martes, 24 de enero de 2012

LA UCRONIA


Es difícil definir lo que significa la palabra "ucronía". Suena a país, a enfermedad o a mineral...
La ucronía se podría definir como "lo que pudo ser y no fue".

En momentos de nuestra vida se presentan varias opciones para ciertos temas, elegimos uno (o nos toca escogerlo por narices) y seguimos esa linea vital condicionada por el camino que hemos deseado seguir, bien por ser la mejor opción que creíamos, por ser la menos mala, o por ser la más fácil.

La ucronía vendría a meditar sobre lo que nos podría haber pasado si en vez de esa opción hubiéramos elegido otra.

Por ejemplo, a los 18 años te dicen que tienes que elegir una carrera para estudiar, pero tu no tienes esa facultad decisoria, basada en la experiencia, para acertar ...y te apuntas a Económicas...y con el tiempo de das cuenta de que debías haber seguido tu instinto que te decía que tenías que haber hecho Filosofía o que podías haber seguido el consejo paterno de estudiar algo con "más salidas" tipo FP.

El tema es que tu estudiaste Económicas y aprendiste que era mucho tema  para tu limitada cabeza (nada motivante) y que se estaba mejor jugando al mus en el bar de al lado con un pinchito de tortilla de propina.

Con las relaciones para igual..es jodido elegir, y cada vez más. Yo lo que no aguanto es cuando se está con alguien por la pereza de no buscar a otro mejor...
Esto de las relaciones es una lotería. El mal entendimiento de la "propiedad privada" provoca que estar con alguien sea como jugar a la ruleta rusa...con un arma de repetición. Puede salirte bien..pero no siempre. Son complicadas las relaciones...es por eso que yo estoy soltero (y casi entero).

Muchas veces se recurre a la ucronía . Si en vez de estar con el tipo ese que no te da la completa felicidad, optaras por el que tiene cara de golfo y te provoca pensar en él..¿cómo sería tu vida?....pues mejor...siempre mejor..porque es una opción que da vida...no la quita...

Muchos matrimonios, o parejas socialmente estables, no estarían juntos si la ucronía fuera un recurso alegable ante un juez. Si pudiéramos volver al pasado , muchas veces elegiríamos la opción contraria a la que tenemos...aunque tampoco sabemos si sería la correcta..pero la opción escogida sería otra.

Lo mismo sería aplicable a tener hijos..o incluso a haber usado lo que debíamos haber usado con esa camarera que cerró el bar con nosotros dentro.
De hecho, yo de momento no he reconocido a ninguno de mis 5 hijos bastardos...estoy esperando a que pongan el cheque bebé otra vez...

De todas formas, tiene su encanto eso de saber que no jugamos con las cartas marcadas. De todos los superpoderes de comic existentes ,el que menos me ha interesado, siempre, es el de conocer el futuro.

Resumiendo, me gusta la imperfección de la duda...

7 comentarios:

Anónimo dijo...

No se puede ir de farol, te quedas con los restos. Lamentable.

CARLOS dijo...

Es un mensaje contradictorio...tanto..que no se si darte la razón amig@....

Si eres más explícit@...lo mismo pillo el mensaje...

Anónimo dijo...

Carl@s es muy importante sopesar a la hora de elegir, es fácil errar, pero si no se ponen todas las cartas en juego es difícil que la partida se resuelva, no solamente de una manera elegante sino también eficaz.

Cari dijo...

Bueno Carlos cielo, me quedo con ese culo que pueden parecen unas señoras tetas, hay días que no sabemos muy bien que mensajes dejamos, a mi me pasa montones de veces, ¿será que no he/hemos sabido leer entre líneas? eso para mi es preocupante, casi siempre sé hacerlo. Por cierto el consejo paterno no siempre es el mejor.
Hay una frase fenomenal de Charles Chaplin:"No quiero renunciar a la maravillosa libertad de equivocarme".

Un abrazo Carlos.

Julio G. Martín dijo...

Interesante...
¿Algo habría sido mejor o peor?
Casi me quedo con lo que hay, y no por lo de "más vale lo malo conocido..." sino porque por suerte me gusta.
Un abrazo fuerte.

CARLOS dijo...

Hoy me dedicaré a enviaros abrazos a todos....a tutiplen....

Anónimo dijo...

Es una trampa, dulce y asequible, que nos tiende nuestra mente para huir de la realidad. ¿Sirve de algo pensar en lo que pudo ser? ¿hace que desaparezca la gris realidad?.
Somos responsables de nuestro presente y huir de él melancólicamente, nos hace perder el tiempo, nuestro tiempo.
Dejemos la ucronia para los historiadores que, al menos, viven de ello.
J. (anónimo II)