue leída antes de que se haya publicado, estando en proceso de crowdfunding, cosa que me hace agradecer doblemente el esfuerzo realizado porque las condiciones para su degustación no eran las perfectas.

El crowdfunding acaba el día 16 de Noviembre, podéis entrar en este enlace para colaborar.

http://www.verkami.com/projects/13133-libro-la-sonrisa-del-melon

Parece ser que las aventuras vitales de Alex Ford les ha gustado, cosa que me honra e incluso me emociona. De sus palabras sacaré muchas cosas para futuros proyectos, muchas valoraciones interesantes y mucha fuerza para emprender esta empresa con el mayor entusiasmo posible, que en mi caso ya es enorme.

Gracias de corazón.

Aquí pongo los enlaces de ambas reseñas, por si os queréis animar.

EL SIMIO LECTOR

http://elsimiolector.blogspot.com.es/2015/11/la-sonrisa-del-melon-de-carlos-del-b.html

ENTRE MONTONES DE LIBROS

http://entremontonesdelibros.blogspot.com.es/2015/11/sonrisa-melon-carlos-mientrasleo.html

viernes, 6 de noviembre de 2015

7 NOVIEMBRE - MARCHA ESTATAL CONTRA LAS VIOLENCIAS MACHISTAS


¿No te afecta? ¿Seguro?...lo dudo.
Dudo que alguien, sea hombre o mujer, que haya sido parido por su madre, no tenga el mínimo interés en estas cosas.
Si no te involucras en ello, aunque sea de pensamiento condenatorio, es que eres verdugo o cómplice y ambas cosas me producen el mayor de los ascos.
Suficiente tenemos con estos Gobiernos que se suceden y que miran a otro lado vaya usted a saber por qué y que cuando legislan lo hacen de una manera muy imperfecta, llena de lagunas y amparando al bastardo ninguneando a la víctima.

¿No te das cuenta de que esto no es normal? ¿No te parece que se está cometiendo una serie de asesinatos de mujeres que cada vez va a más y que cuentan con una impunidad repugnante?
Y hablo de asesinatos, no muertes, como ponen las noticias de los periódicos que como todos sabemos tienen dos grandes problemas: obedecen la voz del amo y están llenos de junta-letras analfabetos que a duras penas diferencian la mano izquierda de la mano derecha.

¿Esto es solo un problema de mujeres? ¿No es tuyo?
¿Te das cuenta de que el patriarcado, el machismo, se nos ha involucrado desde pequeños en todo? ¿Qué se cometen tropelías como pagar menos a una mujer por el mismo trabajo?¿Qué se considera el sexo fuerte a alguien que no pare? ¿Qué estamos rodeados de putos asesinos en potencia que entienden mal la propiedad privada y golpean a su mujer como si lo hicieran con una pelota de tenis?

¿De verdad queréis convivir con esta lacra cerca? ¿No sería mejor eliminar de nuestro paisaje a los violentos, a los asesinos, a los que les amparan?

¿No te duelen las tripas cada vez que asesinan a una mujer? ¿Te provoca más malestar que un futbolista se lesione? ¿Eres mujer y crees que está bien que los maridos peguen? ¿No te duele ver sufrir a una mujer porque tiene un infierno en casa?

Si estás en desacuerdo conmigo te diré una cosa: eres mierda.

Si estás de acuerdo quiero que sepas que el 7 de Noviembre se celebran concentraciones en toda España y eventos relacionados con estas reivindicaciones porque todavía, en este puto país enfermo con patologías atávicas, hay gente que pensamos que las cosas pueden cambiar y que nadie tiene derecho a borrar la sonrisa de otro.

Si eres mujer maltratada, no lo dudes, llama al 016, pide ayuda. No estás sola.

#7N #TerrorismoMachista #CuestiónEstado


viernes, 30 de octubre de 2015

SOY "VAINILLA", SEXUALMENTE HABLANDO

                       
                                     Polo de vainilla, muy propio


Pues resulta que soy vainilla, señora.
Estaba yo el otro día hablando con una amiga sobre el Existencialismo de Kierkegaard y la conversación derivó de tan santa manera que llegué a tener constancia de que soy así.

Vainilla en el argot de las relaciones BDSM (engloba una serie de prácticas sexuales como el Bondage, la Disciplina, la Dominación, la Sumisión y el Sadismo Masoquismo) son las personas que basan sus preferencias sexuales exclusivamente al sexo convencional y que no tienen deseos de probar nuevas cosas o experimentar nuevas opciones epicúreas.

La verdad es que no me extraña que esas cosas no me motiven. No lo he hecho ni en un ascensor así que no me imagino siendo cagado por una amable dama. Tampoco me veo con los pezones quemados por velas o golpeado con una presunta fémina vestida de cuero con una fusta, que más que darme placer me daría acojone. No, no me veo.

Respeto todas las modalidades de sexualidad salvo las que son delito o considero desviaciones mentales. Es decir, la pedofilia, por ejemplo, me parece una aberración de las más repugnantes que existen. No se obra con contundencia sobre ella por países cercanos a Italia, se me ocurre así de pronto, pero eso ya es otro tema de los de saben muchos los seguidores de la moral de American Beauty.

Por no hacer, puestos a reconocer cosas ahora que estamos en familia, no he hecho un trío en mi vida. Tengo que reconocer que sí que lo he pensado, que un día estuve relativamente cerca, pero que con los años es una idea que me da más pereza que placer. No soy mucho de compartir estas cosas, menos si es con otro tío, lo que llaman trío demoníaco.
Uno intenta mantenerse digno con una fémina pero con dos mi fondo físico me dejaría en evidencia.

Puedo parecer aburrido si digo que nunca he ido de putas y que nunca iré (es un tema moral, de asco y de falta de necesidad). He asistido a pocos streapteases en mi vida y me parecen una paletada enorme, además de una pérdida de dinero y tiempo. Es más propio de la época de Pajares y Esteso que de una sociedad que se supone que avanza. Viendo las "encuestas cocinadas" compruebo que no, que no avanza, que retrocede.

También soy de aquellos que prefiere la insinuación a la evidencia. Prefiero un modelo de vestimenta que me despierte del letargo mi imaginación de sapiosexual que una película porno donde puedo comprobar si la actriz tiene amigdalitis por su vagina.  Ver sexo en pantalla de cerca tampoco es una cosa que me vuelva loco. Tampoco me he tocado con el trailer de Star Wars, pero eso es otro tema.

En estos temas, los sexuales, creo que lo principal es el respeto y el mutuo acuerdo. Que dos quieren darse azotes, que se den, pero de manera consensuada. Cada uno tiene sus preferencias y sus límites. La base, insisto, es que ambas partes (o las que sean) estén de acuerdo en que eso es lo que quieren hacer. Lo de acceder a deseos "no vainillas" por satisfacer a la pareja y retenerla también me parece triste, muy triste.

No creo que cambie nunca mi sabor vainilla por uno de chocolate, tutti frutti o plátano. Espero que se me respete que en esto soy conservador, es la única parcela de mi vida en que no soy progresista.

La base es esa: respetar. Cada uno en su casa que haga lo que quiera con su vida, con su sexo, con su mando de la televisión a la hora de elegir programas o a la hora de beber la leche a morro.
"Leche a morro", mira, eso sí que me ha puesto.


                                                   Pereza - "Como lo tienes tú"



lunes, 26 de octubre de 2015

¿TE SUCEDE ALGO? (FRASE QUE NUNCA TIENES QUE DECIR A TU PAREJA)


Es cierto, los hombres y las mujeres somos distintos, cada uno tiene sus virtudes y sus defectos.
Como norma  general, los hombres tienen más orientación y las mujeres más capacidad para hacer cosas a la vez. También dicen que los hombres escuchamos menos y que las mujeres van más a su bola en cuanto a la realización de actos. Ya sé, no siempre es así.

Sí hay una cosa que es un hecho contrastado, una verdad irrefutable, una de esas leyes que son más fiables que la de la Gravedad o cualquiera matemática es esa que si a una mujer (pareja, me refiero) que no habla, que tiene gesto serio, que está poniendo morritos, le preguntas "¿te sucede algo?"... la has cagado.
Si no tienes la habilidad de intuirlo y de dejar pasar el temporal prepárate para las consecuencias.

Espera la Tercera Guerra Mundial. Tú eres el culpable de ese incómodo silencio.
Lo normal no es que te suelte unos gritos, no, las mujeres tienen otras habilidades relacionadas con la sutileza, son sibilinas para lo bueno y para lo malo.
Te responderá : "tú sabrás".
Jaque mate. Si te dice eso es que la has armado buena. Puede que no sea muy importante pero para ella es importante y eso es lo que cuenta.
Comprueba el movimiento de los pies, más si tiene una pierna encima de otra. Ese balanceo nervioso e incontenible es como los temblores que preceden a un terremoto. No hagas planes, vas a estar un tiempo ocupado. Comprobarás que los ojos están más abiertos de lo normal, no pestañea.

Puede que sea un pequeño detalle, puede que sea una cosa que has ignorado, incluso puede que tú no te hayas dado cuenta. Si te has percatado y preguntas ese "¿te sucede algo?" es que eres masoca, temerario y estúpido.

Una vez hecho el mal no tienes que tratar de ponerte farruco, ya has cometido el error, no lo magnifiques.
Escucha, haz gestos de asentimiento mientras agarras su mano (la cual no te ofrecerá con facilidad).
Has provocado un cabreo, es algo que ha llevado a cambiar el gesto a tu pareja, no ningunees la situación o la bola de nieve se hará más grande y te arrastrará al foso.

Pide "perdón". ¿Es exagerado? no sé, pero hazlo. Baja la cabeza, asiente generando y adquiriendo empatía, toma nota de lo que te dice y verás como su gesto mohíno cambia y se instala una sonrisa en su cara.
Acaricia, mira a los ojos y besa suavemente, no de manera bestia.

Aprovechad para enviar a los niños al cine porque esa reconciliación será tremenda, esa noche tendréis suerte sin ser sábado ni llevar camisa blanca.

Ya sabéis amigos y amigas, aquí estoy para ayudaros a ser más felices con vuestras parejas.
Carlos "servicio público".
De rien.



viernes, 16 de octubre de 2015

NO TENGO PAREJA, ¿ES CULPA MÍA?


De inicio ya te digo que, como normal general, la respuesta es NO. No es culpa tuya que estés soltero.
Ni single, ni solterón, soltero, ¡dejémonos de hostias!. Sin pareja reconocida de esas que se presentan a los padres.

Puede que seas una persona insoportable, con un buen ramillete de defectos, pero eso no suele ser un motivo para que no estés emparejado. Yo conozco más gente interesante soltera que emparejada. Soltera en el sentido de "mentalidad de no emparejado". Bueno, yo sé lo que me digo.

Esta mañana mantenía una conversación con una buena amiga andaluza. Ella es preciosa, buena gente, divertida y culta. No tiene pareja. Cree que la culpa es suya. Obviamente se equivoca.
Yo creo que está rodeada de ciegos gilipollas. No expongo que sean así por no reconocer sus cualidades físicas, lo digo porque no pueden ver las relacionadas con su personalidad, que son las que francamente cautivan.
Ya sabéis eso que dice que "rara vez la belleza que atrae coincide con la que enamora" que afirmaba Ortega y Gasset.

Es un caso claro de que lo mismo se busca, si se busca, en el lugar incorrecto. Si te genera algún tipo de frustración no estar emparejado es que se busca o desea. No es mi caso, no ahora.
Si ves que con tus hábitos no te va bien para conseguir tus objetivos cambia de ambiente. Tómate este concepto como genérico, no sólo físico.

Si los paletos de tu pueblo prefieren los toros y el fútbol vete a eventos culturales. Si en la discoteca a las 5 de la mañana no valoran tus encantos vete a una cafetería con periódicos y jazz de fondo. Es fácil, si quieres cambiar las cosas, cambiar de rumbo, "camina" distinto.

En cuanto a la culpabilidad de no tener pareja, pues depende del caso concreto es una bendición. Es mejor estar solo y hacer lo que se quiere que soportar ciertos engendros que te ensucian el aire y te afean el paisaje, mental y físico, porque, normalmente, el feo por dentro es feo por fuera, aunque sea guapo.

Creo que valoramos poco la soledad escogida. Tenemos que aprender a disfrutar de nuestros momentos sin compañía.
Hay cosas en las que son necesarias dos personas. Esas fotos de Elsa Pataki no pueden durar siempre en ese estado, la Interviú tiene una vida útil y el dildo pierde textura. Vale, pero hay otras cosas.
Es diferente estar acompañado a emparejado. La soledad que se tiene en compañía muchas veces es mayor que la que se tiene sin nadie al lado.
No todo son desventajas, no siempre compensa.


¿Os imagináis toda una vida con Mariló Montero de pareja?
Yo tampoco, no puedo, ni una noche. Me salen sarpullidos.

Pues eso, nada de agobiarse, todo tiene su momento. Hay que aprovechar el día a día y pensar menos.
Salud.


                                   Fito & Fitipaldis con "Soldadito marinero"




miércoles, 14 de octubre de 2015

"LA SONRISA DEL MELÓN" DE CARLOS DEL B. IGLESIAS


                          Portada de Michelle Sánchez y prólogo de Jorge Magano 

Alguna vez he hablado en este espacio de libros, podía tener más o menos razón en mis opiniones pero eran producto de percepciones sobre cosas ajenas. Esta vez es diferente, hablo de un libro del que tengo todos los datos, de mi libro.

Es un proyecto vital. Es algo que tenía dentro y que sentía la necesidad de compartir con todos.
Me ha costado tiempo, mucho tiempo, demasiado tiempo.
Nunca he sido bueno en las rutinas y eso de escribir por "inspiración" es complicado.
En el proceso he aprendido a escuchar a los que saben de esto, me he rodeado de grandes profesionales de los que he absorbido siempre todo lo que me ha gustado de ellos.

Detesto las peleas de escritores, las envidias, las taras alimentadas por las ventas o por las frustraciones. Creo que es mejor que reine el compañerismo y que entre todos hagamos del mundo literario algo mejor.
En vez de ponerme celoso por la aceptación, de una escritora o escritor, he optado por observar las cosas que eran extrapolables a lo que yo quiero que se vea de mí. Lo útil para mi proceso creativo y para mi producto final. No todo es alma, hay muchas más variables.
Hay muy buena gente, los bastardos son los menos, curiosamente los que más ruido hacen a veces. Es como esa frase que dice "ya que no se me ve, que se me oiga". El protagonismo que me interesa es el del reconocimiento, no el de la lucha con puñales en el fango.

La gente me pregunta sobre el libro, de qué trata, y yo no sé que contestar.
Es una mezcla de géneros. Todo empezó como una novela que pretendía ser romántica, que hablaba de la relación on line de una niña rica y de un buscavidas, pero fue evolucionando y el prota, Alex Ford, resulta ser un asesino a sueldo con valores y el género se asemeja más al que pertenecería una película de Tarantino o Guy Ritchie que a una comedía ligera. Hay mucho humor, amor, sexo, acción, referencias musicales y cinematográficas y un ritmo que he pretendido que fuera rápido. No quería escribir 600 páginas por decreto y recrearme al describir habitaciones y paisajes, no procede, voy al grano.

A nivel personal es una liberación. Es algo que tenía dentro, que no veía la hora de que saliera. Mucha gente preguntando por su finalización y yo siempre dando largas. Tengo que dar gracias a la puta crisis que me llevó a seguir mi pasión y a no ser un tipo gris con trabajo de corbata.
Tampoco quería parir cualquier cosa. Me parece mentir al potencial lector sacar algo con prisas, sin ponerlo amor, sin cuidar los detalles. No es un libro perfecto pero sí que puedo decir que me ha dejado satisfecho. Creo que puedo defenderlo con honor. Fuerza y honor. 
Es una carta de presentación, tiene que ser como mínimo decente. Si me apuráis no vale ni siquiera eso, tiene que ser bueno. Si nos empezamos a vender tan pronto,si cedemos a  las primeras del cambio a los imperativos temporales lo llevamos claro.
Yo este libro lo he hecho como he querido y cuando he querido. Por eso lo auto-publico, para seguir haciendo las cosas a mi manera, a lo Sinatra ("My way").
Prefiero hacer un crowdfunding y testar el interés de la gente que sacarlo con una editorial y esperar a que me marquen la hoja de ruta. Si me equivoco quiero que sea sólo, pero ojo, he escuchado a mucha gente que sabe de esto, no son ataques soberbios de golfo con ínfulas de top-ventas.

Este es el enlace para poder colaborar conmigo, está todo muy bien explicado dentro, si hay alguna duda poneos en contacto conmigo por las redes sociales, preferiblemente Facebook.

http://www.verkami.com/projects/13133-libro-la-sonrisa-del-melon 

Me encantaría que la gente que lo leyera dijera que se lo ha pasado bien, con eso se me hinchará el pecho de satisfacción.
El objetivo es ese, entretener. Espero haberlo conseguido.
Seguro que alguno o alguna se sorprende, espero que para bien.

Un abrazo y gracias por colaborar conmigo y ayudarme a conseguir mis sueños.


PARA COMPRAR EL LIBRO PODÉIS BUSCAR AL AUTOR O EL LIBRO EN FACEBOOK O HACERLO EN AMAZON POR KINDLE

https://www.facebook.com/carlos.d.iglesias

http://www.amazon.es/SONRISA-DEL-MEL%C3%93N-CARLOS-IGLESIAS-ebook/dp/B019ZTCX1U/ref=sr_1_2?ie=UTF8&qid=1451592411&sr=8-2&keywords=la+sonrisa+del+mel%C3%B3n













martes, 6 de octubre de 2015

LA VIDA SERÍA DIFERENTE SI HUBIERA MÁS PROGRAMAS COMO ÓRBITA LAIKA Y MENOS COMO SÁLVAME



Este es el típico post en el que siempre el primer comentario es : ¿y qué programa es ese de Órbita Laika?. Ahí es cuando me quedo aplanado y jodido. Todo el mundo conoce Sálvame pero pocos conocen este del que hablo. Es de la 2, una televisión que todavía tiene cosas interesantes que ver y que está menos politizada que su hermana mayor. Está presentado por Ángel Martín y tiene unos colaboradores estupendos, de los que no me sobra ninguno, y eso es raro cuando se habla de estos formatos corales.
América Valenzuela, Antonio Martínez Ron, José Cervera, Clara Grima...molan mucho.

Y es que la diferencia entre ambos programas es clara. Pondré un ejemplo. En el programa que emiten en la 2 la invitada el otro día fue Edurne. Hablaron con ella de su disco, de sus estudios, de inquietudes, etc...
De la misma persona, en el programa de Telecinco, hablarían de su pareja, de su look, de su empleada de hogar que la acusa de que no la dejaba los domingos por la tarde libres, del exnovio que vende un polvo en una discoteca cuando ella tenía 18 años...
En un programa se habla de Ciencia y se tiene al invitado como cómplice, en el otro se habla de mierda y se tiene al sujeto como diana de los dardos tirados por personajes oscuros, limitados y mamporreros.

En Órbita Laika hay humor, hay conocimiento, hay curiosidades, hay experimentos, hay divulgación...todo con humor, elegancia, buen gusto y ritmo.
En Sálvame hay una exposición inmisericorde de miserias, de los aludidos y de los colaboradores, que producen el vómito por impúdicos, soeces y poco prácticos para el crecimiento personal. Dudo que entretengan, aunque ese sea el fin.

Seguro que habrá alguien que me dirá "la gente ve lo que quiere, tú no eres nadie para sentirte superior que otros porque no veas una cosa y veas otra". Correcto, es así, no me siento superior, pero tengo la mente más limpia porque no tengo esos datos absurdos dentro.

El problema no es que haya mucha más gente que vea Sálvame que Órbita Laika, el tema que más miedo me da es que esas personas luego tienen voto, tienen labores como padres, son socios de clubs, se tienen que socializar, y si los referentes son ese tipo de programas las consecuencias siempre será nefastas.
Si no se adquieren conocimientos y se elije el "modo ameba" o "el modo ficus" para proceder en la vida siempre habrá otros que aprovechen esos estados pasivos para guiar a las personas a sus fines.
Órbita Laika enseña a pensar, aporta conocimientos científicos. Eso tiene que repercutir en las conductas futuras por bemoles.
A un adolescente no es lo mismo regalarle un libro de Isaac Asimov que uno de Belén Esteban o de Jorge Javier Vázquez, no puede ser igual nunca. El primero puede abrirle la mente, los segundos se la atrofiarán (pero le darán gran cantidad de papel para reutilizar en casos de emergencia).

Estoy seguro que hay personas que ven los dos programas, otros que no ven ninguno, incluso les hay que no ven la televisión. Generalizo, como siempre hago en todos los posts, no me saquen las uñas.

Los bueno de Órbita Laika es que siendo un programa con poca publicidad (o ninguna) tiene un fenómeno fan enorme en Twitter. Eso es que interesa, eso es que no todo está perdido. Os lo recomiendo. Buscadlo en la web de RTVE.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/orbita-laika/

Imaginaos una televisión diferente, más educativa y menos dada a hablar de la vida de los otros, de los chismes...¿no nos convertiría en un país mejor?


 Ángel Martín toca el piano, en este programa, mientras canta cosas de Ciencia. No lo hace mal, no.

martes, 29 de septiembre de 2015

LA ENVIDIA: MARCA ESPAÑA


Ahora que está de actualidad hablar de patrias, banderas y credos podemos decir que hay algo que nos une a todos los moradores de este otrora gran país: la envidia. Es marca de la casa.

En pocos sitios es más difícil ser "profeta en tu tierra".
Tenemos un cainismo atávico que se empeña en criticar al que triunfa y a alabar al mediocre. No sé que cuestión es más grave. Siempre hay motivos para intentar que el ídolo tenga pies de barro y muerda la lona. Nos reconforta ver caer a los que triunfaron y no ponemos empeño en alabar al que creció desde la nada y consiguió sus objetivos. La cultura del esfuerzo pierde la batalla ante la del pelotazo. Somos muy amigos de las burbujas. Así nos luce el pelo.

Son dos temas distintos pero relacionados: ningunear al válido y sobrevalorar al inepto. Es producto de lo que vemos en la televisión. Si no hay programas culturales y los deportivos los ponen de pago la gente ve mierdas que hablan de mierdas que venden sus mierdas por un cuantioso parné. Esos son los modelos a imitar.
Es un país que se paga lo que se paga porque Paquirrín y su hermana (se nota que son familia, son idénticos) pinchen en una discoteca y se ignora a un tipo como Gómez Noya que ha sido cinco veces campeón mundial de triatlón, que es casi ser un Superman. El otro, el calvo, tiene como mérito golpear verjas metálicas con la cabeza.

Somos un país mediocre, cada vez más. Leo que en Suecia han comprobado que las jornadas de 6 horas son más productivas y les va de maravilla, aquí tendemos a una esclavitud amparada por el voto mamporrero. Esta gente que traga y consiente son los más envidiosos, son los que no tolerarán en triunfo ajeno porque están frustrados de ser mierdas en una sociedad de mierda, que es así por su culpa. Porque consienten.

Muchas veces tenemos que escuchar: "sí, tiene dinero, pero le falta pelo y su mujer se zumba al profe de golf" o " vete tú a saber a quién se ha follado para haber llegado donde ha llegado".
No digo que no haya casos que sean así, seguro que en la parrilla televisiva antes aludida encontráis muchos ejemplos, pero lo de menospreciar el sudor ajeno por no reconocer las incapacidades de uno es patético...y muy español.

Pocas veces se valora lo conseguido. En el ámbito cultural es imposible. Los cuchillos bajo la mesa son lanzados inmisericordemente y muchas veces logran su objetivo: sembrar la duda.
Otra "virtud" de este país donde su Presidente no sabe si es europeo, español o tailandés es esa, la de dar por ciertos todos los rumores. Mucha gente vio como un perro lamía la mermelada de Ricky Martin en un programa de televisión en directo.

Volviendo al tema de la cultura, me hace especial gracia la manera que tienen muchos escritores de atacar al que tiene éxito en vez de tratar de emularle. En vez de copiar las cosas que triunfan se tira por el camino más fácil, el que siempre recorren los limitados de mente y espíritu.

Hay que tener algo claro: siempre hay alguien más listo, más guapo, más alto, más fuerte, que escribe mejor, que habla mejor, que tiene más cosas, que gusta más, que es mejor persona, que merece más la pena que . Asimílalo, no hagas mala sangre.
Una vez asumido puedes reconocer méritos o puedes guardar silencio porque a veces, muchas veces, es mejor que uno tenga la duda de que eres tonto a que abras la boca y lo corrobores.




miércoles, 16 de septiembre de 2015

¿QUIÉN REPARTE EL CARNÉ DE ESCRITOR?


No lo digo yo, lo dice Unamuno: muchos pedantes sois unos completos estúpidos.

Os llamo pedantes por haceros un favor. En el fondo creo que sois unos personajillos que han sido dotados de pocas virtudes y que creen que por una que tienen, porque así lo creen ellos, la tienen que usar como medio de humillar a los demás.

Hay mucho escritor mediocre, a los que les compran los libros sus cuatro amigos por compromiso, de los que tienen callos en las manos de tocarse pensando en Vargas Llosa, de los que callan cual cobarde cuando alguien les impide subir al cielo de la gilipollez suprema con un directo al maxilar.

Esos mamporreros del poderoso siempre son crueles con la gente que está empezando, temen que les quiten la porción de tarta que tienen, aunque sea pequeña. Sus complejos, sus taras, sus abundantes defectos siempre afloran, como capullo del almendro, de manera puntual.

Si hay algo que me da asco hasta el vómito es aquel junta-letras de cuarta que cree que está legitimado para decir quien tiene que escribir y quien no, levantando el dedo o bajándolo como si estuviera en la época de los romanos. Esos aniquiladores de sueños quieren impedir que sueñes porque ellos se han dado cuenta de que cualquiera con ilusión puede acaparar más interés que su mierda de versos hechos con tanto esfuerzo y que servidor los mejora en lo que dura una visita al baño si me pongo intenso.


Conozco a mucha gente que escribe, pocos que vivan de escribir. Es curioso que los que más venden sean los más generosos y discretos, como norma general. Los mascachapas abrazafarolas son todo lo contrario. Tienen un ego desmesurado producto de que nadie les ha dicho que hacen mierda.

El otro día salía en El Norte de Castilla una entrevista a un escritor ya caduco, tanto que yo creía que había muerto, y que se quejaba de que la gente lee mierda. Daba por hecho de que lo suyo es bueno. No se pregunta el motivo de que su néctar no interese ni a su gato, ya que cada vez que le acerca un libro suyo orina en él.
Así es todo, esa vieja gloria bocazas se quejaba y la persona que más vende en este país es todo lo contrario. Ella contagia ilusión, es agradable, cercana, ayuda, nunca tumba deseos...
¿No se preguntan los amargados porculeros que a lo mejor es su mal rollo lo que empapa su mierda?

En las redes sociales hay mucho imbécil cortador de alas. No sé que mal puede hacer que alguien escriba unos versos, un micro-cuento o lo que le salga de la polla. Siempre hay que censurar los procesos creativos porque es peligrosa toda persona que piense por ella misma. Comparen con ideologías.

Esa gente no piensa que no son nadie para evaluar sueños, son mierdas miserables que malviven viendo porno chino y que comen dos días seguidos con una pizza del Mercadona que estaba en oferta porque iba a caducar. ¿De qué cojones van a dar de lecciones?. Y es que aunque vendieran, que ya digo que no suele ser el caso. ¿De qué narices están legitimados?

Yo sé que cuando saque el libro me van a crujir y lo espero con palomitas. Muchos dirán que soy un laísta y loísta de mierda, otros que abuso de las comas, también me recordarán que existe la tilde diacritica aunque a veces en mis estados del Facebook no aparecen, otros que los puntos suspensivos se deden usar menos, alguno me recomendará que reduzca los verbos acabados en "mente" y yo haré lo que me dé la real gana. Escucharé a quien respeto, que casualmente venden y son majos. A los bastardos con ínfulas de jurado de "Tú sí que vales" me les paso por el forro de mis caprichos, que son muchos, por cierto.

Sigo insistiendo que la Literatura debería ser un sitio donde la gente hiciera fuerza apoyándose una a otra, con buen rollo, corporativismo. Como creo en eso lo potenciaré, aunque a veces suelte algún post como éste donde me refiero a ciertos imbéciles sin mencionarles, cosa que me cuesta horrores.

Mi resumen es que habría que soltar una hostia con la mano abierta, de esas que suenan bien, a todo el gilipollas que intente cortar la creatividad o impedir que se sueñe mediante la escritura.



miércoles, 9 de septiembre de 2015

LOS QUE PITAN A PIQUÉ SON TONTOS



¿Eres de los que pitas a Piqué? ¿sí? pues eres tonto. Tonto del culo.

No vas a entender este post, así que te sugiero que lo no leas. Para ahorrarte el trabajo te diré que eres un borrego y que actúas como tal, sin saber los motivos por los que pitas o insultas a este jugador.

Hay personas que están tan manipuladas por los medios de manipulación (antes llamados de información) que crean ídolos o los destruyen según guión.
Como ejemplo más claro está el caso Mourinho. Ese entrenador es uno de los personajes más siniestros y oscuros que han ensuciado los campos deportivos. Se creó varios enemigos en el vestuario y con ello quiso cubrir los fracasos deportivos. Sí, fracasó rotundamente aunque los periodistas mamporreros, ávidos de exclusivas y de que les concedieran sus favores, ocultaron sus derrotas tras la imagen de Casillas. Lograron que los que otras veces le tomaban como un héroe acabaran pitándole y luego consiguieron que se fuera al Oporto, mofándose incluso de la calidad de esa Liga.
Esa inquina tan poco profesional, capitaneada por el inefable Josep Pedrerol, se vio recompensada cuando les dio una entrevista el bueno de Mou. Estaban nerviosos y todo. Josep se movía como un colegial que va a acudir al baile de fin de curso con la chica que le gusta. Así fue la entrevista, llena de jabón.
Ese entrenador dejó tierra quemada, pero no importó, los borregos seguían llamando topo a Casillas. También ha querido cargarse a Sergio Ramos con una campaña infame pero esta vez no han podido.

Ahora tienen dos nuevos objetivos: Vicente del Bosque y Gerard Piqué.
Con el primero tienen poco que hacer porque es demasiado soso como para entrar en contiendas, pero el segundo es provocador, es de los que retan, es valiente.

Lo malo que ha hecho Piqué es apoyar la consulta sobre la Independencia, como otros muchos deportistas catalanes. ¿Eso es malo? ¿es malo que la gente opine? ¿es malo que opinemos sobre si queremos Monarquía? ¿es malo que aprobemos rescates bancarios?. Mentes estrechas.

También escuece que en las celebraciones aluda al Real Madrid. Es un provocador nato y tiene gracia, pero a los merengues no les gusta. Lo que no entiendo es porque esto se extrapola a la Selección. Se le llama "borracho", se meten con su mujer...¿no será envidia?

Es un tipo de buena familia que tiene la vida resuelta y está con una de las cantantes más famosas del mundo.Hace lo que quiere, no doblega la rodilla ante los pelotas ni ante nadie. Es como Sergio Ramos en eso. Son tipos necesarios en el mundo del deporte, son libres y dan "salsa" a ese mundillo.
¿Qué es lo malo que ha hecho? ¿el problema no será mezclar política y deporte? ¿la culpa no la tendrán los periodistas que hacen las preguntas en vez de preguntar de fútbol? ¿cuándo veremos meter la zancadilla a un jugador para reflejar la exclusiva?

El nivel del periodismo en este país es malo, muy malo. Se han creado dioses de verdaderos analfabetos y se les venera como si sus palabras fueran Ley.

Piqué se ha partido la cara por la Selección, como muchos otros jugadores de regiones españolas con particularidades. Ha habido mucho nacionalizado que no ha hecho lo mismo, y mucho español por los cuatro costados que se lo lleva crudo por pasearse.

Cuando se excede la línea del deporte para hacer "cazas de brujas" el deporte profesional me deja de interesar. Deberíamos aprender más de la NBA en todo y dejar de demostrar a cada minuto que somos un grupo de paletos mediocres.

Ya sabéis, amargar a los deportistas, a los que son libres de opinar, y aplaudid a los que no pagan a Hacienda.

Se ha creado hasta un hastag para organizarse en cuanto a maniobras a seguir. Penoso.

Y sí, los que pitaron el himno en la Final de la Copa del Rey me parecen igual de tontos. Yo no lo veo como libertad de expresión, lo veo como demostración de falta de neuronas. Mezclar política y deporte es obsceno.

España, país de charanga y pandereta.


lunes, 7 de septiembre de 2015

TODOS LOS HOMBRES SOIS IGUALES

                     
                                    Ilustración cedida por Helena García. 

Siempre tengo que escuchar la misma frase: "todos los hombres sois iguales".

Aclaro que se suelen referir al modo de proceder de los hombres respecto a las mujeres, no al físico. Esta segunda teoría queda descartada porque, obviamente, los hombres en nuestro presunto aspecto antropomorfo somos diferentes entre nosotros. No es lo mismo el careto y el cuerpo de Velencoso, Clooney o Fernando Llorente que el de Paquirrín, Montoro o Salvador Sostres. La mente tampoco.

Cada vez que escucho esa frase me pregunto si se han variado las formas de proceder de las mujeres en cuanto a los hombres. Yo, que me reconozco como feminista convencido, detecto una corriente claramente renovadora y que quiere reivindicar los derechos de las mujeres, la igualdad en todos los procesos y que lo hace de manera efectiva. Luego está la conservadora, la que engloba a las mujeres machistas, que son las peores aliadas para ellas mismas. Son las que se sienten cómodas en su rol, en su papel secundario, y que no tienen ganas ni narices de voltear la tortilla. Además son las que más critican a las propias mujeres.
El enemigo está en casa. El mayor obstáculo que tiene la mujer para conseguir la plena igualdad no es el hombre, es la propia mujer.
Me estoy poniendo profundo y no quería. Lo que quiero decir es que para ver la diferencia en las maneras de actuar de los hombres hay que cambiar las que las mujeres tenéis desde hace mucho tiempo. Si no se marca el territorio, si no se dejan claros los deseos con contundencia, es más fácil que cualquiera os entre por el corazón o por los ojos y luego haya que lamentar desamores, desengaños y finales traumáticos.

Ese es un primer punto. Luego está el otro: ¿somos iguales los hombres?

Pues quiero pensar que no. Puede que tengamos manías comunes como la de rascarnos los huevos cuando estamos sentados en un sillón, no bajar la tapa del baño, amar los deportes con desproporción, ponernos cachondos demasiado pronto visualmente, no escuchar...
Incluso en estos rasgos, que suelen ser mayoritarios, hay matices. Yo, por ejemplo, sé escuchar. De hecho creo que es una de mis mayores virtudes. Muchas de las mujeres que conozco se quejan de que no las escuchan. Es triste, muy triste.

"Sois iguales porque sólo vais a los mismo, sólo pensáis en el sexo". Bueno, a ver, somos más sencillos, pensamos menos, triviales, no damos mil vueltas a las cosas, somos más básicos. Cierto es que a veces lo somos de manera exagerada, yo el primero. Vosotras pensáis lo mismo pero sois más mentales. Si no os importara tanto el sexo no entiendo el éxito de 50 Sombras de Grey que llenaba los cines o de los libros de la gran Megan Maxwell. Os interesa, pero lo demostráis menos, por pudor, por costumbre, por "el que dirán".

Ya sabéis que suelo decir eso de que toda generalización acarrea injusticia. Antes de criticarme por este post tenerlo presente. Va, vaaaa.

Yo creo que las mujeres que dicen que todos los hombres son iguales es que ellas se los buscan iguales. Si buscan tus compañías en discotecas a las 6 de la mañana siempre encontrarás lo mismo. Si las buscas en conciertos de música jazz serán diferentes. Si las escoges de la misma forma de ser y no arriesgas siempre tendrás el mismo resultado.Si no intentas que su mente esté relacionada con la tuya mal vas. Hay que intentar rodearse de personas con afinidades, gustos comunes, mentalidades parecidas. Eso de que los polos opuestos se atraen es una falacia, o no, para un polvo vale, pero luego no me vengáis con el "acuse de recibo" de que me esperaba otra cosa. La gente no cambia, y por otro lado, no hay nada más triste que estar con alguien con el único objetivo final de cambiarle. Cada uno tiene derecho a ser como sea, lo que tenemos que hacer es buscarnos a quien nos interesa, el que YA está cambiado. Hay que ser un poco más listos.

Hay mujeres que se han separado y vuelven a estar con personas iguales que sus exmaridos. Es una estupidez terrible. Cambia, hija, cambia. Si eso no te ha ido bien será por algo. Cambia de menú, que ese te sienta mal.

Nosotros también tenemos mucho trabajo que hacer, tenemos que implicarnos más. Los problemas de nuestras madres, hermanas, parejas, amigas, son nuestros problemas. Tenemos que ayudar a igualar las cosas. Nunca es suficiente el trabajo que se haga en este tema, queda mucho que hacer. Largo camino.

Lo único que deseo cuando leáis esto es que sepáis que no todos los hombres somos iguales. Seremos mejores o peores, pero no iguales. Las frases hechas victimistas son patéticas y falsas. El futuro depende de vosotras, elegid bien y no os dejéis llevar por la desesperación ni por la costumbre.

Hay mucha gente interesante y os está esperando. 


miércoles, 2 de septiembre de 2015

TODO ES EFÍMERO


Estaba yo sentado en mi taburete preferido, de una cafetería que frecuento, cuando se me acercó un viejo risueño y me tocó levemente el brazo.

- Perdona que te moleste, muchacho.
- No es molestia, estaba tomando unas notas, nada que no pueda esperar.
- Te he estado observando, tienes ojos de soñador. Te diré algo : pelea por lo que anhelas, no dejes de luchar, pero recuerda que en la vida todo es efímero. Relativiza triunfos y derrotas.
- Gracias, lo tendré en cuenta.

Me hizo un gesto cariñoso en el hombro y se fue con media sonrisa. Me quedé mirándole. Cuando pasaba el arco de la puerta se volvió y me guiñó un ojo.

Tenía razón, todo es efímero:

El primer amor; los pasteles que mejor saben; las presencias familiares que nos importan (en su totalidad); la amistad sin interés; los polvos que saben a miel; las lecturas que nos atrapan; ver crecer a nuestros hijos; el pelo en la cabeza; la confianza en los políticos; el estar recién duchado; el dinero en el bolsillo un fin de semana; la siesta cuando se necesita; las vacaciones; las relaciones de Internet; la suerte; el interés que desatas en personas interesantes; la limpieza en un Kebap; la educación en el metro; los gases en tu cuerpo; los poemas dedicados; las canciones del verano; los empleos a jornada completa; tu roce en un coche; la victoria en campeonatos; la derrota en lo intentado; la memoria; el humo en el baño; la vergüenza torera; el hielo en la copa; la juventud; la belleza; las ampollas en los pies; las manchas de café en las almohadas; los restos de hacer el amor en tu cuerpo; la ilusión en los mediocres; la diligencia en los juzgados; el recital que nos enmudece; el talento de Almodóvar; el descenso del paro; la crema en las magdalenas; la prisa; el verano; Usain Bolt; el hambre del tipo que sea; el luto por esa o ese ex que tardaron en irse; la pasión...

Llegué a casa, rompí la libreta donde anotaba las cosas pendientes de hacer y me dediqué a hacerlas, no vaya a ser que mañana me arrepienta de que se me pasó el tiempo para su realización. No quería vivir siendo víctima de la ucronía.


                              " Más de cien mentiras" - Joaquín Sabina



lunes, 31 de agosto de 2015

LEER RAYUELA ME SALVÓ LA VIDA


Puede ser que hayas abierto este enlace esperando que alabe la historia protagonizada por Lucía  "La Maga" y Horacio Oliveira, siento decepcionarte.
Me gusta, sí, es un libro que he leído varias veces y me ha marcado mucho pero este post no trata de esos temas. No hago reseñas, no es un blog cultural, es más un lugar donde cuento historias según sople el viento y a ser posible provocando risas.
Después de esta aclaración innecesaria procedo a la elaboración de esta historia humada vivida por el que escribe la misma en primera persona.
Me gustaría que la hubiera contado otro pero no ha podido ser. El negro de la Quintana pide verdaderos pastizales por escribir cosas chulas. Sus exs, Alfonso Rojo y Garci cobran menos pero no me gusta su pluma. Realmente no me gusta nada de ellos.

Hace unos años fui a una biblioteca municipal a ver si estaba disponible la Rayuela de Cortázar. Yo tenía un ejemplar maravilloso de esta obra, muy bien encuadernado, pastas de blanco nuclear y muy cuidado.
Cometí el error de dejárselo a una pelirroja después de un momento de euforia horizontal. No la volví a ver y me quedé sin mi libro. Desde aquel día soy bastante maniático con estas cosas de dejar libros. Siempre recuerdo lo que decía el gran Paco Umbral : "para tener una gran biblioteca hay que tener muchos amigos y una muy mala memoria". Bastantes personas tenías colaboraciones involuntarias mías en sus bibliotecas.

Salía contento de haberlo encontrado. Volvía a ver la secuencia de páginas donde nos propone las diferentes lecturas, ensimismado con la magia de ese libro, reconociendo lo innovador que era y la habilidad del autor para hacer eso que nunca antes se había hecho con esa repercusión cuando sucedió algo.
Un chaval de unos 19 años, mal llevados, me paró debajo de un árbol para pedirme fuego. Le dije que no fumaba y seguí el camino a paso más acelerado. Llegó por detrás, me agarró del codo y me giró hacia él a la vez que me pedía con muy malos modales (ayudado por una navaja) que le diera el móvil y la cartera, excusándose en que era drogodependiente.
En esas recordé que siempre digo eso de que "no leer provoca sufrimiento" y usé mi voluminoso ejemplar de Rayuela para golpearle la muñeca que sujetaba la navaja, cayendo esta al suelo, y propinándole tres librazos en la cabeza, teniendo cuidado de no doblar las hojas del libro, ya que si lo rompo me tocaría reponerlo. La sangre se quitaba mal, tuve que sacar un pañuelo y limpiarlo concienzudamente acabado el percance.
Me acerqué a su oreja derecha y le susurré con delicadeza "lee y tendrás un futuro".
Se quedó llorando en cuclillas. Me dio penita, poca.

A los pocos meses reconocí su careto en un periódico nacional, era uno de los nuevos asesores del Presidente del Gobierno. Se le veía diferente afeitado, pero esa cicatriz en el pómulo le delataba indicando que había detrás un pasado. Sonreí. Supe que dentro del Órgano de Gobierno ya no tendría dependencia de drogas.
A los tres meses acabó en un Reality, en una isla, enrollado con un tal Paquirrín. Poco después negaba que compartiera tiempo con Mariló Montero.

Me emocioné.



lunes, 24 de agosto de 2015

LAURA SABATEL Y ÓSCAR LOBETE: ARTISTAS CON MAYÚSCULAS

                           Foto cortesía de Ruth Gómez González

Hay una creencia bastante extendida y que es muy estúpida que califica a cierto tipo de música en dos opciones: "para entendidos" y "para todos los públicos". Esta falacia queda derribada cuando el oyente trata de sentir lo que escucha y se deja los complejos en casa. Me da igual que el concierto sea de los Rolling Stones, de Joaquín  Sabina, de Ludovico Einaudi, de Pablo Alborán o de los monjes de Santo Domingo de Silos, la música se tiene que sentir, hay que dejar que nos traspase sin ponerla barreras. Si te llega a la parte del hipotálamo, si te eriza la piel, si te permite transportarte a otros mundos que no son este, esa música te gusta y es buena para ti. No es necesario que lleves gafas de pasta o que leas el Financial Times.

Este viernes tuve el inmenso placer de escuchar por primera vez en directo a Laura Sabatel y a Óscar Lobete. Soprano y pianista.
Interpretaron varias piezas bajo el título "Una mirada hacia La Habana". Incluía obras de Lecuona, Prats y Sánchez Fuentes.
Me encantó, disfruté como un enano.

Una vez ayudé a silenciar el móvil a la señora de al lado y sugerí a dos que estaban detrás que ese no era el plató de Sálvame, pude degustar un recital de dos seres humanos que contagian su pasión de una manera potente y entusiasta, cosa que se agradece.

Uno, que tampoco es un melómano de carnet pero que tiene su bagaje musical, está harto de ver a pianistas tipo "ficus". Son esos que parece que se han tragado el palo de una escoba y que no se mueven en todo el espectáculo. No me gustan, no transmiten.
Óscar, quizás por su pasado rockero, cabecea, se empina hacia el teclado, parece un ciclista subiendo el Tourmalet. Desplaza su cuerpo por todo el teclado demostrando dominio y seguridad. También denota tablas a la hora de controlar todo lo que sucede en el escenario y en sus alrededores. Una verdadera maravilla verle tocar con pasión, la cual contagia a los que seguimos las piezas con el pie y dedos.

Laura no es la típica soprano. Es atractiva y risueña, y eso no suele ser normal. Sonríe todo el rato, no tiene cara de que le debas dinero como otras divas que dan repelús. Tiene una espectacular voz y tiene mucho de actriz. Vive lo que expresa, la nace de dentro y quiere que te llegue. Lo logra. Es tan buena que da la sensación de que llega a esas notas tan altas sin forzar, es como si nunca metiera "quinta" en el coche".
Algunos finales con los que nos deleito son absolutamente maravillosos y obviamente arrancó, arrancaron, los "bravos" del respetable. Por cierto, se agotaron las entradas en la Casa de Zorrilla (no, no pude encontrarme con ningún fantasma, lo más cercano a uno era yo mismo).


Estos dos artistas por separado ya valen un potosí, pero su verdadera fuerza, el hecho diferencial, es que juntos multiplican su efecto benefactor para nuestros oídos y paladares a límites enormes.
Tienen una química brutal, están perfectamente empastados, parecen una pareja de ballet que tienen la coreografía perfectamente ensayada con el piano como nexo de unión entre ambos.
Ese es uno de sus secretos: que curran mucho. Son obsesivos del trabajo y de la perfección. Tienen talento, mucho, pero no paran de ensayar juntos para que los fallos desaparezcan. Ese diafragma, esas manos, tienen muchas horas de vuelo y se nota. Trabajo, trabajo y trabajo. No es casualidad.
Estéticamente quedan muy bien también. Él con traje y ella con vestido rosa de potente color. Visualmente ya te ganan antes de empezar a tocar y a cantar. La imagen es poderosa, lo que viene después confirma las expectativas.

Un dato que quiero comentar sobre este y otros conciertos a los que acudo: denoto unas ganas terribles del público de aplaudir a los intérpretes y a veces lo hacen antes de que acabe la pieza. Entiendo el gesto de amabilidad pero quizás deberían aprender a esperar unos segundos a que suene la última nota, cosa que suele ser escenificada por el pianista con un gesto más exagerado, en este caso. Sé que a los profesionales no les molesta porque es muestra de cariño pero creo que no cuesta nada hacer las cosas bien.

Pues eso es todo, que pude disfrutar de un gran concierto de unos grandes artistas que además de profesionales admirables en esa parcela son dos tipos encantadores, generosos y entrañables.
Un lujo que haya gente como ellos.

Como no tengo ninguna grabación del otro día os pongo ésta en la que se puede apreciar que no miento cuando babeo con ellos.

                                      "A la orilla de un palmar"


viernes, 21 de agosto de 2015

AMOR EN BARBECHO


El otro día tuve la suerte de conversar con una atractiva dama que me dijo que en lo relativo a temas amorosos está en "barbecho".
Acepté tal "estado emocional" sin rendirle muchas cuentas, pero con el paso de los días me ha dado por profundizar más en el término y he llegado a la conclusión de que es muy acertado.

Este tipo de barbecho, el amoroso o sentimental, viene extremadamente bien en épocas de malas cosechas, cuando se han recogido malas hierbas y han dañado el terreno de tal forma que no permiten que salgan, vigorosas, nuevas raíces que den fruto a apetitosas y sugerentes formas de querer o amar.

Cuando se encadenan, progresivamente, una cosecha y otra cosecha sin dar tiempo a recuperar la tierra (el corazón) de las heridas sufridas se acaba por provocar que las nuevas cosechas salgan ya viciadas, arrastrando injustamente las consecuencias de los tiempos pasados. Ni el mejor fertilizando solucionará tan problema.

Es bueno dejar las tierras, cuerpo y alma, en barbecho durante un tiempo. En algún momento esas tierras volverán a ser productivas en cuanto sentimientos y volverán a ser regadas (esto me ha sonado erótico) y cultivadas por el agricultor adecuado, que deberá ser por norma alguien alejado del incapaz que no supo cuidar las tierras como debía y que provocó, por su mala diligencia y estupidez supina, que esa mujer, que ese corazón, que ese cuerpo, tenga que permanecer en reposo.

No hay tiempo prefijado, no tiene que haber un periodo señalado en el calendario.
Llegarán épocas en las que habrá lluvias torrenciales y arrastrará todas las impurezas que pudieran quedar de los tiempos vividos y limpiará de recuerdos ingratos el presente, otorgando felicidad, esperanza y sonrisa.

Todos deberíamos tener periodos de barbecho en la vida, todos tendríamos que ser generosos con los que vienen después y no hacerles pagar penas por delitos cometidos antes, todos deberíamos poder amar sin tener que camuflar con tatuajes las cicatrices vividas.

Lloverá.


                             November rain, de los Guns N´ Roses. En Noviembre suele llover.

miércoles, 12 de agosto de 2015

EL GHOSTING O LO QUE SIEMPRE HA SIDO "IGNORAR PARA QUE TE DEJEN EN PAZ"


Estos americanos son muy dados a poner nombres acabados en "ing" para todo.
Unos gilipollas borrachos que se suicidan tirándose por los balcones, pues balconing, unos cuarentones que necesitan poner fotos en las redes sociales para demostrar que son aventureros, pues puenting, unos tipos que se envían fotos con poca ropa por Internet o móvil en vez de follar, pues aparte de gilipollas usan sexting, tener un sentimiento por alguien o algo, si no son gases es feeling,  un banco de mierda con anuncios publicitarios de mierda de color naranja, pues ING.

El ghosting dicen que ahora que se ha puesto de moda. Es una falacia, siempre se ha hecho.
Se dice que es el acto de dejar una relación, de la duración y del tipo que sea, mediante el uso de la capacidad de ignorar, de pasar de su cara, de hacerse el muerto, de hacer como si no se lee nada, de cruzarse de acera por la calle, de hacer como si no existiera el remitente o que hubiera pasado a mejor vida.

La diferencia con otros casos que se presuponen habituales es que aquí uno se ahorra el mal trago de dar explicaciones. Se deja la cosa y punto. No se cree que haya que contar los motivos para mandar al carajo.

Esa creencia impulsadora de que no merece explicaciones puede darse porque : ha sido un/a hija de puta, por cobardía, por pereza, por desprecio, por olvido, por sustitución o porque hace más sencillo el trámite.
A veces es complicado tener que dar motivos para hacer algo. Es como si votas al PP, no puedes decir un motivo coherente, es mejor callarse o decir que estás "indeciso".

Siempre ha pasado esto de que escribes mensajes y no te contestan. Antes se hacía con las cartas y jodía más porque requería más elaboración. Siempre echabas la culpa al puto cartero que se había equivocado de buzón. Eras tú el equivocado, pardal.
Ahora no. Si usas el whatsapp (y no han quitado el doble check azul) podrás ver si lo ha leído. Al igual que en las redes sociales. Es cuando jode más o hace abrir los ojos más rápido. Te lee y no te contesta, ¿querrá decir algo pequeño Padawan?

Consejo práctico visual (para torpes):


De todas formas no seamos alarmistas, puede que lo haya leído y que estuviera ocupad@ y que luego se le ha olvidado contestar porque entre las clases de piano, el cocinar el pavo, el pilates, leer el último libro de Dolores Redondo y la depilación láser (incluyendo el blanqueamiento del ano) uno no siempre tiene tiempo de recordar quien es la persona que le ilusiona. Hay que ser pacientes, no ingleses, que el Paciente inglés acabo regular (¡alerta spoiller!, tarde).

De todas formas es mucho mejor que te ignoren que la cruda realidad. Si te van a decir que han conocido a uno más guapo, más majo, más inteligente, que folla mejor que tú, es casi mejor que no digan nada para no hundirte doblemente en la miseria. Si eres listo, a partir de los 30 mensajes sin responder podrás pillar la indirecta de que pasa de ti como de tu culo. Perla.

Hay otras señales. Cuando prefiere ir al "cine/fútbol con amigas/os" a quedar contigo, cuando siempre la/le duele la cabeza, cuando tiene mucho que estudiar o mucho trabajo...Aunque te diga que tiene intención de verte...no, es mentira, pasa de ti. No quiere volver a verte en su puta vida. Ya no existes. Estás muerto/a y enterrado/a.

Si antes hablabais cada día y ahora no habláis casi nunca, a ver, tu solo, puedes, venga, sí, es eso...no le importas una puta mierda. Es así, no te quiere en su vida. Asimílalo.

Pues nada, queridos lectores, esto es el ghosting. Todos lo hemos practicado y a todos nos lo han practicado, es ley de vida.
Mi consejo sería que paséis página, que la vida son dos días y es demasiado poco tiempo para quedarse anclado en un sueño o en una persona. Hay que conocer gente y tener a los que pasan de uno lo más lejos posible, con madurez, ¡Chincha chincha! .
Rodeaos siempre de gente que os quiera o aprecie, y al que no quiera estar que no esté, pero que cierre la puerta bien cerrada y que deje las llaves en la alfombrilla que pone "bienvenidos".


jueves, 6 de agosto de 2015

LAS CHICAS DEL SUPERMERCADO




El supermercado es uno de esos sitios que, por la reiteración de nuestras visitas, está expuesto a que encontremos rostros conocidos, que se nos vuelven familiares o que convertimos en cotidianos.
Yo acudo normalmente a un sitio donde muchas veces veo a dos personas.

La primera es una gitana rumana que pide en la puerta. Es joven (unos 30 años), educada, preciosa y siempre está sonriendo. Incluso recuerdo un día que tenía un problema de muelas y con una mano se agarraba la parte del flemón y con la otra intentaba sonreír, a sabiendas de que ese día no era sencillo.

Es una mujer que de no haber sido puteada con esa vida bien podría vivir de algo relacionado con la imagen. Tiene un pañuelo en la cabeza (la mayoría de las veces) que esconde una larga melena rubia oxigenada. Por lo que se vislumbra está bien cuidada. Es una chica fina.
Tiene un cuerpo bien proporcionado. Alguna vez la he visto comer cosas que la han dado.Es un detalle que me gusta. Conozco otros casos que sólo piden dinero y luego no va para ellas, esta chica tiene cierta personalidad aunque esté dentro de una "organización", cosa que no sé o no quiero saber.
Su cara refleja "calle", inteligencia, nostalgia, dulzura, dureza y resignación. 
Veo como muchas veces la saludan con cierta familiaridad los clientes habituales. 
Siempre he pensado que tiene una entrevista, que tiene mucho que contar. Es una idea que no descarto aunque tendré que gestionarlo con sumo cuidado.
De ser fotógrafo ya la habría retratado. Esos ojos dicen verdad.


La segunda es una mujer que me demuestra que la gente nunca está desahuciada
Es una persona que tiempo atrás tuvo problemas con adiciones, la cara es un reflejo de todo lo sufrido y su boca era espejo que gritaba que ahí se había consumido "caballo".
La veía por el barrio, haciendo eses y con cara de derrota.
Tiempo atrás he notado una metamorfosis maravillosa. Esa mujer que tenía pocas opciones de sacar la cabeza va perfectamente peinada, tiene dientes nuevos, lleva gafas de ver, modelos femeninos y elegantes y luce una contagiosa y maravillosa sonrisa que me ha hecho olvidar que esa mujer era la otra que conocía. Sólo he sacado ese recuerdo del cajón de lo olvidado para demostrar que el futuro lo labra uno solo.
Si no fuera por alguna cicatriz que todavía conserva en la cara, pero que cubre de manera digna con maquillaje, nadie diría que esa persona es la misma de unos meses atrás. 
No sé cómo ha llegado hasta donde está ahora, no sé quién le ha dicho que esos libros que lleva contienen vida, no sé quien le ofreció su mano...pero es un/a santo/a.
Tiene una entrevista, claro que la tiene, pero nunca se la haré. Este caso es diferente al anterior. 

Aquí se me demuestra que se puede salir de la mierda, en el otro se me demuestra que se puede vivir en la mierda con una sonrisa.
No creo que la segunda mujer necesite remover recuerdos, quizás la primera tampoco pero lo mismo abro unos ojos (algo achinados y azules) y logro que rompa una baraja que lo mismo tiene que romper, presuntamente. 

No sé, no quería sacar conclusiones, lo que quería era compartir con vosotros que en los supermercados, si te fijas, hay vida. Es como el metro, hay historias que están ahí para ser contadas, sólo requieren ojos que las detecten y las compartan.

Espero que tengan mucha suerte. 

lunes, 27 de julio de 2015

"EL SÍNDROME DE MAMÁ OSA"; SIENDO MADRES Y PADRES CON LUZ BARTIVAS


Nos llevamos bien. Luz Bartivas y yo tenemos una forma de ver la vida muy similar en muchos aspectos. Nuestro humor es parecido, así que no tenemos que preocuparnos en modificar frases para que el otro lo entienda.
Digo esto porque este libro no es simplemente un interesante medio para acompañar a los padres ante el vital trance de tener un vástago o para recordar con una sonrisa lo vivido, es un ejercicio de buen-hacer con el "toque-Bartivas" que no es nada pastelón pero que sabe combinar bien seriedad en algunos consejos con humor agradable y veraz.

No puedo engañar a nadie, este libro escrito por otra persona no habría empezado a leerlo en la vida, no es de los temas que me llaman cuando estoy en la biblioteca o en una tienda de libros, pero sabía que el tono no iba a ser pesado y ñoño, que iba a ser a su "estilo" y eso siempre es gratificante porque Luz tiene mucha fuerza y mucho que contar exponiéndola. Me gusta rodearme de gente luchadora, me contagia.

Ella es periodista. Ha pasado por la COPE, la SER, el DIARIO LA VOZ de Asturias y varios sitios más. Durante 10 años fue colaboradora de la revista "SER PADRES HOY", que es donde empezó a escribir de estas cosas y a contarlo de esa manera tan didáctica y suave que parece una profe de escuela.
Yo no he leído en mi vida esa revista, siempre he sido de comprar EL JUEVES, la MICROMANÍA, GIGANTES DEL BASKET y alguna vez una de esas donde en la portada salen chicas enseñando tatuajes en la ingle y que por dentro traen reportajes de investigación.

El prólogo de este libro lo realiza Pepe Colubi, uno de esos tipos interesantes con los que te tomarías una cerveza. No tengo tantos en esa lista, cada vez menos, la edad me hace insoportable cuando a relaciones sociales se refiere.

Quiero señalar que me gustan muchos las ilustraciones del libro, la de portada y las que separan los capítulos. Son obra de Marco Antonio Paraja. Tendré que seguirle.

Antes de entrar a comentar el contenido del libro habrá que decir lo que es el Síndrome de mamá osa. Se refiere a que en cualquier animal hembra, al nacer la cría, se activa un instinto de protección inconsciente. Ese vínculo tan fuerte, eso es este bendito síndrome.

Luz divide el libro el varios capítulos que se desarrollan de manera progresiva, desde momentos antes del nacimiento del retoño hasta la adolescencia. Comenta en cada etapa las cosas agradables y desagradables, las duras y las más sencillas. No oculta nada, no edulcora nada. Pero tampoco es extremista, lo escribe todo con naturalidad.

Me llama mucho la atención la mezcla de diminutivos y de aumentativos según procede. Es muy hábil a la hora de referirse a ciertas cosas y lo hace con una actitud pedagógica que resulta agradable, sin meter chapas, como si te lo contara en una mesa camilla, relajadamente, constatando las dificultades pero sin meter miedo, sin dejarse un cabo por atar.

El punto fuerte de este libro, que me hace leerlo hasta el final, es el humor. Las anécdotas que cuenta tienen gracia y me provocan hilaridad. Me gusta la forma de estructurar el libro, provoca una buena digestión y no hace "bola" en el estómago.

Ahora trataré otro punto, el personal. ¿Qué hace un soltero sin pareja como yo leyendo esto? ¿Qué opinión me merece la paternidad?
Vale, lo contestaré porque este es mi blog y suelo preguntarme y contestarme lo que quiero.
Yo, hace muchos años, cuando se me preguntaba que cual era el objetivo máximo de mi vida decía que quería ser padre.
Ahora, con 40 años pienso diferente. Tengo igual de cariño por los niños, me siguen gustando (salvo cuando me tocan los cojones en cafeterías,pero es culpa de los padres), pero casi estoy seguro que he renunciado a la idea de "ser padre". Todo puede cambiar, pero esa es mi idea a día de hoy.
No es que crea que sería mal padre, al revés, estoy seguro que sería cojonudo, pero es que lo que no creo que sea de seres civilizados coherentes es traer criaturas al mundo para que no puedan comer o tener todo lo que necesitan o en otros casos para que las cuiden los abuelos. Si no se puede tener no se puede tener, PUNTO.
Eso se llama responsabilidad. Luego pasa lo que pasa, vemos atrocidades en las noticias que ponen la piel de gallina. No todo el mundo puede ser padre y sobre todo : no todo el mundo debe serlo.
También tengo que reconocer que mi instinto paternal ha disminuido mucho y que me veo más cercano a ser padre de un cerdito vietnamita que de un niño. La vida dirá. No creo que haya que criticar a los que no quieren ser padres al igual que tampoco hay que hacerlo con los que sí quieren serlo. Respeto.
Tampoco entiendo, haciendo una acotación, esos padres que tienen hijos para salvar una relación o porque "sus amigos tienen". Falta cabeza.
Por otro lado quiero expresar mi admiración por todos los que adoptan seres vivos, en este caso humanos.Creo que tienen gran calidad humana.

Pues sí, señora, el libro me ha gustado, me ha entretenido, se lee rápido, es ideal para una terracita de verano con una clara bien fresquita.
Fijo que a muchos les provoca carcajadas, a otros lágrimas (recordando), a otros les ayuda y a otros les abre los ojos.

Luz es una tía muy maja y que espero que siga escribiendo muchos libros, espero que se anime a escribir una novela de humor, eso molaría bastante.


En esta foto sale Luz mirando con cara traviesa a cámara. Seguro que está pensando: "este gili, me dice que escriba otro libro cuando todavía no ha acabado el suyo". Tiene razón. 

viernes, 24 de julio de 2015

LA SINCERIDAD ESTÁ SOBREVALORADA ( EN ALGUNOS CASOS)


-"Carlos, hace años escribiste una entrada que trataba este tema".
- "Sí, seguramente, no la leas, vale. Es mejor que pongas en la tele esos programas que hablarán de tragedias, de la situación del país o donde salen vídeos de políticos diciendo sandeces. Yo soy más divertido y veraz, tú verás". 

La sinceridad está sobrevalorada. Nadie quiere escuchar la verdad si no les conviene.
Prueba a ser sincero cuando tu pareja te pide consejo sobre como la queda una cosa puesta (cuando ves que no la queda bien). Se arma la Cuarta Guerra Mundial (en la Tercera ya estamos).
Siempre recurrimos al uso del eufemismo como medio de salvaguardar nuestra integridad física.

La gente quiere escuchar lo que quiere escuchar. Te pedirán que seas sincero pero no lo quieren, quieren que adulteres la realidad para que todo tenga mejor olor, para que todo sea más confortable.
"Haz lo que quieras cuando salgas con tus amigos, pero dímelo". ¡Una mierda!, no quiere saberlo.

Recuerdo que mis ejemplos no tienen género, quien sí que lo tiene es el capullo que lo escribe. No domino eso de ponerme en el otro sexo para exponer pensamientos, no soy Ana Torroja en Mecano. Tampoco tengo mis cuentas en paraísos fiscales. 

No estoy a favor de mentir, para nada, no. La mentira, como norma general, es una obscenidad que provoca dolor. No creo que la mentira sea útil tampoco, ya que es cierto que tiene las patas cortas. Hay que tener muy buena memoria o ser un psicópata para mantenerla durante mucho tiempo.

¿De qué me sirve decir que soy Ingeniero y que tengo un sueldo de 3000 euros al mes para conocer a una chica? ¿Para qué cuando logre convencerla de quedar sepa que soy un aspirante a escritor que busca su camino y que no tiene lo que quiere en la vida?

Hay casos que puedo entender la mentira. Si eres votante del PP te tiene que dar una vergüenza terrible decir que votas a un partido que hace "ligero" a Franco y sus leyes. Un partido que quiere manipular a su antojo la Ley Electoral, que usa la Ley Mordaza como medio de represión, que usa sobres como medio de contentar gente, que reduce en Educación para crear analfabetos, que deja morir a personas por recortes en Sanidad, que se lo "llevan crudo" y no pisan el talego...pues claro, entiendo que no quieras que se sepa que eres cómplice de ellos. Puedes decir que votas a UPyD, pero cuidado, si sois más de 8 los que decís lo mismo lo mismo no cuela, no tienen tantos votos.

Nunca hay que ser sincero para enumerar defectos de otras personas. Tampoco para exponer secretos de confesión. La discreción es una virtud escasa.

La gente que presume de "honestidad" suelen ser justo lo contrario. Normalmente se presume de lo que se carece.
Es una cualidad que no debería ser recordada porque se debiera presuponer.

Las personas que se ponen muy pesados con que seas sincero también tiene un análisis. Son así  porque les han jodido mucho con mentiras o porque son mentirosos patológicos.
La sinceridad nunca se debiera exigir, al igual que no se exige que uno vaya duchado a una cita.

Con los años he aprendido que ser honesto me da más frutos que las mentiras piadosas. El engaño es la punta del iceberg de otras conductas que nunca son positivas para una relación, del tipo que sea.

En la vida hay que ser sincero pero teniendo clara una cosa: está sobrevalorada como medio de proporcionar la felicidad. Si quieres ser feliz piensa menos, vive la vida y recuerda que estamos en la vida cuatro días.
Tampoco fumes.









miércoles, 15 de julio de 2015

LOS 10 PRIMEROS SEGUNDOS DE UNA CITA


Os van a contar muchas cosas, muchas teorías, todas equivocadas. La única realidad es que el éxito de una cita se dilucida en los 10 primeros segundos desde que os veis.
Si en esos 10 segundos empiezan las pegas mal vamos.

El primer contacto visual es clave. La gente tendemos a poner trabas mentales por motivos de físico, atuendo o postura de recepción. Luego está el habla (y lo que se dice y como se dice). Suponiendo que por lo menos un "hola, ¿qué tal?" lo dirás dentro de los 10 primeros segundos esa variante quedará descartada o no. Nunca juzgues o comentes vestimentas. Nunca piropees de inicio. Son fosas a las que caerás. Game over seguro.

Las personas somos muy volubles, pero gran culpa de ese cambio de opinión lo tiene la excesiva idealización del aspirante a disponer de nuestro tiempo.
Ir a una cita con la idea de que toda va a fluir bien, que lo vamos a pasar de maravilla, sin esperar príncipes o princesas azules es una ventaja enorme, porque se burla a la frustración. Esta existe porque tendemos a querer que las personas sean como queremos que sean y no como son.
Todos tenemos fallos, algunos más que otros, es por eso que hay que esperar que la otra persona tenga también cosas que le hagan imperfecto. Hay que aprender a amar las imperfecciones.

Con la edad grabarás a fuego (en el omóplato) que las personas que aparentan ser muy perfectas son aburridas, esconden taras superiores a la media y resultan a corto plazo muy poco interesantes.
Tú me dirás que si quedas con Velencoso o con Sara Carbonero te importa más bien poco que sean perfectos,incluso sus taras, que lo que quieres es encamarte y contárselo a tus amigos o amigas. Es respetable.
Todos tenemos en nuestra vida momentos en los que no miramos más allá de una noche, pero para esto mismo tiene que haber química (o dinero si eres de los que cotiza, pero dejarías de ser incluido en esta preciosa historia que estoy relatando).

La química, complejo término, otros lo llamarán conexión o similares. No se puede definir contundentemente porque se basa en intangibles subjetivos, y como ello no existe vara de medir el resultado es aleatorio.
Puede depender de que tenga o tengas un mal día, de que en el metro hiciera mucho calor, de que tengas problemas familiares o económicos, de que te haya cagado una paloma o incluso de que te hayan regalado un libro de Coelho pensando que te hacen un favor (hay mucho cabrón en el mundo). Las variables externas son importantes, a veces tanto como las internas relacionadas con "formas de ser" o "modos de operar".

No, amigo o amiga, no. La química no está dentro de tablas matemáticas, es por eso que no se puede luchar contra ella. Tendrás que ser aliado de la suerte para reclamar fortuna y fiel compañero de la elegancia y de los modales para encajar con una sonrisa un desprecio.
Siempre te puedes auto-engañar echando la culpa al empedrado, pero no, no eres tú, no es ella, no es nadie, es la puta química de mierda que hace que una noche pase de ser regular a buena, de buena a muy buena o de muy buena a excelente. Incluso puede ser mala o muy mala.

Todo este proceso, TODO, se decide en los 10 primeros segundos, así que ya sabes, vete aseado, viste bien, sonríe, mantén una postura regia, habla lo justo, no bromees de entrada sobre cosas que se te ocurran al ver al otro y especialmente te recomiendo, encarecidamente, que si tienes un Dios le reces.

NOTA: Si algún día alguien conoce la receta para sobornar a la "química" que me envíe un email, estaría encantado de llevar a la práctica tal aprendizaje. El yoga y ser vegano no me ha servido, depilarme el pecho tampoco.  De ir a misa ni hablamos...