viernes, 2 de diciembre de 2011

LA SONRISA PERMANENTE

Mañana se celebra el día que recuerda la existencia de los discapacitados a la sociedad. Siempre pienso lo mismo, no me gusta que haya días para recordar lo que tenía que estar ya sabido, es una señal de ignorancia general y de inmadurez como país.
Pero bueno, ya que las cosas son como son, pongamos las cartas encima de la mesa.
La palabra discapacitado no significa inutilidad total, al revés, seguramente tengan más valía que muchas personas que todos conocemos y que médicamente están pletóricos. Estas personas están limitadas en algún aspecto concreto, lo que significa que tienen, por norma, más desarrolladas otra parte de ellos, es ciencia, no es palabrería.
En el caso más concreto que me ocupa , y a los que tengo un especial afecto, es a las personas, y más concretamente, a los niños con Síndrome de Down.
 El síndrome de Down (SD) es un trastorno genético causado por la presencia de una copia extra del cromosoma 21 (o una parte del mismo), en vez de los dos habituales (trisomía del par 21). Eso es todo: un cromosoma, en lo demás son iguales o superiores.
Tienen como consecuencia la perdida de atención y (como yo lo llamo) la inocencia eterna.
Nosotros que estamos viciados por el transcurso de una vida con zancadillas no sabremos lo que es valorarla hasta que veamos sin recelos y con envidia la mirada inocente y feliz de estos niños y nos dejemos contagiar por su vitalidad.
No me parece bien que se busque la normalización, ya que es algo que se debería dar por supuesta, pero seguramente si pensáramos menos en cosas triviales, en temas económicos, en que si nos devuelven las llamadas los pretendientes, y nos paráramos a pensar, y nos concediéramos una pausa para pasar tiempo admirando la ingenuidad revitalizante de unos de estos niños, seríamos mejor personas.
Propongo una cosa..tomadlo como terapia vuestra, no hacéis ningún favor, sed egoístas ...pasad tiempo con ellos y podreis ver como sentimientos en vosotros que creías extinguidos están ahí...¡permitiros el placer de sentir!

No quiero quedarme solo en el recuerdo para este tipo de discapacidad, también quiero tener en mente a los discapacitados físicos que tienen en las barreras arquitectónicas sus barreras a la normalidad plena..

Me permitiré dos recomendaciones más:

Primero, que vayáis al cine, y veáis 'Viene una chica', una historia de adolescentes interpretada por varios chicos con síndrome de Down...pasareis un buen rato y vereis que pedazos de actores son.

Segundo; visitad este facebook:

http://es-es.facebook.com/ponunasonrisaentuvida

Vereis unas camisetas muy chulas..leed la historia y comprad una..estas fechas son buenas para regalar alegría..a vuestros pequeños les encantará.

¡No os perdáis la posibilidad de tener una sonrisa permanente en vuestra vida!, ¡no seáis tan tontos!

8 comentarios:

Julio G. Martín dijo...

Gracias Carlos, creo que tienes mucha razón en lo que dices y tus propuestas son muy interesantes, de hecho pienso seguirlas.
Un abrazo.

Angels Om dijo...

Me quito el sombrero virtual. Me ha encantado esta entrada. Voy a compartirla.
Un saludo
Àngels.

areyourfantasy dijo...

una entrada maravillosa

un aplauso virtual muy efusivo

Susana

Carmen dijo...

Preciosa entrada. Muchas gracias!
Un abrazo,

CARLOS dijo...

Gracias a todos los que os guste esto..
Otro consejo..no leais más entradas de este blog...que pierde en seriedad y gana en divertimiento...mejor quedaros con buen sabor de boca..

Cari dijo...

Bonita entrada Carlos, como suelo decir conviene acordarse de todos los invisibles, que lo son muchas veces en nuestra sociedad, y mirarlos a los ojos.
Estas personas son muy especiales, esa es la verdad.
Un abrazo

Laura dijo...

Hay personas que darán siempre muchisimo mas de lo que puedan recibir. Los que padecen SD son unas de esas personas.
Una sonrisa suya, enterrando sus ojos limpios, una caricia de sus manos regordetas, es una de las maravillas que he podido disfrutar alguna vez.
Te felicito Carlos.

Anónimo dijo...

sin duda alguna este es el problema más importante de España ahora mismo...triste...