martes, 3 de enero de 2012

UN CITA COMO OTRA CUALQUIERA


A veces no me veo tan listo.
Era una noche de sábado, yo me puse guapo (colonia de la cara aplicada de manera estúpida, zapatos  negros limpios y americana oscura sin flor en la solapa).
Había conocido a una chica en una agencia de contactos. Esto suena mal, pero así era. Acudí a un sitio para buscar pareja con fines matrimoniales. Llevaba 3 semanas más ñoño que Meg Ryan con coletas rosas y me veía preparado para conocer a la mujer de mi vida.
No dude mucho. En la agencia me sacaron un álbum con fotografías. No hice caso del texto (me aburren las letras cuando son juntadas en demasiada cantidad ) y me fijé en las curvas. Podía ser insincero y decir que me atrae el interior de las personas, pero no es así. El interior que me mola es el compuesto por tanga y sujetador. El otro...lo valoran más los feos.
Ella se llamaba Caterina, me gustó el nombre, hacía juego con sus caderas. Con esas curvas no se podría llamar nunca Lisa....
Quedamos en un bar oscuro, era acogedor, sonaba Jazz en la pista...
No estaba nervioso, ella tampoco. Las fotos no la hacían justicia, era más fea al natural, pero seguro que tenía un buen interior...aunque fuera para esa noche...
No había firmado ninguna capitulación matrimonial, era cuestión de probar y follar , perdón...fallar...(lapsus mentis)....
A las 3 cervezas me dí cuenta de que no era de mi mismo país, tampoco me importaba, cuando llevo varios gintonics mi sentimiento de globalización aumenta...
Hablaba poco la muchacha. Costo mucho que dijera algo que no fuera recepcionado por mi oído como un "blablabla".....ese algo fue: ¿vamos a chingar ?
Ojiplático y sudoroso le supliqué que me repitiese lo mismo..otra vez más...y me lo confirmo.
Pensé que era un tipo con suerte, por otro lado merecida, y le invité con sonrisa Profiden a que fuéramos a mi casa, ella puso cara de sorpresa y me insistió: ¿allí vamos a chingar?, a lo que contesté...tan tranquilamente..."claro hermosa"...
Subimos de dos en dos los escalones (más bien los subí así yo), abrí la puerta de casa a la primera (con lo jodido que suele ser eso) y la indiqué la ubicación del sofá (la cama estaba sin hacer desde hace 5 días, no me parecía romántico mostrarle mi intimidad, ni mi ropa interior con la que charlaba hasta el amanecer).
Me dijo que si podía ir al baño, afirmé y mientras la esperé poniéndome mis queridos gayumbos de leopardo y mi batín rojo..minimicé un poco la intensidad de la luz..y me puse en posición sensual...piernas cruzadas y sonrisa traviesa...
Salió despistada de dejarme sus líquidos fisiológicos en mi retrete y cuando me vio no pudo contener el grito....me llamó cerdo, maniaco sexual, y no se que más barbarides (ciertas, pero que en aquel momento no tenía porque saberlo...).
Me defendí diciéndole que ella me había dicho , por dos veces, que íbamos a chingar. Ella afirmó. Mi confusión y mi ego (dolido) me hicieron buscar en mi blackberry el significado de "chingar"...para quedarla por ignorante....y mi sorpresa fue cuando el primer significado era "beber"....
Avergonzado por mi ignorancia, mi falta de humildad al querer dejarla por tonta, y mi atuendo, baje la cabeza y me despedí con la mano. Ella pegó un portazo mientras me emparentaba con Porky y el Marqúes de Sade.
Desde aquel día, siempre ...siempre...salgo con un diccionario debajo del brazo....

12 comentarios:

Julio G. Martín dijo...

Jajaja, gayumbos de leopardo y bata roja para tomar unas copas, no está mal. Tampoco era para que se pusiese así la chica...
Un abrazo

CARLOS dijo...

Me queda de muerte Julio...un día de estos subo una foto....
Un abrazo...

Cari dijo...

A veces si, el diccionario no vendría mal, y más en estos casos.

//Podía ser insincero y decir que me atrae el interior de las personas, pero no es así. El interior que me mola es el compuesto por tanga y sujetador. El otro...lo valoran más los feos//

No hace falta que lo jures, lo del interior queda poético pero pocos os fijáis en ello...
¿Has chingado mucho estas fiestas?
Hablo de "beber" no entro en otras interioridades, :)

Un abrazo Carlos

CARLOS dijo...

jaja.....pues..pues...sucede Cari...una cosa..que los caballeros tenemos muy mala memoria..jaja..

Un abrazo

Anónimo dijo...

Ser fan de Hank Moody es, sin duda, divertido. Pero tratar de llevarlo a la realidad sólo tendrá un resultado; el fracaso más estrepitoso.
Creemé que lo siento.

CARLOS dijo...

Sr. Anónimo...tiene usted toda la razón....le recuerdo el nombre de mi blog..muchas gracias

Dulce dijo...

Eso te pasa por ir de enteraó jajajaja.

Dulce dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Tenías razón tú desde el principio.

El primer significado de chingar es "importunar, molestar". Quizá fuera lo que pretendía Nolisa y en ese caso te metió un buen gol.

El segundo: "practicar el coito". Si bien es cierto que es malsonante, a la hora de expresarse, cada uno es libre de lavarse la boca con jabón Lagarto, lejía, zotal o derivados o no. El significado lo entendiste a la perfección: echar un polvo cual mandriles en celo.

El tercero: "beber con frecuencia vino o licores".... ¿Con frecuencia? Este significado no es aplicable en tu caso (tomar unas copas en tu casa una sola noche), más bien es adecuado para describir a los habituales del botellón, del calimocho y otros etílicos.

La cuarta en América Central es: "cortar el rabo a un animal". En esta mejor ni la pensamos... ni la desarrollamos.

Las 5,6 y 7 no vienen al caso.

La octava es: "embriagarse". No creo yo que una persona que acude a una cita a través de una agencia de contactos, más a ciertas edades, quiera emborracharse para jugar al ajedrez ni discutir sobre física cuántica...

La novena en Sudamérica: "no acertar, fracasar, frustrarse, fallar". Bueno, dependiendo del estado psicoafectivo de la interfecta, podría haber sido también su objetivo... y dejaste que lo lograse.

Tenías razón desde el primer instante. Guarda el cilicio y no te flageles... que le den a Nolisa... y a tu blackberry.

Anónimo dijo...

eres tonto del culo... estoy cansado de ver tus comentarios en las noticias del norte de castilla y te debes pensar que eres un erudito en todologia y la gente te sigue enfervorecida... no eres mas que un parroquiano mas de lo que hay en los bares a diario y que arreglarian el mundo, pero la realidad es que eres un paleto mas.

No te molestes en responder, no lo voy a leer

CARLOS dijo...

Para el último comentario del valiente anónimo...saludos a tu madre...y besos para ti..

Neysa dijo...

Para mí chingar es lo que tú pensabas hacer con la chica. Hace veinte años, a una amiga y a mi nos lo dijeron dos chicos en un coche y aún nos estamos riendo con el tema.