martes, 14 de febrero de 2012

CONSECUENCIA DE UNA MALA SIESTA : UN POEMA

                                                      R. Steele disparando claveles...


Eres una morena canalla sin corazón, que peca de sinrazón y en su cobardía se esconde,
víctima de tus miedos y mis halagos caminas haciendo equilibrios en tu barra enjabonada,
reina del desapego y de la obstentación , princesa sin príncipe, sin nadie que te ronde,
buscas mi mirada cómplice entre la mediocridad y recibes lo que me das que es igual a nada.

Me canso de ir buscando tus sonrisas sin alcohol provocadas, las llaves de tu caparazón de hierro,
me causa indiferencia que tu madre me de la aprobación por esa foto por ti enseñada,
bostezo con la sola idea de pensar que puedes hacerme caso, con que me trates como a otro perro,
hasta la apéndice estoy de que te refugies en eso de que no quieres volver a ser engañada.


No acepto ni propinas, ni amores a medias, ni invitaciones por decreto, ni el contigo "pan y cebolla",
me importa un bledo que mis palabras desordenen tu conciencia, cuando juego a ser yo, a solas,
confundes mi interés con una fisiológica reacción cotidiana que acaba en inflamación de po....,
cambia de discurso, soy mayor para tragarme de tu persona tan gran número de bolas...


                                                   Mario Benedetti  "No te rindas"

5 comentarios:

Julio Benavente Caballero dijo...

Vaya, Carlos. Indigestión total.
Me alegro de que lo puedas soltar tan fluido...Eso alivia.
Un abrazo fuerte, amigo.

Cari dijo...

Ya te digo que de una mala siesta.

Por lo demás maravilloso Benedetti.

Un abrazo Carlos.

CARLOS dijo...

ehhhhhhhhhhhhhh..no es tan malo...es un poema mediocre..solo eso...un poco mierda... vale....jaja...

Abrazos a los dos...

Cari dijo...

Pero tú no te desanimes,siempre hay días malos, y peores, y de vez en cuando algo bueno, es lo que tiene los blogs, te lo dice una experta en ... bueno mejor no juzgo mi propio blog.

Si nos hemos metido en un charco, pues a por todas. ;-)

Un abrazo Carlos.

María dijo...

Las malas siestas pueden traer consecuencias como esta jaja.

Muy bueno tu blog, me quedo viéndolo.