viernes, 6 de septiembre de 2013

TENER UN OBJETIVO SENTIMENTAL EN LA MENTE COMO MEDIO PARA SENTIRSE VIVO



Detrás de este título bastante largo se esconde una idea bastante sencilla : hay gente que sin sentirse enamorado (o en la búsqueda del amor) no funciona, no marcha, no respira, no vive.

Al igual que un coche necesita gasolina para funcionar hay gente que necesita estar "ilusionado" o enamorado para esconder las carencias o dificultades que esté viviendo, para acabar con los grises, y convertir el día a día en una estrategia mental para conseguir llegar a su amad@. Es su leit motiv.

Esto no es criticable (de hecho es loable) ya que aunque el instinto de supervivencia, de progreso, de avance en la vida es intrínseco, necesitamos motivaciones para que cuando suene el reloj cada mañana las ganas de levantarse y ponerse en funcionamiento venzan a la desidia y a los suaves susurros de la cama que te dice: "quédate un poco más...".

Hay gente que su objetivo vital puede ser el de tener hijos, el de poseer casa con jardín y piscina, dinero para malgastar, un puesto importante de poder, la felicidad de los suyos,etc... Hay otros que renuevan sus ilusiones a corto plazo con la idea de "enamorar" a alguien y sentirse plenos por una supuesta reciprocidad.

Dentro de esto se pueden incluir a las parejas que buscan mantener viva la llama del amor, serán las que luego no se podrán quejar cuando su respectivo se vaya con el panadero o con la secretaria.

Las parejas que no se toman el conservar sus relaciones como un acto primario de enamoramiento están destinadas al fracaso, salvo que ambos sean tan cómodos o vagos que mantengan el status quo por pereza.

Muchas veces se subestima la figura del amante, hay veces que reaviva la llama de parejas estancadas en la costumbre, hay veces que rompe parejas que debían estar rotas hace tiempo, hay veces que provoca sensaciones que toda persona tiene derecho a vivir porque vida solo hay una y no es coherente malgastarlo con el primero que se cruza por tu puerta.

Este post pretendía referirse a esa gente que sin ser enamoradizas son partidarias del intercambio incondicional de amor antes de que en su vida primen los valores monetarios o sociales. Prefieren el bienestar interior (y el sentirse a gusto con ellos) que recibir la palmadita en la espalda, la felicitación envenenada de cortesía o diplomas que adornen una pared con demasiados papeles inútiles que no llenan vidas.

Tener un objetivo sentimental no se provoca, de hecho la validez de la idea reside en la casuística, Si entras en el autobús esperando buscar a la primera persona que te sonría para asignarla mentalmente con la "etiqueta" de futura pareja lo llevas jodido.
Hay mucha gente que aplica este método en el trabajo, de ahí que haya tantos rollos sentimentales en ese ámbito. No deja de ser un ejercicio de comodidad aunque hay veces que puede ser el mejor lugar para encontrar a personas con puntos comunes a los tuyos. Ya sabéis eso que dice el dicho sobre donde tengas la olla...

De eso se trata al fin y al cabo, en buscar semejanzas. Eso de que los polos opuestos se atraen es una gran mentira, por lo menos a largo plazo. La tolerancia se acaba con el tiempo y cuando el ánimo de cambiar a la otra persona flaquea porque la "empresa" es imposible la pareja desemboca en la rutina mortal o en la ruptura.

Hay gente que necesita tener a alguien en  mente para sentirse vivos, es por eso que cuando no lo tienen se sienten con una sensación de desasosiego, de carencia de algo, de vacío.

Otro tema es saber lo que sucede cuando se consigue ese amor.Algunos se encontrarán plenos y satisfechos, otro se decepcionarán porque lo sobrevaloraron, otros lo cambiarán por otro (donjuanismo), y otros preferirán la idea de que algún día pueden conseguirlo, sin llegar a intentarlo del todo, porque esa simple idea de tenerlo como objetivo mental le hará no estar quieto, no parar en ningún momento, caminar para adelante, sentirse vivo. Buscar estrategias de enamoramiento que diría Benedetti.

El amor mueve el mundo, y si el tuyo no lo mueve lo siento mucho por ti. Mis más insinceras condolencias.


                                Luz Casal "Piensa en mí"



6 comentarios:

Pandora dijo...

Carlos últimamente estás pletórico!!! precisamente estoy preparando una entrada sobre amantes y tal... se han puesto bastante de moda.

Aplaudo tu aportación, una vez más no puedo estar más de acuerdo contigo.

Besotes!! ;)

mar dijo...

Lo de las "insinceras condolencias" me ha encantao. Un abrazo nene.

Carlos del Barrio dijo...

Pandora, debemos escribir un día algo a medias...piénsalo.

Mar, la insinceridad está de moda,jaja

Besos a las dos

rocio dijo...

Carlitos, love is in the air?

Carlos del Barrio dijo...

En mi "air" no, ¿en el tuyo? jajaja

Besos

rocio dijo...

Lalalalala jaja