lunes, 23 de febrero de 2015

LA ENTREVISTA DE TRABAJO


Hace tiempo fui a una entrevista de trabajo llamado por el INEM. Sí, suena a "leyenda urbana", una entrevista de trabajo, que el INEM sirva para algo...ya.

Esta entrada viene porque ayer hubo un incendio en la empresa Brico Depot de Valladolid, que eran los que requerían dos puestos para sus equipos de trabajo.
En cuanto al fuego de ayer, supongo podrá ser otro Campofrío, alegando que emplean a mucha gente.
En el caso de la compañía que está en Burgos al que se le han perdonado las cotizaciones de los trabajadores durante un año y han recibido el pago del seguro correspondiente. Dinero para los anuncios de publicidad sensiblera y tramposa (además de casposa) tienen.
Lo del incendio de ayer supongo que no habrá sido intencionado, supongo, pero como está el mercado con esa competencia uno no puede poner la mano en el fuego por nada ni nadie. Por estos menos, porque me caen como una patada en los cojones. Tengo mis motivos.

Os decía que fui a una entrevista de trabajo en las instalaciones del INEM. Éramos unas 10 personas que nos pusieron en una mesa grande.
Un tipo, que ahora es encargado,  nos relató que empezó de camionero, nos habló de las virtudes de la empresa, de su crecimiento mundial, de como se podían desarrollar carreras profesionales empezando de cajero/a y acabando en la directiva...todo muy bonito y emocionante.

La idea era esa: ocupar dos puestos de abajo para promocionarlos, por eso se había llamado a gente con carrera.
Después del monólogo del tipo (que podía trabajar en Ballay fácilmente) nos dijo que cada uno dijera su experiencia, sus estudios y que añadiera lo que fuera.

De los 10 hubo 8 con perfiles similares al mío, dos que no tenían estudios universitarios. Ambos dijeron en su "presentación" cual era el motivo para contratarles. Uno gritó que tenía una minusvalía por sordera, el otro una minusvalía por "enfermedad mental".
Cogieron  a los dos.

Es decir, primaron los beneficios fiscales antes que los conocimientos, me pareció humillante.
Me parece perfecto que se proteja a los colectivos más desfavorecidos pero me gustaría saber que porcentaje de desempleo hay entre trabajadores que tienen minusvalías, porque deben estar cerca del pleno empleo, no dejo de ver ofertas de trabajo que piden como requisito tener ese certificado.

Repito que entiendo que las empresas se acojan al único beneficio fiscal que les da el Gobierno ya que no se incentivan las políticas de empleo, pero a mi esa entrevista me pareció penosa y clarificadora.

Me acordé de este episodio al leer que la empresa ha tenido un incendio, reconozco que tuve pensamientos retorcidos llevado por el rencor pero se me pasaron pronto, estoy seguro de que no ha sido un fallo humano, que ha sido un penoso accidente.


4 comentarios:

Laura Calderín dijo...

Muy interesante tu entrada. Entiendo que el gobierno de ayudas para que contraten gente con minusvalías... pero también deberían dar otras facilidades a las empresas.
Mi primera entrevista de trabajo era para vendedor... antes de entrar me puse a hablar con otros de los aspirantes, un chico tenía un ciclo superior en marketing y no se que comercial, y muchísima experiencia en distintas empresas como vendedor... recuerdo que me sentí como una mierda, en aquella época tenía la licenciatura a mitad y ninguna experiencia... pues sabes que? solo era un puesto, y me cogieron a mi!. Luego me enteré que el gobierno pagaba el primer sueldo de tu vida... es decir que trabajé gratis para la empresa.
Un saludo!

Carlos del B. Iglesias dijo...

Es que son así las cosas, esto hay que cambiarlo porque hay que igualar oportunidades y ayudar a los empresarios.

Un saludo

Maria Luisa López Cortiñas dijo...

Eso es de hace muchos años, en el departamento de personal de una empresa me dijeron textualmente "que los minus" en "buen estado" estaban disputadísimos, podían elegir y todo. Pero si no les protegieran nadie les contrataría. ¡En fin!

Carlos del B. Iglesias dijo...

Un saludo, Maria Luisa