lunes, 22 de septiembre de 2014

COMO EL VIENTO EN LA ESPALDA, DE ELENA MUÑOZ



Elena es una de esas mujeres de trinchera.

No me la imagino en casa tejiendo una bufanda y viendo un "culebrón" sin tener horarios ni sitios donde acudir con el tiempo justo. Presume de que cocina bien, la creo.
No digo que no ejerza sus labores en casa bien, al revés, digo que desde que se levanta no para.
Empresaria, promotora cultural, escritora, mujer, madre y abuela. Eso de abuela cuesta creérselo pero es así. También es una persona comprometida políticamente.
Reconozco que tengo más afinidades con ella que cosas que nos llevan a discutir. Buenos, ella tiene mejores piernas, aunque si me las depilo podemos volver a tratar este asunto.

Tiene un blog, que es un especie de diario donde expone pensamientos, que coincide con el título de otros de sus libros. Lo titula : Mi vida en tacones. Toda una declaraciones de intenciones.

http://mividaentacones59.blogspot.com.es/

Este libro del que hablo hoy me ha gustado mucho. Es capaz de hacerte pasar del llanto a la risa en segundos. Tiene carga suficiente para hacerte pensar que la vida siempre puede depararte sorpresas, cambios, zancadillas...por muy encaminada creas que la tienes. La vida es una puta que te pide precio y a veces no puedes pagarla.

Es una novela romántica ,en esencia, es su base central. Es un canto de amor a la vida, a las personas, a la duda, a la incertidumbre, a la lucha, al remordimiento, al orgullo, al sexo...

Esa protagonista tan compleja, Marta Nogales, que es tan ella. Un personaje lleno de aristas y contradicciones, de caminos que elegir sin haber asegurado la pisada. Ese moverse en vez de resignarse.

Pero no contenta con hacer una novela de sentimientos, sencillamente, nos convierte esta obra en una novela policiaca. Giro circense que completa las sensaciones que uno puede tener al leerlo. Digamos que así mezcla la parte íntima y personal (que nos hace recapitular) con la relativa a la trama en la que no podemos tomar parte. Brillante.
Esas intrigas familiares que me hicieron sonreír al asemejarlas a las de la gente que todos conocemos con sangre de otro color o que se codean en las recepciones de las embajadas con estos. Los secretos de familia siempre dan juego.

La protagonista tiene que aprender a "caminar sola" para enfrentarse a las dudas que no tenía preparadas porque la vida ya tenía su hoja de ruta escrita. Esa superación personal, ese cambio de rumbo, esos pies de barro que no sabes cuando cederán y te harán caer. Esa lucha entre el deber y el querer. Lo bueno a ojos de los demás no siempre es lo que hay que hacer. Rebeldía, principios que se tambalean, intención de buscar la felicidad sin mirar atrás.

Es una novela muy recomendable. Elena es una persona muy recomendable.


Elena poniendo cara "canalla". Realmente me copia los gestos en las fotos. La perdono si sigue escribiendo como escribe.


2 comentarios:

Mi vida en tacones dijo...

Muchas gracias,Carlos. Me alegra muchísimo que te haya gustado mi novela y que hayas dedicado un espacio ella en tu estupendo blog. Un beso.

Carlos del Barrio dijo...

Muchas gracias a ti :)