martes, 27 de septiembre de 2011

LA SACIEDAD


La SACIEDAD es la hartura,satisfacción excesiva de un deseo o necesidad.
Creo que últimamente conozco esa sensación..y no se muy bien la razón, o puede que si.
Gastronómicamente, tengo unas ganas terribles de comer sobre las 12 de la noche. No comer cualquier cosa..especialmente productos de primera necesidad : chocolate, frutos secos y patatas fritas. Hace tiempo me dio por comer croissants de chocolate....
No lo como por ganas, lo como por gula, y en un número totalmente estúpido.
Políticamente, cada día me duele más la parte del escroto al escuchar a todos los cabezas visibles de este país sus demagogias y consignas para manejar a los rebaños. Me sacian todos, sin excepción. Estoy harto de las tertulias políticas, de la prensa que opina según trinchera y de las opiniones alienadas de la gente de calle.
Deportivamente, me aburre ver fútbol todos los días. Cuando algo deja de tener la capacidad de ser esperado para convertirse en rutinario produce una disminución del placer que reporta. Me he pasado al curling.
Literariamente, me incomoda la sensación de tener que escribir bien todos los días. No lo han hecho ni los premios nóbeles ,ni los premios Cervantes, no se porque me lo autoimpongo yo. Se puede comprobar en las columnas (tan bien pagadas) que vemos a diario ,en la prensa escrita ,de célebres escritores. La mayor parte de las veces son pura mierda.
En este ámbito estoy últimamente peleado con la poesía, y no con la que yo escribo, que por supuesto me parece excelente, sino con la que escriben todos los días otros que llegan a producirme un punto de dolor en la zona estomacal solo comparable a la producida por las copas de "garrafón" de algún bar de moda.
Sentimentalmente, me he cansado de quedar con chicas. Voy a estar un tiempo sin quedar con mujeres, me he saciado, y parafraseando la película argentina "no es por ellas, es por mi". Me produce más satisfacción la soledad , aunque sea una hija de puta ingrata, que las compañías de una noche donde uno tiene que exagerar virtudes y esconder defectos, con el trabajo que conlleva tal misión, y claro, acabo agotado y repitiéndome , una y otra vez, cuando vuelvo en coche, que ese viernes, será el último que le soy infiel a Jorge Javier con la esperanza de encontrar la motivación debajo de una falda...de momento no....
Hay placeres que provocan saciedad...creo que lo he dejado claro.

P.D.: La imagen es de la película "El sentido de la vida". Al final el gordo explota...por no parar a tiempo y hacer caso a la sensación de saciedad...

2 comentarios:

David dijo...

Yo me he saciado de cambiar de equipo de fútbol. Cada año elegía uno en la pretemporada, pero ya no tengo edad, es muy cansado, y todo el mundo te llama chaquetero, no tienes ningún grupo de apoyo dónde sentirte reconfortado, hay que estar pensando todo el rato si no eres de un equipo, porque puedes tener ideas propias.

Me he hecho del Valladolid, del Cádiz y del Atletico de Madrid, uno por división. Espero no volver a saciarme demasiado pronto....

CARLOS dijo...

Jaja...creo que coincidimos...yo tambien cambio...de hecho..salvo el Cádiz, los otros dos los tenemos en común.
Freud diría que nos gusta sufrir...Yo este año me he hecho de River cuando he sido siempre de Boca...me aburren los equipos ganadores..fui de la Real Sociedad hasta que casi gana la liga....
¿Nos harán un dos por uno en el psiquiatra?