martes, 13 de diciembre de 2016

EL POEMA PERFECTO





                                        Foto del blog Cafenets

Tenía escrito el poema perfecto para ti, ese que siempre me has pedido y que siempre te he negado. El que me he retrasado en su elaboración tanto porque no lograba tener la completa certeza de que era "el indicado".

Pasé varias noches en vela, busqué inspiración en la luna, en las olas, en las letras y en el vino. Nada surtió efecto, no era demasiado perfecto para ti.

Mi insomnio aumentaba. Mis amigos me acusaban de poco romántico y mis enemigos de poco creativo. Llegué a creer a ambos. Llegué a creer que era un escéptico en el amor.

Me comparé con amebas, ficus, baldosas de mármol... incluso con humanos inhumanos. Mi espejo me devolvía frustración cuando yo buscaba causas de mi poca acción. 

Pero sucedió lo que no imaginaba, lo que no imaginabas. Hace poco conocí a otra mujer, una que no cree en poemas y que prefiere abrazos. De las que llegan y te erizan la piel si te respiran. De las que se suben a árboles y hacen pasteles. De las que no regatean piropos ni escatiman besos merecidos. De las que sonríen. 

Otra, otra que no eras tú.

Por lo tanto hice con mi PERFECTO POEMA una perfecta bola de papel y encesté un triple en mi papelera. Limpio,sin emoción por saber si se saldrá. Con suficiente margen para saber que esa acción era de no retorno.

No quiero que te creas mis palabras, no quiere creerme las tuyas, no quiero creer que uno más uno son dos y que lloras por esto que ya no tenemos. Sonríe porque has ganado. Eso hago yo.

Al final he preferido realidades maravillosas que se van a materializar a versos que se quedarán olvidados en un cajón de tu mesa de noche junto a los poemas de otros poetas que una noche soñaron que tú eras diferente. Esos poetas que sí tuvieron la diligencia de escribirte un poema.

Poema que fue perfecto hasta que fue leído por tus labios y almacenado en el cajón.

2 comentarios:

lacantudo dijo...

Veo que no soy el único romántico que camina poe el universo blog. Hay muchas formas de ser romántico y puede que la más potente sea la del que no lo refleja en sus textos gratuitamente.
El escepticismo es tan subjetivo como el romanticismo, nadie te puede decir si eres romántico o si eres escéptico. Eso se demuestra verso a verso.

Carlos del B. Iglesias dijo...

Me jode cuando los comentarios son más brillantes que los posts. ;)