domingo, 3 de abril de 2016

¿CUÁNTO SE TARDA EN ESTAR ENAMORADO?



Lope de Vega (o su negro de turno) escribió este poema donde se enumeran los efectos de enamorarse. Si tienes todos sí, estás enamorado. También tienes otras cosas que te podrá diagnosticar un galeno de esos que te toman el pulso y te ponen un palo en la boca.

Nota: no pondré enamorado o enamorada por simple pereza. Se podrán dar por aludidos miembros de ambos géneros, incluso de los dos juntos. También los carentes de ellos.

Primero hay que saber si se está enamorado. Si tienes mucho hambre no lo estás. Si duermes mucho tampoco. Si te gustan todos o todas (aquí si que lo aclaro por simple rebeldía) no estás enamorado ni por asomo. Si no relees las conversaciones de whatsapp o Facebook, si no piensas sin querer en la otra persona, si prefieres ver a tu Real Madrid antes que oler su perfume, si no te sientes vulnerable, si no te sientes gilipollas, si no estás deseando quedar con ella, no, no estás enamorado.

Estar enamorado es dejar de respirar solo para compartir aire y vida. Es minimizar los defectos del otro imponiendo sus virtudes. Es cuando en una balanza lo que te aporta vence a lo que te impide seguir.

No creo que se pueda estar enamorado de más de una persona, sí encaprichado.

El amor se cocina lento, tiene larga elaboración.
Es por eso que uno no se puede enamorar en un periodo corto de tiempo. Todo amor proporcionado necesita una proyección temporal, una proceso de consolidación, un contigo aunque no seas perfecto. Porque nadie somos perfectos, todos tenemos cosas que nos hacen maravillosamente imperfectos.
Normalmente quien más exige es quien menos puede dar. Son excusas de mal bebedor.

No hay un periodo temporal para acotar el enamoramiento al igual que no lo hay para el des-enamoramiento, si procede. Pero para uno u otro caso se requiere tiempo.
No existe el amor a primera vista, no existe la ruptura de la noche a la mañana. El cuerpo humano no funciona así. Es como si quieres meter un pollo en el horno, sin descongelar ni añadir nada, y quieres que a los 30 segundos salga con su salsita, sus patatitas y su olorcito rico que te cautiva y te lleva al pecado.
Tendrás que descongelarlo (curar heridas en el amor, crear interés, comprobar puntos comunes, ver si las barreras son solventables...) y poner en la bandeja los demás condimentos para que ese pollo sea realmente algo suculento. Especialmente interés y amor. Si no te imaginas comiendo ese pollo dentro de 5 años no te plantees ni cocinar, porque no estás preparado, no saldrá bien. Haz horchata con esa máquina tan fiable que te regalaron en tu pubertad, no necesita mucho más.

Enamorarse no tiene reglas, ni tiempos, ni edad, ni tiene porque llegar una, dos , tres veces... o ninguna vez.


                                                   ¡¡¡Puto Hollywood!!!

10 comentarios:

LaCuarent dijo...

Cierto es un proceso cocinado a fuego lento

Interesante entrada

Un beso

Carlos del B. Iglesias dijo...

Gracias. Un beso

Buscando mi equilibrio dijo...

Ayyy el amor.. unos lo persiguen, otros lo ahuyentan... pero siempre está presente.
Besos

Carlos del B. Iglesias dijo...

Y algunos hacen las dos cosas a la vez.
Besos

Sa Garcia dijo...

En el amor, lo más importante de todo es la paciencia. A algunos les llega antes y a otros más tarde, pero siempre hay que saber esperar. Cuando entra en ansia y las prisas por querer que llegue antes, se llena de frustraciones y falsos ídolos.

Un SAludo y genial artículo.

Carlos del B. Iglesias dijo...

Exacto Sa. Un saludo

lacantudo dijo...

Creo que se tarda más o menos lo que en escuchar a un amigo que te aconseja a la persona adecuada, conocedor de todos los puntos en común entre las dos personas que deben conocerse.
El amor nunca se disfraza, los que se disfrazan de amor son otros sentimientos o pasiones humanas, pero antes se pilla a un mentiroso que a un cojo.
Me gusta leerte escribiendo sobre el amor, te creia más desencantado al respecto y veo que no, que en el fondo tan solo eres prudente.

Carlos del B. Iglesias dijo...

Coño, Juan. No tengo ningún desencanto con el amor, en todo caso lo tendría él conmigo, que tampoco. Hay muchas formas de amar.

En cuanto a la primera frase...es la cruz que tendrás que soportar durante toda tu vida, que te lo recuerde muchas veces con cerveza en mano jajajaja

encarni castro dijo...

Ese maravilloso tropezón que damos cayendo al vacío con sonrisa de oreja a oreja y con una música de fondo hipnótica y fácilmente bailable sin luz. Me ha encantado tu texto. Besosssssssssss.

lacantudo dijo...

Pues que todas mis cruces sean esas. Si alguien me acerca al Gólgota una birra sin alcohol mejor que mejor, que luego digo bobadas o lo que es peor, las escribo.