martes, 3 de marzo de 2015

"CASADOS A PRIMERA VISTA": UNA MIERDA PINCHADA EN UN PALO



Pues sí, estuve vomitando durante dos horas.
Soy un buen profesional y tengo que ver las cosas para poder alabarlas o criticarlas, esta vez me pareció un suplicio traumatizante.

Hay veces que cuando veo algún programa televisivo sé que mi opinión puede estar adulterada por agentes externos, por haber tenido un mal día, por tener gases, por mis gustos raros, etc. Entiendo que hay veces que una primera impresión se puede cambiar,pero en este caso no será así seguro, este programa es una soberana mierda.

Rizando el rizo de lo absurdo la idea es la de que se CASEN dos desconocidos.
Hay programas que han explorado eso de comprobar las reacciones de gente que no se conoce cuando queda, el cortejo, la seducción, etc...
Desde "Mujeres y hombres y viceversa" "Contacto con tacto" "Amor a primera vista" hasta llegar a uno de los mejores programas de humor que hay hoy en día que es "¿Quién quiere casarse con mi hijo?" que está lleno de momentos divertidos y tiene la mejor post producción de la parrilla.

Hasta ahí habíamos llegado, gente que conoce a gente, gente que puede tener cierto contacto con gente, gente que incluso intima con gente...todo siguiendo una correlación temporal más o menos lógica.

Pero he aquí que A3media decide importar este formato. Pretende que desconocidos guiados por unos tests de compatibilidad se casen SIN VERSE.
Se basan en unas supuestas afinidades, aunque los mismo psicólogos reconocen que luego se tienen que gustar, que el físico no lo controlan, ¡nos ha jodido!.Es básico.
De todos los parámetro eliminan el principal al conocer a una persona con la que quieres pasar tiempo y presumen de la "compenetración" posible porque en unas casillas se ha contestado que prefieres ver "Titanic" a "Kill Bill".

Todo esto podría llevaros a pensar que los que acuden allí son :
a. actores
b. gente desesperada
c. actores desesperados
d. gente con necesidades económicas y poca vergüenza (y amor propio)
e. idiotas

Cualquier opción es verdadera, algunos podían entrar en varias.

La mecánica del programa es sencilla.
Se reúnen en un despacho con los opositores al escarnio público y se les comunica si hay algún semejante en la lista (a una señora con pinta de empresaria arpía la dijeron que no, ella pensó que era una putada porque seguiría gastando un pastón en gigolós); se les dice que se lo comuniquen a la familia (la familia sobre-actúa haciéndose la sorprendida  pero aceptan viajar a Cancún a cuenta de la productora); se casan; se decepcionan y si hay alguno especialmente desesperado confirma la boda en España porque la de México NO TIENE VALIDEZ.
Es decir, es todo una farsa.

Los pretendientes de este concurso son personas que hartos de haber saqueado las bases del Meetic,       E-darling y especialmente el Badoo han decidido demostrar a todo el mundo que son unos DESESPERADOS y que dan pena. Tienen que casarse como acto social, para ser felices, en plan paletos trasnochados.
Es realmente patético ver como hay gente con tan pocos recursos mentales y propios que se presta a esta pantomima para ganar unos euros.

Al finalizar el programa te ponen imágenes de lo que pasará en próximos días. En ellas se ve que la mayoría de las parejas no se tocan, discuten y creen que ha sido un error dar ese paso circense.
Vamos, que hay más posibilidades de éxito en una barra de bar con una cerveza en la mano que haciendo el payaso en televisión por un poco de alpiste.

Tengo que alabar el casting, dan el pego todos, parecen gente con "problemas" y agobiados porque no creen que va a pasar ningún tren más por su vida. Da pena el patetismo que irradian. Los familiares que les acompañan no se quedan atrás en este sentimiento.

Es decir, de los muchos programas que se pueden ver en televisión este es uno de los peores. Ahora mismo no se me ocurre ninguno más pobre, malo, tramposo, patético y triste.

No creo que dure muchas semanas, aprovechad para verlo y así os dará un subidón comprobando que hay gente mucho más patética que vosotros. Esa puede ser su función, sí.


7 comentarios:

Mi vida en tacones dijo...

No hay nada que consuele más que las miserias ajenas.

Un beso

Lady Boheme dijo...

Me parece tristísimo que se fomente la idea de que no se puede ser feliz estando soltero, que hay que casarse y tener hijos. Acabo de visualizar un reality en el que desconocidos tienen un hijo juntos... ¿A dónde vamos a llegar?

Mayte Esteban dijo...

Ni se me pasó por la cabeza ver el programa, gracias por el resumen. En cinco minutos me has ahorrado dos horas que empleé en leer.

Maria Jose Moreno dijo...

No caí en la tentación de ponerlo jajaja. Ahora ya ni pensarlo siquiera ;-)

Carlos del B. Iglesias dijo...

Es de lo peor que he soportado, en años, en tv.

Abrazos y besos para todas

Reich TheCure dijo...

¡Buenas!
Se me pasó por alto el programa, aunque, por lo que cuentas, seguramente le eche un vistazo. El morbillo que se respira del patetismo personajil me llama.
¡Un saludo!

Carlos del B. Iglesias dijo...

Un saludo Reich!