jueves, 19 de junio de 2014

UN IDIOTA ESCRIBE, MUCHOS IGNORANTES COMPRAN. RICHARD COHEN, UN EJEMPLO DE ELLO.


Seguro que si veis la foto pensaréis que este tipo tiene que haber sido muy infeliz en el colegio.
Tiene pinta de haber recibido muchas collejas y muchas tobas en sus orejas. Le habrán robado el bocadillo varias veces. Puede que Dumbo haya sido su apelativo y que esa cara de falso hubiera encajado en "American Beauty".

Se llama Richard A.Cohen. Tiene los santos cojones de escribir libros diciendo que la homosexualidad se puede curar. El cree que es una enfermedad. Es un superventas y sus conferencias y talleres tiene un gran número de anormales seguidores.


Ricky tiene 62 años. Es el fundador (válgame la r.) de la "Fundación Internacional de Curación". No sé si come placentas. Desconozco si lee el ABC.
En charlas dice como la gente homosexual y bisexual puede dejar de serlo y volverse "normales".

Ricky era admirador de Cuenca cuando era joven, pero vio la luz y quiso salir del pecado para ser un formal heterosexual (y muy atractivo, para que negarlo).

Ricky, como todos los que han pasado por un proceso personal de adicción o de "anomalía" según su criterio, es muy radical en cuanto a referirse a los homosexuales. Es como el ex-fumador , como el vegano, se vuelven radicales. Los viajes reiterados a Cuenca no le sentaron bien...

Es por eso que un día analizó los nichos de mercado y comprobó que la población homosexual reconocida ha aumentado. Constató que hay muchas situaciones difíciles ya que hay muchos prejuicios con el tema en muchos lugares y decidió en un concierto de los Village People que podía escribir libros para ayudar a esos raros para que "sanaran". Pasarían de ser criaturas repudiadas por Dios a ser acogidas bajo su ala protectora.

Gente que venda productos estúpidos siempre ha habido, está dentro de la picaresca tan injustamente atribuida en exclusividad a los españoles. Recuerdo casos como los vendedores de crece-pelo, el elixir de eterna juventud o distribuciones de discos de Justin Bieber como música...

El problema no es que haya un caradura que escriba un libro de lo que le salga del escroto, el problema es que haya subnormales que lo compren. El problema es que haya editoriales que se manchen las manos con estas cosas, el problema es que ha tenido una difusión en los medios de comunicación  enormemente obscena.

Reitero que la gente es libre de escribir lo que le salga, faltaría más. Otra cosa es que esas palabras pudieran tener repercusiones penales o éticas. Los que compran este libro creyendo que se  salvarán y que serán heterosexuales felices no me dan pena ni asco. Me alegro que gasten dinero, ¡qué se jodan por gilipollas!. Malthus no estaba tan desencaminado con alguna de sus teorías.

Hacer dinero con estas cosas, como cuando se ofrecen curas a enfermedades con placebos o con productos que no tienen efecto ninguno probado, me parece que es de personas que merecen repulsa y vómitos. Es jugar con las ilusiones, aunque en este caso se juega con la ignorancia y esa se cura leyendo, pero leyendo de verdad.

Hay otros, medios y editoriales, que ven dinero con ello.

Cada cual tiene sus principios, hay gente que no tiene ni principio, ni final , ni nada por medio. Sobran.



12 comentarios:

Daniel Rubio dijo...

Gilipollas. El escritor, no tú.

Daniel Rubio dijo...

Gilipollas. El escritor, no tú.

Carlos del Barrio dijo...

jajaja....y yo, pero menos.

MARISA RUBIO dijo...

Buufffff.... equiparable a Rouco y sus secuaces.

Carlos del Barrio dijo...

O casi que peor...

iza dijo...

Cuenca, qué bonita eres.

Carlos del Barrio dijo...

Cuenca, ¡qué bonita eres!

Usman Yade dijo...

Vaya un tarado. Pero no era un secreto, que abundan el el mundo.

Carlos del Barrio dijo...

Demasiados Usman, un abrazo

Carlos del Barrio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MC. dijo...

Hay gente que cree que necesita ser "curada"? en fin...

Un beso Carlos, te sigo leyendo.

Carlos del Barrio dijo...

Un beso MC :)