miércoles, 25 de enero de 2012

EL INTERROGATORIO


Olía a puro. La luz del puto flexo no me dejaba verle bien la cara y me producía un malestar general .
Escuchaba su voz de fondo..muy lejana...los golpes ,que había recibido en los tímpanos , me los habían dejado bastante dañados....

Me agarró la nuca y me golpeó varias veces contra la mesa de madera, una mesa que tenía ese olor que me recordaba a los pupitres de escuela.. me recordó a mi primera pelea, cuando tuve una disputa inocente contra un puño certero por un asunto de honor.

La sangre de la frente se resbalaba por mi nariz y me llegaba a la boca..el sabor dulce de la misma no me disgustaba..no me iba a asustar tal acción...

Su forma, en la sombra,  era de un tipo corpulento, su voz (la poca que me llegaba) era como la de un perro ovejero..potente..seca...retumbaba en mi nada...no me producía ningún efecto...

Bajo mis ojos morados ,que empequeñecían mi visión, me puso una y otra vez la foto de alguien..con pelo largo...con amplia sonrisa...yo negaba con mi cabeza...tampoco sabía lo que negaba...

Cuando me tiró al suelo y me pateo el estómago (con dureza)  recuperé algo del oído..poco..pero algo...

Seguídamente me echó un caldero de agua fría por la cabeza..el sabor a sangre desapareció...el dolor se alivió...el olfato se afinó....mi vista puedo ver quien estaba en esa fotografía de Polaroid...bajé la mirada y exclamé : ¡no la conozco de nada!

Amanecí en un solar de las afueras de la ciudad.... boca abajo...jodido pero vivo....
Me dí la vuelta como pude..me costaba mover los brazos..mucho más poder hacer fuerza sobre ellos y cuando pude ver que el sol se reflejaba en mi cara de una manera placentera....sonreí...provocándome
hoyuelos ...de la sonrisa pasé a la carcajada.... "había vuelto a engañar a la muerte".....

                                                   Freddy Mercury - "The great pretender"

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Carl@s.

Cari dijo...

Me encanta esa canción de Mercury.

Hacemos muchos guiños a la muerte a lo largo de nuestra vida,¿engañarla? creo que no.

Al leer el relato, me he imaginado ese caldero de agua fría aliviándote. :)

Un abrazo

Julio G. Martín dijo...

Yo no voy a probar más, que ya la engañé mucho.
Muy bueno, Carlos.
Vaya temazo!!!