miércoles, 6 de agosto de 2014

FOTOS DE PIES Y DEMÁS CHORRADAS ESTIVALES


No podemos generalizar, hay gente a la que les parecen preciosas las fotos de pies. Algunos hasta se tocan con ellas y con las de botas de tacón aunque las lleve Carmen de Mairena.
Yo siempre que veo un pie me acuerdo de una novia que tuve que tenía obsesión por sus pies. Nunca me dejó verlos. Nos acostábamos totalmente desnudos salvo por el pequeño detalle de que sus pies iban cubiertos por unos anti-eróticos calcetines de colores, de esos en los que cada dedo es de un color.
Duramos poco, en lo que tuvo que volver a hacer magdalenas al Claustro.

Llevo unos días extraño, raro,no sé como calificarme. Me estoy metiendo la web serie Malviviendo en vena y mi voz interior, esa que todos tenemos, tiene semejanzas más que evidentes con la del Kaki, personaje de esa serie.


Falta imaginación en cuanto a fotos del verano.

Vale, yo soy de los que prefiere ver arte que a parejas feas a las que dedicáis loas y con la que me muerdo la lengua para no decir eso de "¡alma de cántaro!, si es más fea/feo que pegar a un padre con un calcetín sudado".

Lo malo es cuando la gente que sigue a Lars Von Trier nos deleita con vídeos de esos que se mueven mucho para que veamos como hacen gracias sus niños. Aburren, mucho, en serio, ¡me aburren los niños cada vez más!.
Bueno, generalizo, algunos niños, la niña de 17 años con falda escocesa que vive en el portal de al lado no me aburre naaaaaaaaaaaaaaada.

Otra modalidad de chorrada veraniega es la basada en las fotos de granos de picaduras. ¿En serio? ¿Qué será lo siguiente? ¿Consecuencias de las venéreas por zumbarse a inglesas en Magaluf?

En cambio si que estoy a favor de las votos en bikini (o bañador florido en el caso de los hombres). Me gustan. La gente sonríe en la playa cuando luce ese atuendo. No tengo más motivos.

Otra cosa que me maravilla, que me pone loco loco, son las fotos de celebraciones familiares donde la gente está comiendo y se constatan restos de comida en las caras y en las manos. Son esas escenas familiares que provocan hilaridad las que necesito para saber que habéis jalao bien.

En cambio, las fotos de platos antes de ser devorados no me disgustan cuando son novedosos. Cuando se fotografían unos huevos fritos, pues, eso...queda cutre,muy cutre.

Si los huevos fritos se acompañan de una pareja poco agraciada en bikini y enseñando los pies mientras que los restos de comida se deslizan por su faz mientras que un niño hace gracias en un lateral de la escena costumbrista ya es la releche.

Quiero que se ponga de moda poner fotos de senos. Muchos senos, ¡inundemos Facebook de senos! .
Espera, que no os dejan, que es mejor poner putas fotos de pies, ahhhhhhhhhhhhhhhhhh
Facebook no tiene criterios de selección, lo que siempre digo.

¡Feliz Agosto! ¡Amaros!

4 comentarios:

Alaitz Martinez dijo...

La verdad es que hay personas que no deberian enseñar los pies, menos aun si los han maltratado y no los tienen limpios y aseados. No a los nejillones o uñas de aguilucho renegridas, no a los callos, ampollas y rozaduras inhumanas.
Pero te informo que ya de pueden poner pechos, facebook ultimamente no tiene otra cosa...pero ya está bien de alimentar a todos los tipejos frustrados que no tienen otro entretenimiento que observar pechos femeninos. En vez de eso, que nos ilustren con sus (seguramente poco agraciados)desnudos integrales, para que podamos comentar...lo cuidados que son sus pies.

Carlos del Barrio dijo...

Amiga donostiarra,
Agradezco su aportación.
Besotos

María dijo...

Hay que ir más allá de la foto. Tú ves sólo pies, yo veo un suelo digno de admirar o el paisaje que hay detrás de ellos.

Carlos del Barrio dijo...

Yo también veo el paisaje, pero muchas veces es solo mar...:)