lunes, 19 de diciembre de 2011

EL TEMPLO DEL TERROR


Llevaba un tiempo sin ir a un gimnasio...unos 20 años...
La fuerza de voluntad no es una de mis virtudes, de hecho, la pereza es el pecado capital que más frecuento, (incluyendo la lujuria los sábados por la noche).
Yo no me llevo bien con el esfuerzo físico, si no es por competición. Lo de la "lucha contra uno mismo" me parece estúpida...pero viendo que corro peligro de perder mi figura de Adonis he decidido honrar al gimnasio con mi esbelta figura.
Me presenté totalmente uniformado...a juego con los jubilados y las marujas que por allí pululan.
La gente te mira como el "nuevo"...Tu mirada perdida escudriñando cada rincón te delata.
Me llamó la atención que cuando me desnudé para ponerme la ropa de hacer bicicleta (me he propuesto hacer (solo)  bici y natación..la musculación se lo dejo a los poligoneros de "Mujeres ,hombres y viceversa") los tíos miraban con descaro a mi amigo pequeño...como comparando..
Podía decir que me sentía incomodo, pero, obviamente, no tengo nada de que avergonzarme, es más, les sonreí con ironía como diciendo..."esta cosa le muerde a Frank de la Jungla y pierde el brazo"...
Después de esté momento Brokeback Mountain, me dirigí hacia la sala de bicicleta. El monitor vigilante (con cejas depiladas y tirantes a lo Billy Elliot ) me dice: "caballero, en esta sala es imprescindible llevar toalla".Hice caso al "golosón"..y fui a por una...no fuera a ser que me diera unos azotes por haber sido malo...
Me acomodé en una bici, la cual  tardé 5 minutos en arrancar con todos esos botones en inglés.
Una vez controlada, miro a la derecha y veo al doble de Alfredo Landa. Mi competitividad sale a flote.....el me mira...yo le hago la mirada del tigre, el me aguanta la mirada....¡empieza el reto!...
Le aguanto 5 minutos. El jodido viejo no para de dar pedales. Yo no manejo muy bien el cambio de marchas y en mi afán de hacerme el esfuerzo más suave endurezco el tema...y parece que estuviera subiendo el Tourmalet....una vez controlado esto intento esprintar para disminuir el kilómetro y algo que me saca y consigo que lo aumente a dos.
Después del ridículo hecho, me bajo de la bici con un tembleque de piernas muy parecido al que alguna vez he ocasionado una noche con suerte.
Voy a la piscina. Me meto en la sauna ,a los dos segundos ya habría salido de allí por mi, pero veo que hay gente que aguanta bastante y que llevan tiempo sentados (creo que vivos), y no quiero hacer el ridículo...esperé un poco, fingí una tos y me piré al jacuzzi.
Eso es lo que se amolda mejor a mi. Me llamó la atención que la señora que tenía al lado tenía la suerte de que la salían muchas mas pompas de debajo de ella... y un curioso líquido amarillo...supongo que sería un producto relajante.
Obviamente la piscina no la probé...era demasiado para el primer día...demasiadas emociones.

Es curioso, todo el mundo lleva bañador tipo tanga, y yo llevo un bermudas floreado parecido al que llevaban en el Gran Hermano de la primera edición...alguien debe estar equivocado..yo creo que ellos...

Pues nada..de esto hace 4 días y aquí estoy, sentado en una silla,en medio del pinar, quemando todas mis películas de Alfredo Landa y algunas de Pajares (esto ya  por capricho)...

9 comentarios:

Ana-Saiz dijo...

Hello my friend:
a q rubia quieres impresionar???Jaaaa...muchos prejuicios huelo en esta entrada, fuera prejucios!!!
Sorry, pero los pantakas tipo flower-power quedaron...en unos días estás luciendo culillo ya verás...
Piano, piano que ya sabes lo que dicen por ahí "no por más madrugar amanece más temprano" era así o acababa en "aguas mil"??
Muasss

Ana-Saiz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CARLOS dijo...

Perdona Ana..perdona...YA luzco culillo...tengo un culo que ni el Brad Pitt...en "Thelma and Louise"...
¿Eres rubia?
Tu por si acaso no te despistes....
(gracias por ponerme el comentario repetido, se que es por cariño,y por énfasis)

Besos y abrazos

Julio G. Martín dijo...

Jajajajaja, muy bueno. Me encanta lo de la señora del jacuzzi, jajaja.
Gracias, he paado un buen ratillo.
Un abrazo

CARLOS dijo...

Julio..me he propuesto no escribir más de amor en un tiempo...ya verás como me dura poco el propósito...¡puñetero Arjona!

Un abrazo

Anónimo dijo...

Querido Carlos,

Es bastante cierto lo que detallas en tu escrito. Si bien, el día que yo comencé en el gimnasio tuve la suerte de ir con un entrenador personal. No obstante te diré que hasta pasados tres largos meses no di una clase de ciclo y esperé a que me indicasen que ya estaba preparada para entrar a la actividad. Valiente me parece sino un poco arriesgado que hayas tomado la iniciativa de entrar. Te aseguro que para quien no está habituado a esas clases a los 15 minutos te encuentras más bien exhausto y con ganas de salir. Te animo a que no decaigas en tu reciente ilusión que te brindará una mayor sensación de plenitud con tu propio cuerpo. Yo ahora no asisto al gimnasio, prefiero salir a correr todos los días un buen trecho al aire libre o hacer unas poquitas pesas y barra en casa. Te diré que como todo con mesura es muy pero que muy saludable. Enhorabuena por tu comienzo y dentro de no mucho tiempo espero ver resultados.
Por otro lado no desesperes, el físico aunque sea parte integrante e importante -digan lo que digan los que no quieren reconocer algo tan obvio y se centran en no sé qué del interior- es mucho más moldeable que nuestros propios temores y pensamientos. Suerte!!

Anónimo dijo...

Hace tiempo que dejé de ir al gimnasio. Obtener resultados, requiere un tiempo y un esfuerzo que no siempre podemos dedicar.
En cuanto a lo de 'cotejar' miembros viriles -apéndices es más apropiado- creo que es un acto reflejo. No seamos demasiado severos porque creo que, más que por competitividad, lo hacemos buscando alivio.
Un saludo.

CARLOS dijo...

Tengo unos anónimos de lo más educados últimamente...me mola..

Cari dijo...

Hola Carlos, también he pasado un buen rato leyéndote. Soy perezosa, lo único que me permito es ir a caminar y hacer gimnasia en esos aparatos puestos en el lugar donde voy, en el campo.
Por cierto, eso de "marujas"... :(
Un abrazo Carlos.