lunes, 29 de junio de 2015

"TENGO UNA RELACIÓN CON..." EN FACEBOOK. REFLEXIONES SOBRE ESTO.


Voy a intentar contenerme.
El cuerpo me pide decir lo que pienso de esta horterada ejemplo de indiscreción. ¡Ups!, ya lo he dicho.

Cada vez que leo en el Facebook de un agregado "tengo una relación con..." me surgen muchas preguntas. Mi mente, con mucho trabajo, se colapsa con el calor. No puedo descubrir el significado de mantener esa frase en la sección "información" del perfil de Facebook.

Quiero imaginar que algunas veces se pondrá por orgullo. Vale, lo compro. Luego entro en el perfil del "relacionado" en intento ser generoso para encontrar méritos. Alguna vez me digo : "¡coño, bien jugado!" y sonrío. La mayoría de las veces me quedo preguntado al gato (que no tengo) sobre el motivo de gritar a los cuatro vientos que se tiene a alguien en la vida y que ese alguien se llama Fulanito Chinaski.
Si estás orgulloso de ello mola. Si lo pones es que parece que tienes que marcar territorio, y eso ya no mola tanto. También puede ser que no se lo crea la gente y crea que tu pareja es el hombre invisible (porque siempre estás contactada) y por eso has obligado a ese maromo a fotografiarse y poner la foto en un perfil que no tiene entradas y que la biografía está más limpia que la camiseta de un niño del Opus.

*Aclaración: me dirijo a las mujeres por un tema de igualdad, por no decir eso de amigos y amigas, compañeros y compañeras, señores y señoras, que dicen los políticos para lograr la paridad verbal y que suena a peloteo de guión. Yo directamente me refiero a las mujeres, pero es aplicable a los hombres. Esto es igualdad, señoras.

Puede que hayas puesto que tienes una "relación con..." para espantar moscones. Bien, puede funcionar, aunque no es muy efectivo. Las relaciones son tan complejas que lo que realmente puede espantar a un tipo como yo no es el estado civil, o que tengas una relación, es que seas miembro de FAES. No me gustan los bigotes, raruno que soy. Lo otro es tan relativo y tiene tantas aristas...

En este caso tienes que ser cuidadoso con el "pagafantas" que adjuntas como relación.
1. Opción A.  Lo enseñará a la familia, a la panadera, incluso a sus compañeros de ballet y nada, no logrará convencer a nadie de ello porque eso de ver "Billy Elliot" cuatro veces al día no deja indiferente a nadie.
2. Opción B. Si el pagafantas es de los amigos que creen que van a tener roce es peor. Lo publicará en los diarios nacionales en la página 3 y pronto anunciará el compromiso. Te saldrá el tiro por la culata. Será difícil que te lo quites de encima.
3. Opción C. Os casaréis y tendréis seis hijos. Uno os saldrá del Betis.

También está la posibilidad de que sea verdad y que el sujeto receptor del amor no tenga ninguna tara aparente, entonces es cuando no entiendo lo de la indiscreción. ¿No es mejor lograr que la vida privada siga siendo "privada"?¿no es mejor que ciertas cosas queden en la intimidad? ¿qué necesidad hay de exponerse? ¿a quién le importa con quién os acostáis, cenáis, os levantáis? ¿también vais a poner el número de cuenta en Facebook? ¿y el resultado de los análisis de sangre? ¿lo de la almorrana?

Para vuestro disfrute he hecho un experimento. He puesto en el buscador de Google:

"Tengo una relación con en Facebook" y me han salido, completando la frase, estas opciones:
- 1 ... y no aparece
- 2 ... pero no se ve
- 3 quitar tengo una relación en Facebook
- 4 si tengo una relación en Facebook. 

Es decir, atentos. Nadie se pregunta el motivo de ponerlo, nadie trata de combatir el calor compartiendo sabios conocimientos con vosotros. Curioso.

La 1 está preocupada porque no aparece, al igual que la 2. Eso suena bronca del pariente que no ve unido su nombre al perfil de la amada. La foto de bodas partiendo el pastel no es suficiente. Esta gente es una agonías, ¡disfrutad de que no se ve, cojones!
Vamos a matarnos la cabeza porque si no pone que tengo "una relación con..." no podré ver el último programa de Mujeres y Hombres y viceversa tranquila , tiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiia, ¿vale?

La 3 merece todos mis respetos. Puede que se haya dado cuenta de que era una gilipollez o puede que haya decidido ser soltera. Cualquiera de las dos opciones me parecen loables. Si ha cambiado de relación ya no, no me lo parece tanto.

La 4 es la más preocupante, es la que se quiere reafirmar. Ahí ha habido bronca gorda en casa. Mis condolencias. Haz caso a la 3 y deja a ese pavo, no te conviene.

Bueno, creo que me ganaré más de un comentario dándome cera y diciendo que no respeto las voluntades ajenas, que apoyo a Grecia o que a mi lo que me pasa es que soy un golfo.
No podré negar ninguna de las tres opciones, aunque la primera la justificaré con este post. Lo mismo cuela.


6 comentarios:

Monica Gonzalez dijo...

Muy bueno! pero que hay de privado en las redes sociales? NADA a todos se nos acaba viendo el plumero...beso Carlos

Carlos del B. Iglesias dijo...

No creas Mónica, hay de privado lo que queremos que siga siendo privado. Es fácil.
Besos

ROCIO Quiles dijo...

Con respecto al uso del término en femenino. Gracias. Nosotras, las personas, también lo utilizamos cuando en algún debate hay personas de ambos sexos, por ser un término que abarca ambos sexos:persona. Era la máscara que se utilizaba en el teatro griego.

Carlos del B. Iglesias dijo...

Las mascaras son feas, no dejan ver los rostros ni las caras preciosas.
Un abrazo, Rocío.

NIKITA dijo...

Confieso que yo lo tengo puesto, en principio no lo tenía pero mi novio si lo puso y me dio cosilla no cambiarlo, no tengo con quien es pero si que tengo una relación... y que conste que ha servido para espantar moscones, y ya no recibo solicitudes de amistad de tios que no conozco, o no tantas. Mi FB lo tengo muy limitado a amigos (de esos de verdad, de los que conoces y con los que hablas) así que realmente me importa poco que vean que tengo novio porque lo saben ya! No cambia nada!

Carlos del B. Iglesias dijo...

Pues mira que bien si te es útil. Aunque como bien dices si ya lo saben...
Abrazos