viernes, 17 de mayo de 2013

UNA MIERDA DE ANUNCIO



Estoy seguro de que habéis visto este spot televisivo de la marca "Qé! crack".

Un anuncio puede buscar llamar la atención con humor, con personajes famosos, con una trama interesante, con una buena música, con sexo,con frases pegadizas,con una buena fotografía o buscando la polémica.

Este caso es un "quiero y no puedo" patético, que huele a rancio y que da vergüenza ajena.

Descripción del anuncio

El anuncio empieza con una especie de producto de repostería con ojos que quiere usar la archiconocida frase viral del "ola, ke ase?" y dice "hola, ¿qué hace?". Se quiere subir al carro pero no valen ni para eso. Lo suelta para que ganarse la complicidad de la gente pero lo que provoca es el primer vómito. El bollo es guardado en el pantalón de un muchacho con una cazadora de universidad americana , personaje que tiene cara de no haber leído ni el Marca.

Un coche comandado por dos muchachas con cara de ...de...poco recatadas (me ha costado expresar esto) le recoge . Este se monta detrás y es cuando el bollo antes metido en el paquete (¿donde está el verdadero morador de esa zona chaval?¿cargas para atrás?) le dice al tipo que le presente a las conductoras (futuras amantes de Paquirrín, presumo). El bollo del paquete (me lío) se mueve inquieto.

Es cuando la conductora mira a la zona originaria de la voz y pone esta cara

No quiero describir la cara, no quiero, me llamarán injustamente machista. Tiene cara de pasar hambre (y no exactamente de bollos de chocolate con grasas malas).
Ella pregunta ,juguetonamente, mirando a los ojitos del pardal pijo sin peinar: "¿y eso?"
El suelta con dos cojones : "es por si te apetece comer algo".

Todos se ríen, las dos chicas (ex-novicias), el amigo del tío sin paquete (que le miro con cara golosona) y mientras el emisor de tal perla pone cara de pardillo. 
Una vez que se ha dado cuenta del maravilloso equívoco que ha provocado su contestación cierra los ojos como avergonzado, pero realmente se está tirando un pedete, hecho que modificará el sabor del bollo de chocolate que con todo el calorazo se ha metido el listo en el pantalón y que cuando se deshaga se confundirá con ese pedo traicionero. 
Escatológico, cierto.
El bollo se ríe a mandíbula batiente , disfruta, es un bollo cachondo, mientras llama "crack" al muchacho...


El primer objetivo del anuncio está conseguido : se habla de ello, se comenta.
Lo que no se consigue es que la Imagen de marca salga fortalecida. Queda como algo zafio, de mal gusto, patético y da la sensación de que es rancio hasta el chocolate del producto que supuestamente venden.
Hay spots que te dejan con una sonrisa en la boca, este te deja con la cara colorada y pensando que si hemos involucionado tanto como para acometer tan despropósito y hacer tal mierda.


                                                Spot íntegro, una delicia 






7 comentarios:

Cari dijo...

Un anuncio estúpido verdaderamente, parece que falta la imaginación en muchas ocasiones y ésta es una de ellas.
Un abrazo.

CARLOS dijo...

Si, es malo de cojones.

Un abrazo Cari

maruxaina89 dijo...

Cuando vi el anuncio la primera vez me quedé con una cara de pánfila impresionante. Lo peor de todo es que el "bollito" ese en cuestión no tiene ninguna buena pinta (y no, no va con segundas).
Buena descripción del anuncio...aunque yo hubiese sido más hiriente :P

Un saludo.

Carlos del Barrio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos del Barrio dijo...

Eso , eso, ¡pedidme más sangre!jaja

El bollo tiene la pinta del anuncio, rancio y asquerosillo.

Un abrazo maruxaina89

Analogías dijo...

Yo he estudiado Publicidad. Sinceramente te digo que como anuncio es una mierda, pues recurre a lo burdo y lo basto para que se hable del producto (que no recordaba su marca hasta que lo has puesto tú aquí, por tanto, mierda y media). Lo difícil es vender un bollo con gracia y no vender el producto con métodos barriobajeros, eso sí, mira a tu alrededor y te darás cuenta que entre Telecincos, GandiasShore y demás, van absolutamente enfocados a ese público choni.

Ojo, muchas veces es el propio anunciante el que quiere que sea así el anuncio, no la agencia.

Saludos, Carlos.

Carlos del Barrio dijo...

Ya te digo yo que sin el OK del anunciante no lo ponen, lo que me hace pensar que los dueños de esa empresa tienen serios problemas mentales.

Un abrazo Analogías