martes, 14 de agosto de 2012

ESCUCHANDO RECITAR POEMAS A GABRIELA COLLADO CON ACENTO ARGENTINO

                                      La Collado posando con aire aventurero


Era un día de esos en los que se te cae la casa encima y no quieres quedarte debajo para comprobarlo.
El calor me nublaba la capacidad de pensar, ya deteriorada por los años de juventud cuando nos reuníamos en un parque con cerveza caliente, sueños y prisas. Luego la cerveza la tomábamos fría, los sueños se aplazaron y las prisas se convirtieron en incertidumbre.

Me puse un pantalón ancho, una camisa a juego, las sandalias negras (que pegan con todo) y unos billetes rojos en la cartera.

No tenía rumbo fijo, solo quería tomar algo fresco escuchando jazz. Suelo abusar de esa música cuando las musas me ponen los cuernos con otros o cuando yo no sé cortejarlas con mi palabrería de barra de bar.

Andando sin rumbo como alma en pena, emulando el paso cansino del que no tiene hora para llegar a ninguna parte, me topé de manera sorpresiva con un tugurio de los que me gustan.

Por fuera escuchaba música ligera de saxo, preciosa palabra que provoca sensaciones terrenas en mi mente.
En la puerta se anunciaba un espectáculo de poesía erótica, el saxo se convirtió en sexo en mi cabeza, mezcla perfecta para romper la desidia y sucumbir al placer de paladear manjares de dioses envueltos en cabello de ángel.

No era un ángel la que recitaba, era una diosa con acento argentino, ataviada para la ocasión, amplia sonrisa, capacidad de atracción y mirada segura.
Me hice con una mesa para dos en la que disfrutar del espectáculo sin nadie. Me proporcioné un mojito, bien hecho, con el hielo picado como Dios manda. De tapa unos frutos secos con gominolas.

No suelo impactarme con muestras de arte anónimas, pero esa noche me quedé enganchado a una voz, a una forma de contar las cosas, unos versos que salen de dentro como evitando los filtros censores de la prudencia.

Al finalizar la dama del vestido sexy negro se me acercó sonriente y me preguntó que si me gustaba la poesía.
Yo, temblando, la contesté que depende del continente de la magia que invoquen los versos bien recitados. Ella me dijo que era una maga viajera, y que si quería podíamos viajar juntos al mundo de las sensaciones. Entusiasmado acepté, y esa noche creamos sobre una servilleta ,de aquel local, un poema de los que no se enseñan porque son demasiado intensos, demasiado sinceros, demasiado verdaderos.

Gabriela Collado es una poetisa argentina que vive en Logroño, aunque ella se considera universal, y yo lo reafirmo.
Escribe de sentimientos como quien susurra al oído emociones, con calma, dedicación , cultura y pasión.
Sobre mi mesilla tengo dos de sus libros, que he devorado ya varias veces imaginando, recordando, su voz que se me quedó impregnada desde la noche en que el destino y el jazz nos unió.
Acaba de sacar "Amore ma non troppo", un gustazo solo para gente no carente de sentimientos.
Os adjunto sus enlaces y para finalizar un vídeo del día que la conocí.
Emociona, hace sentir, imprescindible.

Sus libros:


Sus enlaces:









El vídeo de aquella noche :

                                            Gabriela en pleno espectáculo, recomendable






12 comentarios:

MaÁngela dijo...

Me encantó! Espero algún día tener la oportunidad de ir a un recital de éste tipo. Con lo que me encanta la poesía? Lo disfrutaría doble, por el ambiente!
Felicidades Carlos! Me gusta también leerte.

Gabriela Collado dijo...

Y a mí también me encantó! Muchisimas gracias Carlos por este regalo maravilloso! Me alegra saber que esos libros están tan cerquita tuyo...
Ojalá pronto podamos repetir espectáculo que quienes lo hacemos tambien lo disfrutamos muchisimo!!!
Un besote gordo gordo

Dulce dijo...

Ummmmm

Cari dijo...

Veo que siempre te rodeas de personas interesantes, eso es magnífico.
He estado echando un vistazo a todos los que nos has dejado por aquí de Gabriela y me ha gustado.
Un abrazo Carlos.

CARLOS dijo...

Mexicana, veo que ya puedes comentarme, me alegro. ;)

Argentina, de nada, cuando quieras repetimos todos los espectáculos que quieras. :)

Madrileña, si, ummmmmmmmm

Bilbaína, me rodeo de gente para aprender, la que aporta, tú, por ejemplo.

Besitos a todas

MaÁngela dijo...

Español, pues si, ya puedo comemtar en tu blog.
Apenas voy a dormir....
La Mexicana, tu amiga!

MaÁngela dijo...

Español,,ya sabes que tengo un dedo rebelde, y por eso me cambia las palabras, es comentar.... Jajajjjajaj
:))

CARLOS dijo...

Te perdono por el sueño que tendrás...

Julio Benavente Caballero dijo...

Carlos, enhorabuena por la experiencia. Gracias por compartirla y felicidades por presentarla con una prosa tan sugerente.
Muy interesante la poesía de Gabriela.
Abrazos.

CARLOS dijo...

Julio, los poemas de Gabriela te gustarán seguro ;)

Connie Jett dijo...

Wowww!!!! Me encantó, lo siento hoy lis aplausos se los lleva Gabriela, me pongo a hacer clicks en los Links.... Amare ma non troppo.... Y eso es posible???

Vaaa, Carlos para ti también hay? Un besazo mi chico y me encanta como escribes!!! Pega con todo!! Jiji

CARLOS dijo...

¡cómo os apoyáis las compatriotas!jaja

Calidad argentina en las letras, por eso sois mis amigas :)

besos