miércoles, 24 de julio de 2013

MEMENTO MORI DE CÉSAR PÉREZ GELLIDA


Partiré de una afirmación : es uno de los mejores libros que he leído nunca.
Tras esta categórica y osada muestra de entusiasmo procedo a comentar unos temas.

Reconozco que antes de leer el libro tenia prejuicios sobre el mismo. Si, soy español, soy envidioso por naturaleza y que un tipo nacido en mi ciudad (Valladolid) haga un libro que se vende mucho, que se publicita en muchas plataformas y que cuenta con apoyos importantes de la sociedad patria me produjo un cosquilleo raro. Yo aspiro a ocupar el trono que ha dejado vacante Delibes, pero estoy dispuesto a compartirlo con César y con Antoni Daimiel, otro top en ventas de sangre pucelana.

El autor de esta extensa obra (casi 600 páginas se ha marcado) me empezó a ganar en la presentación del libro.
Esta se celebró en el Zero café (importante lugar-referencia del libro), un pub de la ciudad conocido por su música ajena a la lista con talón de los 40 principales (y sucedáneos ) en el que he podido disfrutar muchas veces de grupos tan interesantes (en vídeo) como Depeche Mode. Alguna muchacha con atuendo gótico también me ha hecho caso es este local alguna noche con suerte. Todo buenos recuerdos.
Pues bien, la presentación a la que asistí con una entrañable amiga-escritora fue una de las mejores a las que he acudido en mi vida. Había barra libre de cerveza y vino además de canapés variados. El autor no habló ni una palabra, se limitó a firmar ejemplares como un poseso y a sonreír a las cámaras de fotos al más puro estilo pantojil, mostrando dientes. No dijo ninguna palabra en público, yo lo agradecí. ¿para qué filosofar con la garganta seca sobre Descartes o Coelho?. Me ganó.
Además estaba lleno el local de gente cultureta de la ciudad, cercanos al rugby (está muy presente en el libro, cosa que se agradece ya que es un deporte de los más olvidados a la hora de escribir) y mucha niña mona muy bien vestida.
Lógicamente nos compramos su libro. Nos alegramos de que no lo vendiera "a peso" ya que es un tocho de cuidado. Una vez leído debo reconocer que no le sobra ni una página. Está todo medido y estoy a la espera de devorar los otros dos libros de la trilogía.

El contenido del libro es atrayente. Es una novela policiaca, de asesino en serie y tramas complejas pero unidas con maestría y dedicación. Buen trabajo de documentación y maravillosas notas aclaratorias a pie de página.
Toda la acción se desarrolla en Valladolid. Algunos proponen que se hagan rutas para los turistas que recorran los lugares donde se desarrolla la trama como se hizo con el libro de "El Hereje" de Delibes.
Hay una gran diferencia, este libro no está sobrevalorado como lo estaba el otro.

Los personajes de esta novela son de los que gusta leer, no son huecos. Desde los protagonistas: Ramiro Sancho ( inspector de policía) y Augusto Ledesma ( asesino) hasta los secundarios de lujo de los que destaco uno de los personajes más brillantes de los que he leído en los últimos años : Carapocha (psicólogo criminalista), me encanta. También esta la doctora Corvo que me produjo sensaciones demasiado humanas producto de mi inmensa imaginación de adolescente de casicuarenta tacos.

La trama del libro está muy bien, los nexos están estudiados y el final no desmerece al resto del libro. Este último punto es importante porque se tiende a escribir libros que se acaban con prisas y los finales acaban siendo pura bazofia.

Más allá de que es muy entretenido, de que tiene banda sonora propia (con canciones de Vetusta Morla, Love of Lesbian, Placebo, Nacho Vegas o el omnipresente Bunbury), tiene poemario original incluido y multitud de referencias culturales... es algo más que un libro.

Puede que sea por la profesión pasada de Gellida, el marketing, pero es toda una muestra de como meter publicidad subliminal en un libro sin que resulte chocante. No he visto nada igual en mi vida.
Los personajes desarrollan su vida de una manera natural y en el trayecto se mencionan lugares, personajes, cantantes, establecimientos de la ciudad, todo de una manera suave que no chirría. Creo que es una gran virtud hacerlo y que sea de esta manera. La novela 2.0 está aquí. Muy inteligente.

He mencionado eso de profesión pasada (o antigua) porque el autor ha dejado su trabajo para irse a Madrid a desarrollar su carrera de escritor. Unos dirán que los tiene como el caballo de Espartero, otros que está loco, yo le tengo admiración por ello.
De todas formas creo que seguirá interviniendo con el prologuista de este libro, Michael Robinson, en la SER en el programa Acento Robinson, que por cierto es muy interesante.

Es decir, a modo de resumen, puedo decir que tenemos un libro largo en páginas que se hace corto, con buena trama y bien "interpretada", con referencias a una ciudad de la que se busca ser referente y ocupar un vacío existente (todas las novelas se desarrollan en Madrid y en Barcelona), con apoyo de personajes famosos y en todas las plataformas (prensa, radio, tv), realizado con una editorial potente (Suma de letras), un autor que tiene carisma y sabe moverse en los medios, además de que será una película de éxito en el futuro (altamente cinematográfica) y para rematar, el tío no solo escribe de puta madre sino que nos da cerveza gratis en las presentaciones.

Un libro que es una delicia para los sentidos, para saborear, de lectura amena y que guarda una musicalidad que lo hace especial. Una gozada.

No hay que ser muy listo para saber que este hombre tiene un buen presente y un gran futuro.

Este es el facebook de su libro:

https://www.facebook.com/pages/Memento-mori/497453050307706?fref=ts


César concentrado a la hora de poner dedicatorias y firmando ejemplares hasta la dislocación de la muñeca.









6 comentarios:

mientrasleo dijo...

"Cojonudo"
Eso me dijiste cuando lo estabas leyendo sin darme tiempo a preguntar. Así que no me ha sorprendido tu opinión ni tu entusiasmo y tengo el libro en casa.
Hasta donde voy... brusco, directo y sensorial. Me está gustando. Va a ser que te libras de pagar su importe en cañas.
Besos

Carlos del Barrio dijo...


Yo buscaba excusa para unas cañas y unas rabas con limón por su sitio...

Me alegro de que te guste


:)

Besos

angelamendez 2010@gmail.com dijo...

Yo todo te creo, me encanta además como escribes y describes en tu blog Carlitos.

¿Cómo sigue la dislocación de la muñeca? Jajajajaj

Alegras la vida!

Ángela la mexicanita.

Carlos del Barrio dijo...


Un beso mexicana simpática :)

MC. dijo...

Está la foto de mientrasleo en el face del libro :P
como me gusta encontrarme con cosas que conozco, jaja
pavadas mías.
Tentadora entrada,
un beso!

Carlos del Barrio dijo...


jaja, si MC.

Eso de hablar con Mientras Leo tienes esas cosas, de vez en cuando me hace caso y lee lo que la recomiendo.

Un beso