viernes, 15 de junio de 2012

LAS PERSONAS QUE REALMENTE IMPORTAN


Creo que he descubierto la fórmula matemática (sin matemáticas de por medio) para saber cuando alguien realmente te importa...

No creo en las ñoñerías, en latidos incontrolados del corazón, en miembros erectos, secreciones abundantes, pensamientos constantes o en palabras bonitas...eso lo pueden producir las drogas, la televisión, la Interviu o un amor de barra a las 6 de la madrugada...

Realmente sabrás que alguien te importa de verás cuando te enfada que te decepcione, cuando no cubre tu idílica percepción inicial que tienes sobre él, te cabreas, lo hablas con los que te rodean, lo repites comentándolo a todo el mundo, lo das mil vueltas y le perdonas.

El proceso acaba con una segunda oportunidad.
Si no hay más oportunidades de modificar la primera impresión es que los sentimientos no han sido puros en un origen. Es un tema de constancia e inteligencia.

El amor o el cariño no se basan en la indiferencia.

Hay que contar con la idealización que uno mismo tiende a crear cuando se está tiempo hablando con alguien sin conocerle...no suelen ser percepciones reales.
Son más deseos de que la otra persona sea como tu quieres que sea para así cubrir tus carencias emocionales y motivarte a realizar actos...que lo que realmente es. Pero hay base...sin base no hay expectativas.

Es por ello que creo que es bueno que en una primera cita se cause cualquier tipo de sentimiento...pero quizás sea mejor que haya una cierta decepción, ya que si se intenta remontar tal debacle posiblemente los lazos que se consigan sean más sólidos que los que se consigan con "dos polvos de bienvenida y hasta luego".

Los caminos de rosas son cojonudos cuando las espinas no te pinchan...y el truco está en la firmeza, la fuerza y las ganas que pongas en la empresa a desempeñar.

Tendemos a confundir deseo, con amor, con amistad....tendemos a ser poco generosos con nosotros mismos y pocas veces sabemos valorar  lo que nos llena aunque no sea perfecto...

Me sigue aburriendo la perfección tanto como el "amor de propina"...

Es bueno enojarse con alguien...es símbolo de interés...

¡Qué alguien se enfade conmigo!...por piedad.... ;)


18 comentarios:

Al dia siguiente.. dijo...

Los caminos de rosas son cojonudos cuando las espinas no te pinchan...y el truco está en la firmeza, la fuerza y las ganas que pongas en la empresa a desempeñar,,,
A mi no me ha dado resultado Carlos y mira que le puse ganas , fuerza y firmeza, supongo que dependera del factor suerte , estrella, o llamalo expediente x...
y naaaaaa de enfadarse contigo eso es algo un tanto inviable asi que a poner tu mejor sonrisa , la mia ya esta por aqui ; )

CARLOS dijo...

Gracias guapa....veo que te has cambiado el nick..jeje ;)

Cristina Caviedes dijo...

¡Qué genial reflexión, Carlos! Me ha encantado. Besos!

Humaniores Litterae dijo...

Jo, no sé si entristecerme, alegrarme o encabronarme. Es justamente la situación que describes la que tengo ahora con un par de personas a las que aprecio profundamente... Me defraudan, me desinflo, pataleo y vomito pestes, pero....... Muy buen texto, Carlos, me ha arrancado un escalofrío de la piel!!!

MaÁngela dijo...

Carlos: Interesante artículo!
Creo que la clave para no sentir decepción de alguien que te ha interesado (y en general de cualquier persona)es, "no esperar nada de nadie". Cuando esperamos mucho o algo, y no es así? nuestra sensibilidad hace que sintamos dolor, decepción, y es cuando sentimos que nos duele el corazón y se nos estruja el alma!...
!No esperes nada de nadie! pónlo en práctica.
El amor y el cariño se basa en la admiración, y como dice la canción "odio quiero más que indiferencia".
Ese es mi sentir. Espero haberme explicado.
Un beso.

Cari dijo...

Hola Carlos, me ha encantado toda la entrada pero en particular: //Realmente sabrás que alguien te importa de verás cuando te enfada que te decepcione, cuando no cubre tu idílica percepción inicial que tienes sobre él, te cabreas, lo hablas con los que te rodean, lo repites comentándolo a todo el mundo, lo das mil vueltas y le perdonas// más que nada porque me siento muy identificada con la frase.
Me enfado con mucha frecuencia con quien me importa, será por eso.
No tendré piedad de ti, no pienso enfadarme contigo, es que soy un poco malona ya sabes.
Un abrazo.

Sparda dijo...

¿Así que quieres que alguien se enfade contigo? Ok, empiezo...

TONTO, FEO
Nananananana :3

Alicia Pérez Gil dijo...

Qué cosa es el amor, que para cada uno tiene una cara.

Para mí es aceptación. Si aceptas amas.

Será porque yo me enfado a menudo.

:)

CARLOS dijo...

Me estáis enfadando todas porque os quiero...y mucho....

MaÁngela dijo...

Doble trabajo vas a tener... Enojarte y Contentarte...
Porque nosotras también te queremos!

Rebel_Nevarian dijo...

la perfeccion,si existe es,según mi própio punto de vista,terriblemente aburrida...es para mi,como algo "planficado",y "monótono";insipido como el te de las 6,de 4 ricachonas inglesas,ya entraditas en años,que cada dia se empeñan en rrealizar el mismo ritual de cortesia,y ceremonia,para acbar contándose,con las mismas caras de insípidas,la misma historia de siempre...;yo,personalmente prefiero,aquello que no se planifica,quiero un camino,con la persona que tenga que ser,y dicho camino,que sea cm tenga que ser...que sea como una tormenta,con sus instantes de calma,si así tiene que ser;peroes precisamente esa espécie de "tormenta" emocional,que a veces suele surgir entre las personas,la que nos hace sentir,que realmente estamos vivos,y que,como muy bien dice Carlos,quien tenemos delante de los ojos,nos importa verdaderamente o no...;(Las relaciones "perfectas",y políticamente correctas,se lasdejo mejor a Disney!!!!...).Genial Post,Carlitos!!!!;Arquero que da en la diana,sin necesidad de arco!!!!...;))))

CARLOS dijo...

Cuando hay lucha cuerpo a cuerpo en el campo de batalla no tengo arco..pero tengo una gran lanza...jaja...

(tontería matutina)

Besitos Angela y Michelle....

Alex Fernández dijo...

Estoy de acuerdo en todas y cada una de tus ideas. Yo mismo podría firmarlo (con permiso...). Enhorabuena.

CARLOS dijo...

Alex..fírmalo....jeje...todo tuyo...

Un saludo

Julio Benavente Caballero dijo...

Pues no me voy a enfadar contigo, porque estoy de acuerdo en todo.
Sobre todo me molesta la muy común impureza de los sentimientos y que pocas veces amemos sin condiciones.
La perfección es demasiado imperfecta.
Un abrazo

rocio dijo...

Hola Carlos, he llegado hasta aquí a través del blog de Pandora. Me ha gustado la entrada, a mí desde luego me pasa. Siempre lo digo, que como alguien me decepcione... uff es un sentimiento que llevo fatal.
Y donde lo has clavado es en eso de que cuando no conoces a alguien "Son más deseos de que la otra persona sea como tu quieres que sea para así cubrir tus carencias emocionales y motivarte a realizar actos...que lo que realmente es".
Pues sí, yo he estado mucho tiempo conociendo a gente por internet y ya lo he dejado por imposible, ha sido decepción tras decepción o bien "abandonos" repentinos, imagino q precisamente por eso, pq serían ellos los q pusieran sobre mi unas expectativas e imagen no real.
Un saludo, te sigo

CARLOS dijo...

Rocio, bienvenida, tengo saladitos por si quieres picar algo, un beso...

Shiwa dijo...

Me ha encantado la entrada!
Subscribo cada palabra... y es así, sólo puede decepcionarte alguien que te importa.
Hay una frase que me encanta, aunque obviamente soy incapaz de cumplir: Felices los que nada esperan por que nunca serán defraudados.

Un saludo!